Un futuro lleno de taxis eléctricos sin conductor

Hacia el año 2030 los taxis eléctricos autónomos podrían reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 87 y un 94%.

Los vehículos sin conductor formarán parte del tráfico habitual en las ciudades del futuro ayudando a nuestro planeta a luchar contra el cambio climático, según se desprende del último estudio llevado a cabo por científicos del Lawrence Berkeley National Laboratory o Berkeley Lab (EE.UU.) y que recoge la revista Nature Climate Change.

 

Los investigadores están convencidos de que de aquí a 2030, los coches sin conductor aumentarán no solo la seguridad ciudadana, sino que también protegerán el medioambiente gracias a la reducción notable de emisiones por kilómetro de gases de efecto invernadero y al decrecimiento también del gasto energético total. Los beneficios económicos y medioambientales son palpables, según el estudio.

 

Así, los taxis, por ejemplo, reducirán sus emisiones entre un 63 y un 82% con respecto a los vehículos híbridos y hasta un 90% menos que los vehículos de gasolina actuales. Este ahorro energético vendría de la mano de varios cambios:

  • reduciendo el tamaño de los vehículos a dos plazas

  • utilizando una red eléctrica más limpia mediante el empleo extendido de energías renovables

 

La rebaja de emisiones de efecto invernadero y el consumo de energía más reducido gracias a la producción de flotas de taxis y otros vehículos de este tipo, llevarían a hacer de nuestro paisaje urbano mucho más ecológico y respetuoso con el medio ambiente sin que por ello se debilite la economía.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

CONTINÚA LEYENDO