Cómo combatir los olores en casa cuando tienes mascotas

Tomando ciertas medidas higiénicas, el olor no será un problema en la convivencia con animales de compañía. ¡Haz la prueba!

Perro marrón en casa
Los perros, por norma general, desprenden un olor fuerte

Una de las principales preocupaciones de las personas que tienen mascota es que el olor de su hogar no delate que hay un peludo viviendo allí. Por muy meticulosos que nos volvamos, debemos entender algo: el olor de las mascotas es más fuerte que el nuestro.

Los perros, por norma general, desprenden un olor fuerte, aunque depende de la raza. En el caso de los gatos, no se trata de su olor corporal si no del olor de su orina lo que podría descubrir que allí vive un animal. Sin embargo, si se toman las medidas higiénicas necesarias, el mal olor no debe de suponer un problema a la hora de convivir con una mascota.

Aquí te dejamos algunas sugerencias y consejos.

Pregunta a alguien

De igual forma que nos acostumbramos al aroma de nuestro perfume y nos da la sensación que los demás no notarán que nos lo hemos puesto, con los malos olores pasa lo mismo. Por este motivo, una buena solución es preguntarle a alguien de confianza por el olor que desprende nuestra casa. Al estar viviendo allí nos acostumbramos a sus aromas y, en ocasiones, no somos conscientes de ellos, y más al de nuestras mascotas, con quienes convivimos las 24 horas del día.

El aliento de los peludos

El aliento de nuestra mascota es uno de los olores más fuertes que desprende. Además de ser muy importante para su salud, cuidar la boca de nuestra mascota es fundamental para evitar los olores no deseados. Crear una rutina de limpieza dental para tu mascota una vez a la semana ayudará a que su aliento no se convierta en un enemigo para la limpieza del hogar.

Cuida su alimentación

Una buena digestión empieza por una buena alimentación. Según la raza, actividad y la edad de la mascota su nutrición debe ser distinta. Por eso, debe adaptarse a cada etapa e ir cambiando según las necesidades del momento. Si las digestiones son buenas, los olores se reducirán.

Limpia sus enseres

De igual forma que limpiamos nuestras sábanas, nuestra ropa… Mantener limpio todo lo que tiene contacto con nuestro peludo, ya sean cosas del hogar como todos sus enseres (su camita, juguetes, etc.) ayudará a mantener la armonía en casa. Hay que tener en cuenta que son en esos objetos donde mayor número de bacterias, pelos y suciedad se acumulan y que, por tanto, son la fuente principal de los malos olores. También existen camas y colchones antibacterias, hechos con distintos géneros, que repelen la suciedad.

Desinfecta una vez a la semana

Sabemos que, por mucho que tengamos dos o tres colchones o camitas para él repartidos por casa, es inevitable que se apoderen de una alfombra, algún cojín o de todo el sofá. Por eso, debemos prestar especial atención a los sitios en los que habitualmente está nuestro peludo, para desinfectarlos con frecuencia y mantenerlos limpios. Los ambientadores, velas antiolor y los purificadores de aire serán buenos aliados para estos casos.

Ventila la casa

En invierno o en verano. Una de las claves para que nuestro hogar no guarde malos olores (ya sea por nuestra mascota o por otra causa) es abrir las ventanas para airearla. Con 10 minutos al día será suficiente. Renovará el aire y dará la sensación de limpieza.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable y me encantan los animales.

Continúa leyendo