Muy Interesante

15 consejos para caerle bien a un gato

Las claves están en ignorarle, dejar que él se acerque a ti, tomártelo con calma e incluso despertar su instinto cazador por medio del juego.

Es una obviedad pero los gatos no son perros. Su forma de ser no es ni parecida y tampoco acumulan los mismos años de domesticación, condición definitoria en la relación con los humanos. El autor de The Inner Life of Cats, Tom McNamee, afirma que los humanos hemos convivido con cánidos durante 100000 años mientras que los felinos llevan 5000 años a nuestro lado, primero como aliados aniquilando ratones en los graneros a cambio de comida y techo y luego como mascotas. Por tanto, no podemos esperar que estos últimos sean como perros, que hasta sin conocernos se lancen a nuestros brazos (ojo que hay perros que tampoco lo hacen).
Sin embargo, hay algunas pautas que podemos seguir si vamos a ir a casa de alguien que tiene gato, no lo conocemos y nos gustaría que tuviera una buena impresión de nosotros. Como primera regla y aunque te parezca extraña, ignórale. Sí, sí, como lo lees. La razón es que los amantes de los gatos en cuanto conocen a un minino lo miran fijamente, se dirigen directamente a él, intentan por todos los medios acariciarle… Vamos, hacen todo lo que un gato odia que le hagan si no se le conoce. Por eso, muy frecuentemente en una casa con invitados desconocidos el gato prefiere acercarse a aquellos que no reparan en él, que lo ignoran o incluso que no pueden tocarle por ser alérgicos. Estos invitados no hacen aspavientos, no ponen vocecitas, no son pesados ni se empeñan en tocarle. ¡Premio!
Otra idea que puedes probar si vas a conocer a la mascota de tu amigo es pedirle el típico juguete que tienen todos los gatos: la cañita de pescar. A ver lo que aguanta el gato sin lanzarse al juego cuando empieces a mover la caña bajo su atenta mirada. Es su instinto cazador, que sale a relucir a la mínima de cambio.
Estas son solo dos ideas para presentarte a un gato desconocido y que le caigas bien. ¿Te gustaría conocer más técnicas de acercamiento amable al gato? No te pierdas la galería de fotos que hemos preparado para ti a continuación y una cosa muy importante: ármate de paciencia, un gato no es un perro.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking