Muy Interesante

Juguetes interactivos para perros, que estimulan su mente y ¡son muy divertidos!

Los juegos interactivos permiten que el perro juegue y se entretenga en tu ausencia, estimulan su inteligencia, concentración e instinto de caza. Además son buenas herramientas para que evitar la ansiedad por separación.

Los juguetes interactivos son, como su primera palabra indica, objetos que le procuran diversión y distracción al perro pero con el añadido de estimular su mente, su concentración y hasta su instinto de caza. Son grandísimas herramientas para evitar que la mascota sufra ansiedad por separación cuando el dueño se marche de casa, por ejemplo para ir a trabajar y ella se quede sola, ya que estos juguetes están ideados para que el perro se entretenga solo. A la vez que ayudan a disminuir este tipo de ansiedad, harán lo propio con los comportamientos asociados a ella como los ladridos, lloros y destrozos en casa. ¡Ah! Algunos modelos fuerzan al perro a comer más despacio, ideal para las mascotas que ingieren con ansiedad. Suena bien, ¿verdad?
Hablar de juguetes interactivos es casi sinónimo de hablar de Kong. El Kong Classic, emblema de la marca y primer objeto de su catálogo, se vendió por vez primera en 1976. Fue gracias al pastor alemán Fritz cómo se inventó esta pieza interactiva alabada en medio mundo por adiestradores, etólogos y veterinarios. El can arrancó una pieza de forma y material similares a las de este juguete de un viejo coche y se la llevó al fundador de la empresa.
El atractivo de Kong Classic y otros juguetes que han imitado la fórmula mágica, reside en que en su interior escondes bocaditos jugosos, snacks o premios y el perro, haciéndolo rodar y después de un buen rato, consigue sacarlos. Los juguetes de este tipo están fabricados de una goma resistente a los mordiscos y segura y tienen formas irregulares por lo que si los haces botar, su trayectoria será errática y el perro irá a por ellos siempre ya que no podrá memorizar una trayectoria concreta.
Los puzles
Los puzles para perros son otros de los juguetes interactivos con los que tu peludo puede entretenerse y aprender. En este caso, se trata de objetos con múltiples compartimentos en cuyo interior esconderemos premios y que el can tendrá que levantar o deslizar para extraerlos. No escondas snacks en todos los compartimentos, solo en algunos.
Otros juegos interactivos
Son muy parecidos a los puzles y siguen la misma fórmula de esconderle chuches al perro. Estamos hablando de juguetes con tubos que hay que girar, alfombras con recovecos varios, una botella que tiene que destapar para abrirla y que salgan los premios… ¿Te están entrando ganas de tener un detalle con tu peludo? ¡Te damos ideas!

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking