Muy Interesante

¿Rastrea peor un perro con la boca abierta?

¿Has visto alguna vez un perro rastreando? Los perros, cuando olfatean, se muestran muy concentrados y, generalmente, mantienen la boca cerrada. Siempre se ha pensado que el perro que olfatea con la boca abierta disminuye su rendimiento. Este pensamiento es un error.

¿Rastrea peor un perro con la boca abierta? (Io Almagro)

Todos los perros exploran el mundo a través de su olfato de una forma natural e innata. Rastrear forma parte de la conducta natural de caza presente en todos los perros. Desde un sabueso, hasta un bichón maltés. El olfato es el sentido principal del perro.
Sin embargo, pese a que todos los perros tienen buen olfato, determinadas razas están dotadas de mayor habilidad en las tareas de detección y rastreo a consecuencia de su anatomía y funcionalidad.
¿Rastrea peor un perro con la boca abierta?

¿Es cierto que rastrea peor un perro con la boca abierta?

¿Cuáles son los mejores perros de rastro?

  • Razas dedicadas a la caza: en determinadas razas se ha potenciado dentro de la conducta innata de caza, la fase del rastro a través de cría selectiva durante muchas generaciones. Esto ha dando lugar a la existencia de razas de perros especializadas en el rastreo como son el teckel, el beagle o el sabueso.
  • Razas dedicadas a la detección: son perros con capacidades físicas compatibles con labores como la búsqueda de personas o la detección de sustancias. Perros de razas como el pastor belga malinois, el labrador retriever o el perro de aguas son comúnmente empleadas para estas tareas.

¿Cuál es el alcance del olfato de un perro?

Un perro puede percibir el olor de un guisante en un campo de fútbol. Su sentido del olfato es entre diez y cien mil veces mejor que el nuestro.
  • Trufa húmeda: en la que se pegan las moléculas de olor. De esto podemos deducir, lo importante que es la humedad del sustrato y del ambiente para el rastreo de los perros.
  • Fosas nasales abiertas por los laterales: el hecho de que las fosas nasales de los perros estén abiertas por los laterales, les permite exhalar parte del aire inhalado para seguir concentrando la información olfativa con más aire inhalado.
  • Epitelio olfativo con receptores específicos: se encuentra en la parte final de la nariz del perro. Por esta razón, los perros al respirar sin esfuerzo solo perciben los olores con una alta concentración de moléculas de olor. Para adquirir información a partir de olores menos intensos, necesitarán olfatear activamente.
  • Bulbo olfativo: lo más destacado del bulbo olfativo en los perros, es que está conectado con el bulbo occipital. Esta conexión entre vista y olfato es exclusiva de los perros y no se ha encontrado, hasta la fecha, en ningún otro mamífero.

¿Cómo enseñar a un perro a rastrear?

Cuando nos interesa que un perro localice un olor concreto, debemos darle un valor para el perro y además enseñarle una forma de marcaje. El marcaje, será la manera con la que el perro nos indique que ha localizado el olor de interés.

Dificultades en la detección de sustancias

  • Contaminación de la muestra: es importante asegurarnos de que el perro marca el olor de nuestro interés y no otro que pueda estar mezclado con la muestra, como puede ser el olor del recipiente.
  • Baja concentración de moléculas de olor: ante rastros débiles el perro puede cansarse en la búsqueda. Debemos mantener su motivación y conseguir que la propia actividad de buscar sea divertida para el perro. Lograremos esto recompensando su empeño.

Estrategias de los perros para localizar olores difusos

Los perros utilizan las aberturas laterales de sus fosas nasales para exhalar parte del aire inspirado en el rastreo y dejar hueco para una nueva inspiración que aumente la concentración de moléculas de olor que llegan al epitelio olfativo.
Cuando el olor es más tenue, los perros incrementan el número de inspiraciones a través de la nariz. Cuando el rastro es difícil de detectar, los perros pueden, incluso, cesar completamente la exhalación a través de la nariz y exhalar únicamente por la boca.
De esta manera la nariz se dedica en exclusiva a extraer información olfativa, y la exhalación se realiza de forma mucho más rápida por la boca.
Perro rastro

Perro rastro

El test de Karl Zuschneid

El alemán, Karl Zuschneid, diseñó un test en el que evidenció que los perros abren la boca para olfatear cuando el rastro es muy tenue. Dedicando la nariz exclusivamente al olfato y exhalando por la boca. De esta manera logran concentrar al máximo las pocas moléculas de olor presentes en el rastro.
Por tanto, contrario a lo que se creía, rastrear con la boca abierta no es menos eficiente, sino que por el contrario, supone una ventaja cuando la detección se complica.
Referencias:
Gerritsen, R., & Haak, R. 2022. K9 Professional Tracking: A Complete Manual for Theory and Training in Clean-scent Tracking. Brush Education.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking