Cómo conviven bien perro y gato

En este articulo exploramos porque los perros que persiguen gatos, también pueden convertirse en sus mejores amigos.

 

Por qué los perros persiguen gatos

Dentro de la base instintiva del perro se encuentra la conducta innata de caza.

El perro como animal cazador tiene la capacidad de buscar, localizar y perseguir a sus presas.

El olor, tamaño y tendencia a la huida de los gatos, despierta fácilmente el instinto cazador de estos.

Cuando se trata del gato de la casa

Cuando un perro y encuentra un gato dentro de su casa, este instinto cazador se ve desplazado por otro de sus instintos.

En el peor de los casos actuará el instinto de defensa y el perro irá tras el gato nervioso por la invasión de su territorio.

Pero si hacemos las cosas bien, es relativamente factible que el instinto depredador de paso al instinto gregario del perro.

El perro destaca por su capacidad de establecer lazos de amistad con individuos de su especie o de otras especies diferentes a la suya. Esto los ha llevado a convertirse en grandes amigos de los humanos, pero también puede ocurrir otras especies, incluidos los gatos.

El perro ve al gato de caso como un miembro de la familia, y nunca lo perseguirá con intención de hacerle daño.

¿Entonces, puedo meter un perro en casa con un gato y todo irá bien?

No. Qué haya papeletas para que salga bien no quiere decir que siempre salga bien.

Los gatos son muy territoriales

Los gatos, son más solitarios y territoriales que los perros.

Sin embargo, conviven buen con otros animales, cuando el estado de bienestar y los recursos son abundantes. Esto ocurre, por ejemplo, alrededor de un contenedor de basura, donde los gatos forman auténticas colonias.

Algunos perros nunca podrán convivir con gatos

Existen casos extremos donde por espacio y tendencias naturales de presa y defensa fuertes por parte del perro, será muy complicado asumir la convivencia. Factores de estrés en el gato también podrían hacerla inviable.

Una buena presentación es la mitad

Las primeras experiencias son muy importantes, por lo que improvisar a la hora de presentar a tu perro y gato no es opción.

Pasos para asegurar el éxito

Preséntalos en la etapa de socialización: si los presentas en sus primeros meses de vida, estarás favoreciendo que se vean como especies amigas de forma natural.

Preséntalos a través del olfato: ambas especies tienen un sentido del olfato muy desarrollado, por lo que empezar a conectarles mediante el olor de uno y otro es un buen inicio. Esto además te permite observar el lenguaje corporal de ambos y lo que pueden estar sintiendo el uno por el otro.

Prepara el ambiente: a cada especie le gusta una cosa diferente. Mientras que los gatos son más de alturas, a tu perro le gustará más cobijarse bajo muebles para descansar. Dales espacios independientes y salidas fáciles para cuando decidan que no quieren interactuar

No tengas prisa: compartir momentos juntos de poco a poco, es mejor que dejar a la suerte la convivencia. Además, la supervisión en las primeras etapas es muy importante y es difícil que puedas estar 24 horas vigilando.

Pon orden y rutinas: si observas a tu perro y gato, verás como ambos son capaces de comunicarse y entenderse tanto entre ellos como contigo. No olvides que tú serás el “cabeza” de familia y deberás velar por una convivencia tranquila, con normas y rutinas que ellos puedan entender y aceptar ambas especies.

Asegura el acceso a los recursos: por ejemplo, los juguetes interactivos que se rellenan de comida son una alternativa maravillosa para que los animales se entretengan y concentren dejando de preocuparse por el resto. Compartir estos momentos de ocio mental es muy bueno para los perros y gatos. Pero has de cuidar que no se interfieran y cada uno tenga su espacio para estrujarse el coco con el juego.

Protege a tu gato al igual que a tu perro: aunque los gatos no suelen salir a la calle, si lo hacen los perros y también nosotros. Por eso es igual de importante que mantengas una prevención sanitaria y desparasites tanto interna como externamente a tu gato con los productos adecuados. Exactamente igual que haces con tu perro, pero con productos para gatos.

Perro y gato
Convivencia entre perro y gato

Los principales problemas que puedes encontrar durante la convivencia perro-gato y su solución

  • El perro se come la caca del gato: coloca un arenero inaccesible para el perro, o asegura la limpieza inmediata tras su uso. Los hay automáticos en el mercado.
  • El perro se come la comida del gato: a los gatos les encanta disponer de comida a todas horas, por eso de la abundancia. Sin embargo, si el cuenco está al alcance del durará lleno un segundo. La comida de gato tan rica en proteína cárnica, les encanta a los perros. Solución: coloca la comida en altura, donde solo llegue el gato. También puedes ordenar la ingesta de comidas del gato, sin dejarle el cuenco lleno a libre a disposición, así es como lo hacen con éxito mis compañeros de muy mascotas Carlos y Bea.
  • El gato incordia al perro: los gatos son cazadores y les gusta esconderse dar presa y también usar sus garras y dientes para divertirse. Solución: Asegúrate de cubrir estas necesidades en tu gato con juego suficiente y apropiado, de lo contrario buscará saciarlo como mejor le convenga, aunque sea molesto para el perro.
  • El perro estresa al gato: Esto suele ocurrir en perros jóvenes con una actividad insuficiente. Solución: aumenta el tiempo de ejercicio físico y mental de tu perro en el día a día para que se encuentre satisfecho.

Para terminar, espero que este artículo te de conocimientos para disfrutar de tu familia multiespecie.

Io Almagro

Io Almagro

Doctora en Biología. Se licenció en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid, y tras realizar un Máster en Biología de la Conservación por la Universidad Complutense de Madrid y otro Máster en Geología por la Universidad de Granada se doctoró en la Universidad de Granada dentro del programa de doctorado de Ciencias de la Tierra. Su tesis obtuvo la calificación máxima de sobresaliente cum laude y mención internacional. Apasionada por los perros desde los 5 años, Ío Almagro también es técnico en adiestramiento canino y colabora como experta en perros dentro del programa “Como el perro y el gato” retrasmitido por onda cero y melodía fm. Es colaboradora docente en los cursos de bienestar animal y social impartidos por la Universidad Nacional a Distancia (UNED), y tiene su propia consultoría sobre comportamiento canino losperrodealma.com donde ayuda a las personas a vivir más felices con sus perros.

Continúa leyendo