Así puedes adoptar un perro policía jubilado

¿Sabías que puedes dar hogar a los perros que han trabajado junto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuando son jubilados?

 

Losperros policíadedican una media de 8 años a ofrecer un servicio a la sociedad impagable. Trabajo que solo ellos, con un entrenamiento adecuado, pueden realizar gracias a sus maravillosas cualidades: son capaces de detectar mediante sus súper desarrollados sentidos sustancias como drogas, dinero, el rastro de una persona, explosivos, restos biológicos… en los lugares más increíbles que puedas imaginar ¡hasta los hay entrenados para encontrar cadáveres bajo el agua!

Sin lugar a duda, nuestro mundo es más seguro gracias estos héroes caninos. Son un pilar fundamental en la lucha del tráfico de estupefacientes, especies y dinero negro, encuentran a supervivientes bajo los escombros cuando sucede una catástrofe, buscan a personas desaparecidas, reducen a delincuentes… Gracias a ellos, se han resuelto muchos homicidios, se han detenido organizaciones criminales o se han evitado ataques terroristas.

Pero, a pesar de dar su vida por nosotros, su jubilación no está garantizada por el Estado. En muchos casos, el propio guía canino decide dar un hogar a su fiel compañero cuando acaba sus años de actividad, pero no siempre es posible.

Gracias a algunas asociaciones, gestionan una jubilación digna a estos perros. También a aquellos que han sido descartados tras el adiestramiento. Sus integrantes son, en muchos casos, miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que saben escoger las mejores familias teniendo en cuenta el carácter del animal y del tipo de trabajo que ha realizado.

 

Perro policía
Perro policía
  1. ¿Están todos los miembros de la unidad familiar de acuerdo? 
    Sea un perro policía o comprado. O un gato adoptado. O un hámster que te haya regalado un amigo. Sea uno u otro, estamos incorporando un SER VIVO a nuestro hogar, que va a compartir espacio y tiempo con TODOS lo que allí vivan.

    Por eso lo primero es que todos los convivientes estén de acuerdo en compartir sus vidas con un perro. Y no es cuestión de convencer o “prometer” al que no quiere de que tú te vas a encargar de pasearle, de limpiar o de pagar sus gastos cuando se ponga enfermo…
  1. ¿Has meditado lo que supone incorporar un perro a la familia?
    Una vez que confirmemos que toda la familia está en armonía con la adopción, debemos considerar si podemos proveer todas las necesidades al animal: tiempo, espacio, gasto en alimentación, cuidados veterinarios básicos y posibles emergencias… Que variará dependiendo de la especie, tamaño, sexo e incluso raza del animal.
  1. Busca una entidad especializada
    Estos perros son muy especiales. Han sido entrenados PROFESIONALMENTE para desarrollar un tipo de trabajo concreto. Por eso es muy importante que, las personas que gestionen las adopciones, conozcan de primera mano (gracias a sus guías) el trabajo que ha desempeñado, qué tipo de actividad tiene, su carácter, si ha tenido lesiones o enfermedades…

    Elegir una familia ideal para estos “agentes peludos”, que lo han dado todo por la sociedad, que le dé continuidad al cariño y cuidados que le ha dado su guía hasta ese momento.

    Héroes de 4 patas y Adopta K9 son dos asociaciones que gestionan las adopciones de los perros policía jubilados.
  1. Inicia el proceso de adopción
    Adoptar a uno de estos “polis caninos” suele tratarse de un proceso largo. En primer lugar, deberás rellenar un cuestionario que será revisado por los miembros de la entidad de protección, junto con el guía canino.

    Si los has cumplimentado para un perro en concreto, se analizará si tu perfil es el adecuado para ese animal. Si encajaras mejor con otro, te informarán de cuál es el más adecuado para ti. Y, si no se encontrara ninguno que se ajuste a tu perfil, se te mantendrá a la espera para ponerse en contacto contigo cuando surja tu “compañero ideal”. 

    Tras esta primera “toma de contacto”, la asociación concertará una visita (o varias) para conocer a su futura familia y el entorno EN PERSONA.

    Si, tras todos estos trámites, sigues siendo considerado como adecuado para tener al perro, la adopción se formalizará mediante la firma de un contrato.

    Además, tras la adopción, se realizarán seguimientos tanto vía telefónica o digital como presenciales para comprobar que el animal se encuentra en perfectas condiciones y que la adaptación a su nueva familia es todo un éxito.
Beatriz Ramos

Beatriz Ramos

Especialista en comunicación digital del sector del animal de compañía, veterinaria y One- Health. Es productora y realizadora de ''Como el Perro y el Gato'' de Onda Cero. También es directora del podcast ''No Solo Perros y Gatos''. Además, es gerente de la Fundación Mascoteros. ATV y co-propietaria de Centros Veterinarios Mascoteros.

Continúa leyendo