Cómo ayudar a tu mascota a acostumbrarse al bebé

Deberás darle muchos mimos a tu mascota y tener mucha paciencia.

gato y bebé
iStock.

Si acabas de tener un bebé, es posible que a tu mascota le lleve un tiempo acostumbrarse. Deberás tener mucha paciencia y, sobre todo, darle muchos mimos para que se sienta igual de querido que siempre. ¡Seguro que con el tiempo se convierten en grandes amigos!

Permite que tu mascota olfatee las cosas del bebé

Si tu mascota está cerca de una manta o un juguete de tu bebé, es mejor que no lo ahuyentes. Las mascotas descubren su entorno gracias al olfato, por lo que dejarle oler los objetos del bebé le dará la oportunidad de aprender más sobre la persona que acaba de llegar a casa.

Mantén la distancia

Si tu mascota desconfía del bebé o muestra celos es mejor que mantengas la distancia de seguridad.

Además, tendrás que emplear un tono de voz bajo para que tanto tu bebé como tu mascota puedan relajarse y estar tranquilos.

Utiliza el sentido común

Si tu mascota está dormida, probablemente no querrá que la despierten. Por ello, debes tener en cuenta cuándo es el mejor momento para acercarse al animal. No dejes que el bebé toque a tu mascota todavía, pero déjale que observe al peludo.

Este método hará que el bebé se sienta cómodo con la mascota cerca, incluso cuando no hay interacción directa.

Deja pasar el tiempo

Deja que pasen las semanas y observa el comportamiento de ambos cuando están cerca el uno del otro. Con muchos mimos y paciencia, seguro que se convertirán en grandes amigos.

Si tu mascota sigue reaccionando de manera negativa, es mejor mantenerla alejada del bebé hasta que se sienta completamente cómoda y lista.

Además, es importante que el ambiente sea tranquilo en todo momento, para así poder fomentar la interacción y el tiempo de juego.

gato y niño
Istock.

Haz que interactúen

Si tu bebe y tu mascota ya se sienten cómodos estando en la misma estancia, deberías hacer que interactúen. Deja que tu perro o tu gato olfatee al bebé y que el bebé lo acaricie con delicadeza.

Fíjate en las reacciones que tiene el bebé y en sus expresiones faciales para ver si está disfrutando, especialmente si la mascota comienza a lamer los pies o las manos de tu bebé.

Rocío

Rocío Sánchez Montilla

Periodista freelance. Más malagueña que desayunar pitufos o ponerle nombre a los cafés. Escribo sobre ciencia, naturaleza o mundo animal cuando mi gata no está encima del teclado.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo