Patrocinado

IKEA lanza una nueva colección con productos hechos con plástico reciclado

Algunos de estos plásticos proceden del Mediterráneo y han sido recogidos por pescadores españoles.

iStock

El Foro Económico Mundial fue claro en su pronóstico: si seguimos generando basura plástica al ritmo actual y la gestionamos como lo estamos haciendo, en el año 2050 habrá más plásticos que peces en el mar. No en vano ya existen varias islas de basura, principalmente de  plástico, en océanos y mares de todo el mundo. La isla de basura del Pacífico Norte ocupa ya unos 1,7 millones de kilómetros cuadrados.

Ante este problema que nos afecta a todos, las soluciones pasan antes de nada y obligatoriamente por reducir drásticamente nuestro consumo de plásticos, sobre todo aquellos que son de un solo uso. En este sentido, la Unión Europea prohibirá en 2021 el uso de cubiertos, pajitas y bastoncillos de plástico. Siguiendo con las medidas legislativas que muchísimo podrían hacer al respecto, se baraja la imposición de algún tipo de impuesto sobre los plásticos más contaminantes que además son más baratos de producir que sus alternativas sostenibles.

Por último, aún nos queda mucho por mejorar en la parte de gestión del plástico, que este no acabe en el mar y que se recicle. Eso sí, reciclar plástico no es tan fácil como parece y hay tipos de plástico que directamente no pueden ser reciclados.

Pescadores contra la basura marina

Viendo cómo está el panorama no han sido pocos los grupos de personas que se han organizado para hacer su propia guerra a la basura y al plástico. ¿Cómo? Dedicando parte de su tiempo a recoger desechos de espacios naturales como las playas, donde tristemente la basura prolifera.

Siguiendo esta misma idea de recoger basura, IKEA colabora con Seaqual en un proyecto que involucra a pescadores, ONGs, comunidades locales y autoridades para limpiar los océanos de residuos marinos.

La iniciativa está formada por hasta 1.500 pescadores españoles que, en sus salidas al mar, recogen kilos y kilos de basura. A veces incluso más que peces. A su llegada a tierra, la basura que traen a bordo se limpia y se organiza. Una parte se aprovecha para hacer hilo y nuevos materiales como el tejido de poliéster de la nueva colección de IKEA MUSSELBLOMMA.

Bolsa y mantel hechos con plástico reciclado de IKEA

MUSSELBLOMMA es la nueva colección de IKEA que está compuesta de productos hechos con plástico reciclado y está diseñada por la española Inma Bermúdez. “Hemos decidido diseñar una bolsa para esta colección y animar así a que la gente no use bolsas de plástico. Para producir toda nuestra familia de productos, utilizamos un tejido de poliéster 100% reciclado de muy buena calidad. Lo mejor de todo es que aprovechamos los desechos del mar para producir piezas de poliéster. Para los colores hemos utilizado varios tonos de verde, como los diferentes tonos de azul y verde que tiene el mar. Para el patrón buscábamos un estilo moderno, así que utilizamos cuadrados, triángulos y círculos. Y una vez más quisimos relacionarlo con el mar, de donde proviene el material, y diseñamos la cabeza de un pez minimalista. Me alegra poder aportar mi granito de arena a este proyecto. Estoy orgullosa de poder formar parte de la solución”, cuenta Bermúdez.

El compromiso de IKEA

En octubre de 2018 IKEA se unió a NextWave, una iniciativa en la que participan empresas privadas, científicos y ONGs para integrar el plástico que termina en los océanos en productos de consumo de forma escalable. Este año su intención es retirar todos los productos de plástico de un solo uso para pasar a ser un negocio circular en 2030.

El objetivo es que en 2030 el 100 % de los productos IKEA a nivel global estén fabricados con materiales reciclados o reciclables.

Actualmente IKEA cuenta con más de 500 productos que están fabricados con plásticos reciclados como las botellas de PET usado. El PET o polietileno tereftalato es un tipo de plástico que se emplea mucho en la fabricación de envases para alimentos, bebidas y cosméticos. El ejemplo más visible del PET es la típica botella de agua mineral. Pues bien, la empresa sueca ha fabricado estos últimos años tanto textiles como productos de decoración con PET reciclado, dando un paso adelante en su compromiso con el medio ambiente.

Entre los productos fabricados con botellas de PET recicladas encontramos la alfombra SPORUP, la cortina de ducha KRATTEN, la puerta de cocina BODARP y el felpudo SIVESTED. ¡Y subiendo!

Continúa leyendo