Desarrollan un útero artificial para bebés prematuros

El útero, probado en corderos, podría ayudar a los bebés que nacen muy prematuros.

Los científicos afirman que este innovador dispositivo podría mejorar radicalmente los resultados para los bebés nacidos tan prematuramente y que no pueden respirar, alimentarse o luchar contra la infección sin ayuda médica. Y es que los bebés suelen pesar menos de 500 gramos, tienen sellados los párpados aún y su color es rosado dado que su piel aún es finísima y la sangre se muestra a través de ella.

 

El sistema podría actuar como puente necesario entre el vientre de la madre y el mundo exterior para los bebés nacidos entre las 23 y las 28 semanas de gestación. "Si podemos apoyar el crecimiento y la maduración del órgano durante solo unas pocas semanas, podemos mejorar dramáticamente los resultados de los bebés extremadamente prematuros", afirma Alan Flake, líder del trabajo.

 

Los científicos ya han puesto el dispositivo en manos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) de cara a su uso masivo y predicen que este sistema podría empezar a usarse dentro de 3 años.

 

¿Cómo funciona el útero artificial?

 

El útero consiste en una bolsa de plástico cerrada (biobag) envuelta en un fluido muy similar al líquido amniótico -con nutrientes y compuestos químicos diseñados para estimular el crecimiento- que se renueva continuamente; el oxígeno por otra parte, llega al bebé con un aparato conectado al útero que actúa como placenta. Unas cánulas conectadas al cordón umbilical transportan la sangre al dispositivo oxigenador, gracias a los latidos del corazón del prematuro.

 

El estudio ha sido publicado en la revista Nature Communications.

 

Etiquetas: bebésembarazoinnovaciónnoticias de cienciasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar