10 enfermedades graves que puede tener tu cobaya

Las cobayas son animales que se han ganado el amor y el cariño de muchos hogares españoles, colocándose en el top ten del ranking de las mascotas.

 

La gente asocia estos animales con los niños, pero en realidad son mascotas altamente estresables, lo que les hacen vulnerables a un montón de enfermedades.

Son animales herbívoros y además son animales presa, dos características totalmente diferentes a lo que estamos acostumbrados con las mascotas más conocidas como el perro y el gato, que son carnívoros y depredadores.

Esto quiere decir que ni la dieta, ni el sistema digestivo, ni la comunicación, ni los requisitos de alojamiento se parecen en nada a lo que conocíamos anteriormente.

Por eso queremos que hoy conozcas qué enfermedades graves puedes encontrarte para que acudas a tu veterinario especializado lo antes posible.

Los primeros síntomas que vamos a encontrar en nuestras cobayas y que pueden indicar signo de cualquier enfermedad van a ser:

  • La anorexia: quiere decir que el animal no quiere comer y que ha perdido el apetito.
  • La constipación: que el animal no quiere defecar.

Estos 2 síntomas son por lo que acuden a consulta el 90% de las cobayas. De todas maneras, si tu animal muestra algunos de estos otros signos de enfermedad, es recomendable que acudas pronto a tu veterinario:

  • Sangre en la orina
  • Diarrea
  • Dificultad para respirar
  • Estornudos y mocos
  • Postura encorvada y cansancio
  • Ronchas y picores
  • Hinchazón
  • Pelo áspero
  • Ojos apagados
  • Cojera

No obstante, te explicamos cuáles son las 10 enfermedades más graves de las cobayas, para que sepas la importancia de cuidar bien a nuestros pequeños roedores.

Cobaya
Es importante cuidar bien a nuestros pequeños roedores.

1# Disbiosis intestinal

Como es comentado anteriormente estos animales son herbívoros folívoros. Eso quiere decir que se alimentan a base de plantas y hojas. Esto es muy importante, ya que a veces introducimos en la dieta otros componentes totalmente dañinos que nos van a alterar la flora intestinal llegando a producir una disbiosis.

Los animales herbívoros para poder digerir la celulosa de la ingesta tienen unas bacterias asociadas en el intestino (normalmente Lactobacillus spp). Cuando en la dieta se incorporan hidratos de carbono (pan, cereales, fruta, semillas) empiezan a crecer los niveles de levaduras (Cyniclomyces guttulatus anteriormente llamada Saccharomycopsis guttulata) que van a producir aire en su fermentación.

Nuestras mascotas van a tener mucho aire en el tracto intestinal, provocando mucho dolor, incluso la muerte.

Esto puede ser un proceso primario causado por la dieta o por medicamentos mal utilizados o secundario debido a otra patología que el veterinario tendrá que diagnosticar.

2# Abscesos y maloclusión dental

Los abscesos son una inflamación del tejido corporal que se caracteriza por su hinchazón y acumulación de pus.

Estos pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo siempre que haya una infección. Pero en la zona mandibular suele ser la predilecta.

Una de las razones por las que pueden aparecer es la mala alineación de los dientes, de forma genética o producida por un golpe. Es decir, sus dientes que cada vez son más grandes, no se usan de la forma correcta porque no están alineados.

Debemos recordar que los dientes de estos animales nunca paran de crecer y que ellos mismos van desgastando con el choque entre ellos con la ingesta de heno. Si están mal alineados no se va a producir el desgaste por lo que tu veterinario deberá limar el crecimiento excesivo del diente.

3# Problemas urinarios

Dado que los roedores excretan el calcio por la orina, estos animales pueden desarrollar cálculos urinarios en la vejiga o en el riñón. Estos cálculos o piedras pueden alojarse en el uréter o en la uretra, formando una obstrucción que podría poner en peligro la vida del animal.

Los signos más notorios cuando tu cobaya tiene este problema son: sangre en la orina, anorexia, postura encorvada y esfuerzo para orinar.

Este tipo de problemas se diagnostica con un análisis completo en la clínica y dependiendo del caso, muchos deberán tratarse con antibióticos e incluso algunos es conveniente intervenirlos quirúrgicamente.

4# Pododermatitis

Es otra enfermedad común en las cobayas. Suelen padecerla animales con sobrepeso que se encuentran en jaulas con fondos de alambre o jaulas sucias que desgastan los pies.

Esto podría convertirse en una infección crónica que puede causar cojera y fuertes molestias.

Pododermatitis
Pododermatitis

5# Resfriado y pulmonía

La falta de vitamina C hace que estos conejillos de indias sean más propensos a los resfriados y que puedan, incluso, sufrir una neumonía.

Algunos signos de infecciones respiratorias son los estornudos, la secreción ocular y la nasal.

6# La diarrea y el estreñimiento

Como hemos comentado, estás mascotas son lo más parecido a unas vacas en miniatura. Su sistema digestivo es una gran mancomunidad de distintas bacterias y levaduras viviendo en simbiosis.

La diarrea puede provocarse por algún desajuste  bacteriano de su flora intestinal, pero también puede estar provocado por virus o parásitos internos. El síntoma más obvio son las heces líquidas.

7# Parásitos internos

El coccidio Eimeria caviae, el protozoo Balantidium y los gusanos intestinales como Paraspidodera uncinata son los parásitos internos más comunes en las cobayas.

Los síntomas de estas enfermedades se ven reflejados en su hinchazón del vientre, gusanos en las heces o un aspecto áspero en su capa de pelo.

Solo un veterinario especialista puede diagnosticar el parásito y poner un tratamiento.

8# Parásitos externos

Entre los parásitos externos que encontramos en las cobayas están las pulgas, los piojos, los ácaros o las moscas.

  • Pulgas: Estas dejan residuos de color marrón y negra.
  • Piojos: Provocan picor.
  • Ácaros: Producen descamación y originan costras.
  • Hongos: Como la tiña.
  • Moscas: Pueden dejar sus huevos en su trasero, originando larvas, que pueden introducirse en la piel del animal, y gusanos.

9# Obesidad

Lo recomendable es que tu conejillo de indias pese entre un kilo y kilo y medio.

Si supera este peso, deberías evitar algunos alimentos y seguir las indicaciones de un especialista para que tu mascota no sufra sobrepeso y esté completamente sana.

10# Falta de vitamina C

Las cobayas, los murciélagos y los simios son los únicos animales que no sintetizan la vitamina c. Eso quiere decir que tienen que ingerirla con la dieta.

Aquí es donde se mezcla la ciencia con las leyendas populares. “Como la cobaya no sintetiza vitamina c, la atiborro a pimiento y fruta”. Esto es completamente erróneo y contraproducente.

Las cobayas sacan la vitamina c de las hojas que ingieren como los berros, (altos en vitamina c) y, además, de los buenos piensos que ya la llevan incorporada.

La falta de esta vitamina puede provocar sangrado en las encías, dolor en las articulaciones y falta de apetito.

Aunque estas son las enfermedades más típicas, puede haber muchas más. Pero lo importante es que detectes cualquier signo y lleves a tu cobaya al veterinario cuanto antes para hacerle una revisión.

5# Resfriado y pulmonía

La falta de vitamina C hace que estos conejillos de indias sean más propensos a los resfriados y que puedan, incluso, sufrir una neumonía.

Algunos signos de infecciones respiratorias son los estornudos, la secreción ocular y la nasal.

6# La diarrea y el estreñimiento

Como hemos comentado, estás mascotas son lo más parecido a unas vacas en miniatura. Su sistema digestivo es una gran mancomunidad de distintas bacterias y levaduras viviendo en simbiosis.

La diarrea puede provocarse por algún desajuste  bacteriano de su flora intestinal, pero también puede estar provocado por virus o parásitos internos. El síntoma más obvio son las heces líquidas.

7# Parásitos internos

El coccidio Eimeria caviae, el protozoo Balantidium y los gusanos intestinales como Paraspidodera uncinata son los parásitos internos más comunes en las cobayas.

Los síntomas de estas enfermedades se ven reflejados en su hinchazón del vientre, gusanos en las heces o un aspecto áspero en su capa de pelo.

Solo un veterinario especialista puede diagnosticar el parásito y poner un tratamiento.

8# Parásitos externos

Entre los parásitos externos que encontramos en las cobayas están las pulgas, los piojos, los ácaros o las moscas.

  • Pulgas: Estas dejan residuos de color marrón y negra.
  • Piojos: Provocan picor.
  • Ácaros: Producen descamación y originan costras.
  • Hongos: Como la tiña.
  • Moscas: Pueden dejar sus huevos en su trasero, originando larvas, que pueden introducirse en la piel del animal, y gusanos.

9# Obesidad

Lo recomendable es que tu conejillo de indias pese entre un kilo y kilo y medio.

Si supera este peso, deberías evitar algunos alimentos y seguir las indicaciones de un especialista para que tu mascota no sufra sobrepeso y esté completamente sana.

10# Falta de vitamina C

Las cobayas, los murciélagos y los simios son los únicos animales que no sintetizan la vitamina c. Eso quiere decir que tienen que ingerirla con la dieta.

Aquí es donde se mezcla la ciencia con las leyendas populares. “Como la cobaya no sintetiza vitamina c, la atiborro a pimiento y fruta”. Esto es completamente erróneo y contraproducente.

Las cobayas sacan la vitamina c de las hojas que ingieren como los berros, (altos en vitamina c) y, además, de los buenos piensos que ya la llevan incorporada.

La falta de esta vitamina puede provocar sangrado en las encías, dolor en las articulaciones y falta de apetito.

Aunque estas son las enfermedades más típicas, puede haber muchas más. Pero lo importante es que detectes cualquier signo y lleves a tu cobaya al veterinario cuanto antes para hacerle una revisión.

 

Javier Fernández

Javier Fernández (Animales Exóticos 24H)

Licenciado en veterinaria por la universidad Complutense de Madrid, con un postgrad en "General Practitioner Certificate in Exotic Animal Practice" por la European School of Veterinary Postgraduate Studies y un Master avanzado en Medicina y cirugía de animales exóticos. Es miembro del GMCAE (Grupo de Medicina y Cirugía de Animales exóticos) y de Association of Exotic Mammal Veterinarians (AEMV). Es parte del comité científico de la Asociación Madrileña de pequeños animales (AMVAC) y colaborador honorífico de la Universidad Complutense. Desde el 2016 es codirector del Hospital Animales exóticos 24h encargado de la parte de pequeños mamíferos. Es autor de varios artículos de veterinaria y ha impartido diversas ponencias en congresos nacionales e internacionales. Ha hecho diversas estancias pasando por diversos sitios reconocidos como el Oceanografic de Valencia, Zoo- Aquarium de Madrid, Faunia. La estancia que mas le marcó fue en el Cape Wildlife Center en EEUU en el 2013 donde se dedicaba a recuperar animales salvajes de la fauna norteamericana. En el 2016 se decide junto con su socio Pablo Casar a montar el Primer hospital veterinario de Animales exóticos que coordinan juntos desde entonces.

Continúa leyendo