Los semáforos podrían tener los días contados

La aparición de los coches autopilotados ha impulsado a un equipo de investigadores internacionales a crear un nuevo sistema para regular el tráfico.

Así lo cree un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETHZ) y el Consejo Nacional de Investigación de Italia (CNR), según un artículo publicado por la revista de divulgación científica PLOS ONE

Estos científicos, de carácter multidisciplinar, consideran que el uso de coches que no precisan de conductor nos llevará a una nueva forma de organizar el tráfico en el futuro, y ya han trabajado en ella. 

Basándose en el sistema que han desarrollado, los vehículos autónomos incorporarán unos sensores que les permitirán entrar en comunicación con centros de gestión automática posicionados en los cruces, y estos serán los que regularán la circulación en esas intersecciones viales, estableciendo las prioridades de paso. Compararon este modelo con cómo funciona el tráfico en nuestros días y, en todos los casos, el control sin semáforos resultaba el doble de eficaz. 

La implantación de un sistema de estas características sería muy positiva porque, además de reducir considerablemente nuestro nivel de estrés, el tráfico resultaría mucho más fluido –con un descenso considerable de las temidas y odiadas retenciones–, se ahorraría en combustible y disminuirían las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Etiquetas: estrésinnovacióninventos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar