Muy Interesante

¿Qué debe y no debe comer un mini pig?

¿Qué alimentos son los adecuados? ¿Cuál es su tipo de dieta? Te contamos cómo es su alimentación.

En el mundo hay hasta catorce razas de estos animales, producto del cruce de varias variedades de porcinos más pequeños. Debemos tener en cuenta que los mini pig son unos animales muy distintos a las mascotas que estamos acostumbrados y por ello tienen unos cuidados singulares, una serie de pautas especiales y consideraciones diferentes a otras mascotas: no son un perro ni son un gato. Es un animal con sus propios rasgos, necesidades y carácter y si te decides a tener uno, debes informarte bien sobre ellos y no decidir tener uno por pura impulsividad.
Su clasificación depende de muchos factores: talla adulta, rasgos físicos, país de procedencia… Es muy importante que se tenga en cuenta que no se puede estimar ciertamente un tamaño y peso concreto en este tipo de cerdos ya que cada espécimen y cada raza adopta un tamaño y un peso particular, pero, lo que se tiene por seguro, es que no se quedan tan pequeños como los típicos tan adorables que solemos ver en vídeos y fotos. Así que “mini”, exactamente “mini”, no lo son toda la vida, únicamente en una fase de esta.
Al no tener un estándar real de raza es difícil exactamente hacer un patrón de su tamaño según su clase. En cualquier caso se considera a un cerdo un mini pig cuando, en su fase adulta no ha superado los 65 kg de peso (teniendo en cuenta que un cerdo común puede superar los 200 kg). El animal que se suele adquirir suele ser un lechón cuya fase de desarrollo no ha concluido y, lógicamente, aumentará considerablemente su tamaño. Por ello, su alimentación no es la misma que la de otros animales domésticos a los que estamos acostumbrados.
Estos animales deben llevar una alimentación muy controlada y medida ya que uno de sus grandes problemas que, puede acarrearles mayor cantidad de enfermedades en un futuro, es la propensión a engordar, ya que su manera de comer es muy impulsiva y son casi imposibles de saciar. Por este motivo, hay que acostumbrarlos a ciertos alimentos y patrones de comida muy marcados. Como toda especie, la alimentación dependerá mucho de su edad, sexo y actividad física pero, sea como sea, hay que facilitarle una alimentación ponderada que se adapte al animal.
A continuación, te contamos cómo es su dieta y qué consideraciones se deben tener en su alimentación.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking