Trasplantan una oreja impresa en 3D con las propias células de la paciente

Usando las propias células del paciente, por primera vez en la historia de la medicina ha sido trasplantada con éxito una oreja impresa en 3D.

 

Una empresa estadounidense de biotecnología acaba de anunciar que ha trasplantado con éxito una oreja humano impreso en 3D a un paciente. La empresa responsable de tal innovación, 3DBio Therapeutics, con sede en Queens (Estados Unidos), imprimió la oreja utilizando las propias células de la paciente.

 


Avance en la ingeniería de tejidos


La paciente en cuestión es una joven de 20 años que nació con un trastorno congénito (llamado microtia) que le dejó una oreja derecha pequeña y deforme. La oreja impresa en 3D se hizo en un molde que coincidía con precisión con la oreja izquierda de la mujer, según 3DBio Therapeutics.

La compañía usó medio gramo de células recolectadas de la paciente y las convirtió en miles de millones de células usando lo que dice es una tecnología patentada. Luego, una impresora 3D especial usó "bio-tinta" basada en colágeno para imprimir la oreja.


Una vez completada, la oreja fue trasplantada con éxito en marzo de este año y continuará regenerando el tejido cartilaginoso con el tiempo, dándole la apariencia de una oreja natural, según apunta la compañía.

oreja3d
3DBIO

¿Son seguros los órganos impresos en 3D?

En resumen, es demasiado pronto para decirlo con seguridad. Pero los reguladores federales revisaron el diseño del ensayo y establecieron estrictos estándares de fabricación y una vez que el estudio esté completo será `publicado en una revista médica a su debido tiempo, afirman responsables de la compañía.


El ensayo (que incluye alrededor de 11 pacientes y está en curso) podría marcar la primera vez que un implante impreso en 3D hecho de tejidos vivos se trasplanta con éxito a un paciente humano. 3DBio Therapeutics espera aplicar la misma técnica a otras partes del cuerpo, incluidos los discos de la columna o la nariz, aunque imprimir partes del cuerpo más complejas, como órganos, presenta un desafío mucho mayor que una simple oreja, que tiene un propósito puramente estético.

Entramos en una nueva era de la medicina regenerativa.

Referencia: The New York Times

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo