Un tejido-batería inspirado en Regreso al futuro

Un investigador estadounidense ha inventado unos nanofilamentos de cobre capaces de almacenar energía solar y que pueden usarse para tejer prendas.

Tejido energético

Es, junto al monopatín volador de Marty McFly, uno de los gadgets más recordados de la película Regreso al futuro II (1989): las zapatillas que se autoabrochaban. Y también ha servido de inspiración a un científico de la Universidad de Florida Central para fabricar un nuevo tipo de tejido revolucionario: "Con prendas o complementos que se carguen solos, puedes plantearte llevar a cabo todas esas fantasías cinematográficas", explica su creador, el profesor y nanotecnólogo Jayan Thomas.

Y de eso se trata: de una especie de ropa-pila capaz de almacenar energía solar. Thomas ya había recibido el año pasado el premio R&D 100 –una especie de óscar de la innovación– por desarrollar un cable que, además de conducir energía, la guardaba.

Ahora ha aplicado su idea a filamentos de cobre ultrafinos, ligeros y flexibles con forma de cinta. En un lado tienen una célula o celda fotoeléctrica, y por el otro, una serie de capas con capacidad de almacenaje, como una batería. Luego mezcló esas cintas con hilos convencionales en un pequeño telar –ver foto de arriba– y elaboró una muestra de tejido.

Thomas y sus colaboradores demostraron que su "paño inteligente" podía servir, efectivamente, como una especie de pila ponible para recargar el móvil u otros dispositivos.

El inventor le augura un futuro en el mundo militar: "Pensemos en esos soldados estadounidenses destinados en Irak o Afganistán, caminado a pleno sol, en un entorno hostil. Algunos llevan casi quince kilos de baterías a cuestas. Con una prenda como la nuestra pueden ir cargándose de energía mientras están a la intemperie."

El prototipo ha sido dado a conocer en la revista Nature Communications.

CONTINÚA LEYENDO