Muy Interesante

Cómo actuar si nos encontramos una tórtola o una paloma

El calor hace que muchos animales se vean afectados, y esto incluye también a las tórtolas y palomas de la ciudad. Saber cómo actuar puede ayudarles mucho.

El calor no es lo único que puede afectar a las cotorras y a las palomas, pero sí es uno de los principales motivos por los que puede que te encuentres una en el suelo cuando salgas a dar un paseo. ¿Te has planteado cómo puedes ayudar ante una situación así?

¿Qué hago si me encuentro una paloma?

Las ciudades están llenas de palomas, especialmente las plazas a las que acuden en busca de comida y bebida que les facilitan los transeúntes. Es en ellas donde puede ser más fácil encontrar una paloma herida o afectada por los cambios climáticos.
En el caso de encontrarte una paloma, lo primero que debes hacer es entender qué tipo de especie has encontrado. En la Península Ibérica existen tres especies que son las más habituales: la Bravia, la Torcaz y la Zurita. Y también dos tipos de tórtolas: Común y Turca.
Las tórtolas se reconocen fácilmente, pero las palomas son muy parecidas entre sí y puede resultar más difícil saber de qué tipo es. Aún así, ten en cuenta que las que suelen vivir en la ciudad son las Bravías o palomas comunes.
63a5c7a55cafe8bd15f403d3

Qué hacer si te encuentras con una paloma

Este primer paso de reconocer el tipo de ave es necesario porque no todas se admiten en los centros de recuperación. Las Bravías no pueden acudir a este tipo de centros, solo pueden acudir al CRAS (Centro Oficial de la Comunidad de Madrid, o a sus homónimos en otras comunidades). Este tipo de palomas se consideran una plaga, y por ello no se admiten en los centros de recuperación, ni siempre tienen los recursos que necesitan.
En el caso de que el ave sea de cualquiera de los otros tipos, lo ideal es llamar a algún centro de recuperación de la zona que se pueda encargar del animal. O, ante las dudas, a un veterinario de exóticos que pueda asesorarte y ayudarte.

¿Qué hago si me encuentro una cotorra?

No tratamos del mismo modo a las palomas que a las cotorras, ¿por qué? Porque las cotorras son un animal declarado especie invasora, y se controla su reproducción, sus enfermedades, etc.
Si notificas tu hallazgo en un centro de recuperación o a las autoridades, lo más probable es que la decisión que tomen sea la de sacrificar al animal, cumpliendo así con la normativa vigente. Sin embargo, existe otra opción para las cotorras.
Se adaptan muy bien a la cautividad, por lo que siempre puedes recurrir a la opción de hacerte cargo del ave para que esté protegida y cuidada.
63a5c7a55cafe8bd15f403d4

Qué hacer si te encuentras con una cotorra

Para ello, lo primero que debes hacer es acudir a un veterinario que te ayude con su estado de salud. Podrá determinar qué le ocurre al ave y cómo puedes ayudar a la cotorra que te has encontrado. Y, también, podrá proceder al microchipado para que conste que te haces responsable de lo que le ocurra al animal.
Una vez que la situación de su salud esté estable y controlada el veterinario puede darte algunas pautas sobre cómo cuidar a la cotorra y qué necesidades tiene en el día a día. Si tú no puedes quedártela siempre puedes buscar otro hogar para el animal. A veces los propios centros veterinarios conocemos a personas dispuestas a adoptar nuevos animales o que conocen a alguien disponible.

Cómo actuar si el ave tiene dueños

¿Y si el animal que te has encontrado tiene dueños? Esta es una opción también, aunque menos probable cuando se trata de palomas y cotorras. Pero, para salir de dudas, lo mejor es recurrir a un veterinario que pueda comprobar si lleva microchip y verificar la información que le acompaña.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking