Muy Interesante

Más genes para el nuevo labradoodle

Se llama australian cobberdog y es mucho más que un perro híbrido entre labrador y caniche.

Más genes para el nuevo labradoodle (Io Almagro)

El labradoodle es una mezcla entre un perro de la raza labrador y otro perro de raza caniche. El labradoodle es una de las razas más nuevas hasta el momento. Aunque en realidad no llegó a constituirse legalmente como raza reconocida. Para que una raza sea reconocida oficialmente además de conocerse su árbol genealógico, también llamado pedigree, deben conservarse los caracteres estándar de la raza de una forma predecible y consistente. Estos estándares no solo están relacionados con la apariencia física o morfología, sino también con el temperamento y la salud. Se debe asegurar que la línea genética de cría no presente enfermedades heredables, que puedan dar lugar a individuos con problemas de salud o comportamiento.

¿Por qué se creó el labradoodle?

Los primeros labradoodles o labraniches aparecieron en los años 80. Las motivaciones para hibridar caniches y labradores a fin de diseñar una raza nueva fueron:
  • Reducir las alergias que provocan algunas razas de perros en los humanos
  • Mejorar la capacidad de entrenamiento de los caniches para poder convertirse por ejemplo en perros guía.

Los peligros de la cría de diseño

La cría de diseño, consiste en cruzar dos perros de raza puras para crear una perro que aúna características concretas de ambas. Es una tendencia popular en la actualidad y a los cruces resultantes se los conoce como perros de diseño. Sin embargo, está técnica, tan poco elaborada, pueden resultar en diferentes problemas:
  • Inconsistencia morfológica y comportamental: los cruces originarán individuos con características muy variables y que no siguen, necesariamente, las tendencias para definir una raza. El labradoodle no llegó a reconocerse como raza, porque las crías no conservaban características uniformes. Por ejemplo, no todas presentan mantos hipoalergénicos.
  • Enfermedades congénitas: al buscar la selección de ciertas características fenotípicas, se suele partir de poblaciones con muy poca variabilidad genética y así es como aparecen fácilmente las enfermedades congénitas. Para evitar esto es necesario seguir un programa de cría que evite la consanguinidad y esto requiere unos conocimientos mínimos de genética.
Enfermedades de los labradoodles:
  • Displasia y debilidad en las extremidades.
  • La enfermedad de Addison o hipoadrenocorticismo: enfermedad endocrina producida por la falta de hormonas secretadas en las glándulas adrenales.
Labradoodle

¿Cómo se para del labradoodle al australian cobberdog?

El creador del labradoodle Wally Conron, reconoció el desastre ocasionado cuando algunas personas se pusieron a hibridar labradores y caniches sin mayor consideración.
El mismo declaró que había destapado la caja de pandora y creado a un monstruo de Frankenstein en forma de perro.
Entonces, un grupo de criadores, decidió tomar el relevo y mejorar las cosas.

Los primeros labradoodles se llamaban Rutland y Tegan

A partir de estos dos fundadores, se empezó a añadir cierta carga genética a los labradoodles.
Esto se hace añadiendo a la línea genética sementales de otras razas, para que aporten nuevos genes, disminuyendo la consanguinidad y aumentando la variabilidad genética. Lo que se traduce en más salud y menos enfermedades hereditarias.
Así es como en 2012 aparece el nuevo labradoodle, el australian cobberdog, que incluye además de labrador y caniche, genes de una veintena de razas adicionales.

¿Cómo son los australian cobberdog?

Los últimos análisis genéticos, han concluido que el nuevo labradoodle, esto es el australian cobberdog, tiene mucho ADN de caniche, menos genes de labrador y un conjunto de genes de otras 22 razas de perro. Estas son las que han sido añadidas a lo largo de los años, para enriquecer su genoma. Entre ellas encontramos como por ejemplo, el cocker spaniel.

¿Cuál es la diferencia entre un austalian cobberdog y un labradoodle?

El labradoodle es simplemente un perro híbrido entre labrador y caniche y nunca fue reconocido como raza oficial. Sin embargo, el australian cobberdog, es un perro con una línea genética definida y está en proceso de reconocimiento de la raza. Actualmente, el australian cobberdog, está reconocido por la MDBA (Master Dog Breeders and Associates) de Australia. El australian cobberdog es un perro de compañía y la raza se considera excelente como perro de terapia, debido a su temperamento y morfología.
Referencias:
Ali, M. B. et. al 2020. Genetic analysis of the modern Australian labradoodle dog breed reveals an excess of the poodle genome. PLoS genetics, 16(9), e1008956.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking