Así sueña tu gato…

Que los gatos son unos dormilones lo sabemos todos. Pero, ¿sabes si sueñan?

 

Los gatos duermen una media de 14-16 horas al día. Esta media varía en función de la edad del gato y su estado de salud. Por ejemplo, un gato cachorro duerme más horas que un adulto joven.

Las horas de sueño sirven al cuerpo para realizar sus tareas de reparación después de un largo día de carreras, saltos e intentos de cazar. Cuando son cachorros, estas tareas de reparación y crecimiento son más extensas, y este es el motivo por lo que los gatitos necesitan dormir muchas más horas.

¿Cómo es el sueño de los gatos?

Muchos investigadores han estudiado el sueño de los gatos como modelo para el sueño en personas. De hecho, uno de los mayores investigadores en este ámbito, W. Dement, determinó la fase REM (Rapid Eye Movement) en estos animales.

El sueño en las personas, y en muchos mamíferos, incluyendo el gato, se divide en diferentes fases. El cerebro funciona con ondas eléctricas. La actividad eléctrica de estas ondas nos van a determinar si estamos en estado de vigilia o de sueño.

Estas fases se dividen en:

  • Fase no REM o de sueño profundo. En esta fase, como su propio nombre indica, no hay movimientos de los ojos. Se trata de la fase del sueño reparador y profundo. En general, a su vez, se dividen en 4 fases por las que se va pasando y se va profundizando el sueño.
    En la primera fase están medio dormidos, medio despiertos. Debemos recordar que los gatos son cazadores, pero también pueden sufrir ataques, por lo que deben estar alertas. Por ese motivo, hay momentos en los que parece que están dormidos, pero realmente están atentos a todo lo que ocurre a su alrededor, para poder reaccionar rápidamente.
    En la última parte de esta fase no REM el sueño es tan profundo que despertar a un gato en este momento es bastante complicado. Esto es así, precisamente por ser las fases más reparadoras de todas. La frecuencia cardiaca, la presión, la funcionalidad renal disminuyen para lograr un efecto reparador en el cuerpo.
  • Fase REM (Rapid eye movement). Como su nombre indica, en esta fase se observan movimientos muy rápidos de los ojos. El cuerpo está relajado, mientras que el cerebro tiene una actividad intensa. Así que sí, es en esta fase en la que sueñan nuestros gatos.
    Puede que hayas visto en algún momento, mientras están dormidos plácidamente a tu lado, que empiezan a mover las patitas o que incluso hacen algún ruidito. Es en ese momento en el que su cerebro está completamente activo como si estuviera en estado de vigilia, mientras que el cuerpo está totalmente relajado.

¿Qué sueñan los gatos mientras duermen?

Es una muy buena pregunta, y que nos encantaría a todos conocer, igual que nos encantaría saber qué piensan, exactamente, cuando nos miran.

Se han realizado diferentes estudios para determinar la electricidad de las ondas cerebrales, y ver las fases por las que va pasando a lo largo del sueño, pero nada nos ha podido decir qué sueña nuestro gato.

Si lo adaptamos de nuestros propios sueños, podemos imaginar que tendrán sueños relacionados con su día a día como podemos tener los humanos. Cazando una mosca que acaba de entrar en la habitación, saboreando su latita favorita, disfrutando de los mimos y caricias de sus humanos.

Aunque también pueden tener, como nosotros, pesadillas. Esto no quiere decir que si vemos a nuestro gato moviéndose mientras duerme, demos por sentado que está teniendo una pesadilla y vayamos a despertarle. Probablemente, como nos ocurre a nosotros, muchos de estos sueños no sean conscientes cuando despierten, así que dejaremos que ese momento pase para ellos.

De hecho, si le despertamos en un momento de sueño profundo, pueden despertarse desorientados y desubicados.

¿Qué significan las posturas de mi gato al dormir?

La postura de dormir de nuestro gato también tiene mucho que decir a la hora de soñar y de recuperación mientras duermen.

Por un lado, en función de la temperatura ambiente, veremos a nuestros gatos más o menos estirados. El calor y el frío pueden hacer que sean capaces de descansar mejor o peor, por lo que buscarán siempre la mayor comodidad y confort para ellos.

En verano, se estiran a lo largo para sentir menos calor, incluso buscando zonas de la casa más fresquitas. Mientras que en invierno se van enroscando, haciéndose un ovillo para mantener la temperatura corporal lo más alto posible. En el resto de las épocas irán pasando por posturas intermedias para su comodidad.

Como vemos, buscan la mayor comodidad a la hora de dormir. Esto incluye colocarse con la tripa hacia arriba, siendo esta una de las posturas que indican mayor relajación y seguridad a la hora de compartir el espacio con otros animales o personas.

¡Eso sí! No debemos pensar que en ese momento nos está ofreciendo su tripa para acariciarla. A los gatos no les gusta que les toquemos esa zona. Así que si vemos que se coloca así, disfrútalo porque significa que está a gusto a tu lado.

Referencias:

Orem, J., Netick, A., & Dement, W. C. (1977). Breathing during sleep and wakefulness in the cat. Respiration physiology, 30(3), 265-289.

Ana Anglada

Ana Anglada

Veterinaria clínica y empresaria en Anaga Centro Veterinario desde 2007. Consultora de gestión y marketing para clínicas veterinarias. Certificada europea en Medicina Felina por la ESVPS. Diplomada “con distinción” en Advanced Certificate in Feline Behaviour. Miembro de GEMFE y de la ISFM. (International Society of Feline Medicine). Miembro del comité científico de AMVAC. Tesorera de AMVAC. Consultora Digital Certificada. Business Marketing Strategist avalada por Florida Global University. Copywriter certificada por la Escuela de Copywriting de Maïder Tomasena avalada por Florida Global University. Mentora de Veterinarios y creadora del Instituto Felino donde imparte formación a veterinarios. Conferencista internacional habiendo formado a más de 1000 veterinarios en España y Latinoamérica. Docente del posgrado de Gestión y Marketing para Veterinarios de Vetesweb. Autora de artículos científicos y de gestión, y colaboradora del libro “Manual práctico para la gestión de centros veterinarios” Autora del libro “Del offline al online. Cómo digitalizar mi clínica veterinaria” 2021 Multimédica Ediciones Veterinarias. Creadora del podcast Business Veterinario. Colaboradora del programa de radio “Como el perro y el gato” de Onda Cero. Creadora del Método SlowVet.

Continúa leyendo