Muy Interesante

Esta es Flossie, la gata más vieja del mundo

La gata tiene casi 27 años, los equivalentes a unos 120 años de humano.

Guinness ha certificado recientemente que Flossie es la gata más vieja del mundo. Con sus casi 27 años, el animal tiene el equivalente a 120 años de persona, que se dice pronto.
Flossie vive en Londres y ha tenido una vida un tanto movida. En 1995 la adoptó un hombre que trabajaba en el hospital de Merseyside, en Liverpool. Por aquel entonces, Flossie era una gata callejera que vivía en una colonia cercana al hospital. Algunos de los trabajadores del hospital se apiadaron de los gatitos, que solo tenían unos meses de vida, y los adoptaron. Así fue como la gatita marrón y negra encontró un hogar en el que vivir.
Sin embargo, a los diez años falleció su dueño. Flossie se fue a vivir entonces con la hermana del hombre, con la que estuvo durante 12 años, momento en el que la mujer falleció. La gata tenía ya 24 años.
Cats Protection / Guinness World Records

Gata FlossieCats Protection / Guinness World Records

De nuevo, Flossie tuvo suerte y es que el hijo del que había sido su dueño decidió ocuparse de ella y cuidarla lo mejor posible. Tras tres años de convivencia, el último dueño decidió llevar a la gata a un centro de protección animal porque no podía hacerse cargo de ella. Esto sucedió el pasado agosto y al poco tiempo fue adoptada por Vicki Green, su actual dueña. Green tiene experiencia en cuidar a gatos mayores y está encantada con Flossie.
La gata, que casi tiene 27 años y está reconocida como la gata más vieja del mundo, según el Guinness de los Records, está sorda y no ve bien. Sin embargo, en general, goza de buena salud y su dueña afirma que tiene un apetito voraz, es cariñosa y juguetona.
Flossie entró en el radar del Guinness de los Records cuando estuvo en la protectora de animales. Allí se dieron cuenta de la avanzada edad de la gata. "Nos quedamos atónitos cuando vimos que los registros veterinarios de Flossie mostraban que tenía 27 años", dijo la coordinadora de la sucursal de Cats Protection, Naomi Rosling, tras el increíble descubrimiento.
Aunque la longevidad de Flossie es sorprendente, en 2005 murió un gato que había vivido diez años más. Creme Puff nació el 3 de agosto de 1967 y vivió hasta el 6 de agosto de 2005. Esto quiere decir que llegó a los 38 años y 3 días.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking