3 consejos para ayudar a las tortugas marinas desde casa

Existen siete especies de tortugas marinas, seis de ellas están en peligro de extinción. Con algunos hábitos de nuestro día a día, podemos colaborar a frenar su desaparición.

 

Las tortugas marinas es uno de los seres vivos en mayor peligro del mundo animal. Cada 16 de junio se celebra el Día Mundial de las Tortugas Marinas, con el que se pretende concienciar a la sociedad de su inminente riesgo de desaparición si no velamos por la supervivencia de sus especies.

De las siete especies de tortugas marinas existentes, seis de ellas están catalogadas como amenazadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Solo se libra la tortuga Prieta (Chelonia agassizii).

Tres de ellas están declaradas como vulnerables (riesgo a medio plazo): la tortuga Caguama o Boba (Caretta caretta), la tortuga Golfina (Lepidochelys olivacea) y la tortuga Laúd (Dermochelys coriacea). En peligro (riesgo alto en un futuro cercano) se encuentra la tortuga Verde (Chelonia mydas) y, las más amenazadas, en peligro de extinción (riesgo alto en un futuro cercano) encontramos a dos especies: la tortuga Carey del Pacífico (Eretmochelys imbricata), la tortuga Lora o Kempi (Lepidochelys kempii).

La desaparición de cualquier especie conlleva graves riesgos para los ecosistemas que nos afectarán. Las tortugas marinas se alimentan de esponjas marinas, controlando así que no se reproduzcan descontroladamente sobre los arrecifes de coral y causando su muerte. Otra de sus fuentes nutritivas son las  medusas, cuyo descontrol provocaría la reducción de la población de peces, o el lecho marino, lo que promueve la salud del fondo marino (lugar de cría, alimento y hogar de otros animales).

Hay diversos motivos por los que la conservación de estas especies está amenazada: la contaminación de los océanos, el cambio climático, las redes de pesca y la pesca furtiva. Todos y cada uno de nosotros, aunque vivamos lejos de la costa, podemos y debemos ayudar a preservar estos animales. Y no solo aquellos que tenemos desarrollada una biofilia exacerbada.

Tortuga marina
Tortuga marina

1. Reduce, reutiliza y recicla

Tan solo el 9% del plástico producido hasta la actualidad, ha sido reciclado, el 12% ha sido incinerado y el 79% ha terminado en el medio ambiente o vertederos, que a su vez también pueden acabar en el mar.

Las tres “erres” que son clave para la conservación de nuestro planeta. Y, sobre todo, aplicadas en ese orden.

El 52% de las tortugas marinas, tienen plásticos en su sistema digestivo. Como hemos contado anteriormente, algunas especies de tortugas se alimentan de medusas y una bolsa de plástico flotando en el agua, se parece mucho a una de ellas.

El 22% de las tortugas que han ingerido plástico, mueren por la rotura de órganos internos u obstrucciones intestinales. Y, aunque lleguen a sobrevivir, la existencia de plástico en su digestivo puede variar su flotabilidad, lo que influye negativamente en su desarrollo y reproducción.

Pero no solo se trata de evitar la generación insostenible de residuos que generamos para así tener mares y océanos más limpios, también debemos pensar que la producción de los plásticos genera emisiones de efecto invernadero. Esto conlleva diversos riesgos para las tortugas:

  • La pérdida de hábitats una meteorología más violenta (huracanes, tormentas…) y la subida del nivel del mar.
  • El descenso de machos reproductores: el sexo de la crías de tortuga, depende del calor de la arena donde estén los huevos. A partir de cierta temperatura, todas las crías salen hembras. Ya hay especies, como la tortuga verde, en el que el 99% nacen féminas.

2. Denuncia la compra/venta de sus artículos

Otra de las grandes amenazas de las tortugas marinas, es la pesca ilegal. A pesar de que el comercio de sus productos está prohibidos en la mayoría de los países, muchas tortugas siguen siendo capturadas por su carne, piel y caparazones. Pero también existe un mercado ilícito de sus huevos, que son robados de las playas, lo que sesga brutalmente el nacimiento de crías (tan solo un pequeñísimo porcentaje de huevos consiguen sobrevivir).

Si ves en cualquier tienda o un anuncio en internet en el que se vende algún artículo hecho con estos excepcionales reptiles, informa a las autoridades medioambientales.

3. Divulga

Cuéntale a tus familiares y amigos la situación de las tortugas marinas ¡o compártelo en tus redes sociales! Es un tema que nos afecta a todos, ya que su desaparición no solo se limita a la muerte y sufrimiento de estos animales, desencadenará efectos negativos en el medio ambiente, otros animales y personas.

Beatriz Ramos

Beatriz Ramos

Especialista en comunicación digital del sector del animal de compañía, veterinaria y One- Health. Es productora y realizadora de ''Como el Perro y el Gato'' de Onda Cero. También es directora del podcast ''No Solo Perros y Gatos''. Además, es gerente de la Fundación Mascoteros. ATV y co-propietaria de Centros Veterinarios Mascoteros.

Continúa leyendo