Vídeo de la semana

Desarrollan batería de diamantes radiactiva que puede funcionar durante 28.000 años, según fabricante

La marca NDB afirma haber desarrollado una nueva batería fabricada con desechos nucleares y diamantes capaz de funcionar durante miles de años. Descubrimos qué hay de cierto en ello.

Desarrollan batería de diamantes radiactiva
Foto: Istock

Siempre que empezamos a usar un nuevo teléfono móvil, posiblemente una de las principales preocupaciones tenga relación con la duración de su batería. Y es que, a medida que va pasando el tiempo, lo más normal es que su capacidad empiece a disminuir. Y que, además, cada vez dure menos. Sin embargo, ¿te imaginas disponer de un dispositivo que albergara en su interior una batería con una duración más larga que nuestra propia vida?

Una startup estadounidense habría desarrollado una batería bautizada con el nombre de NDB (Nano Diamond Battery), que consistiría en una combinación de isótopos radiactivos (procedentes de deseos nucleares) con capas ultradelgadas de nanodiamantes. Todo ello para ensamblar una batería de pequeño tamaño que, supuestamente, tendría una duración de 28.000 años.

De acuerdo a la propia startup, nacida en California, se trataría de una “batería voltaica alfa, beta y neutrónica de alta potencia basada en diamantes”.

¿De dónde proviene su energía?

La energía proviene del grafito de desecho que se utilizaba con anterioridad en los reactores nucleares refrigerados por grafito. El grafito radiactivo se encuentra recubierto por una serie de capas de diamante monocristalino nanodelgado, que actuaría como un disipador del calor y como semiconductor (todo en uno).

El diamante se caracteriza por ser uno de los materiales más duros conocido por el hombre. Además, también cuenta con la conductividad de energía más elevada, de manera que es capaz de transferir rápidamente el calor del grafito radiactivo. De ahí que las capas de diamante no solo acumulen carga, sino que también eviten las fugas de radiación.

Puesto que los isótopos de carbono-14 cuentan con tiempos de vida media situados en el rango de miles de años, y los diamantes son virtualmente indestructibles, es cierto que la startup se ha sentido muy confiada a la hora de hacer una afirmación de marketing tan grandilocuente.

Sea como fuere, los responsables de esta marca afirman que esta batería tendría dos méritos bien diferenciados. Por un lado, utiliza desechos nucleares, convirtiéndolos en algo “bueno” o positivo. Por otro lado, funcionaría durante mucho más tiempo, sobre todo en comparación con las baterías actuales.

Batería de NBD
Foto: NBD

Aunque aún quedaría bastante para poder verla en muchos dispositivos electrónicos, la marca ha afirmado que la batería vendría en dos versiones. Una primera batería “para siempre” que, se supone, duraría 28.000 años antes de que se agote, la cual estaría fabricada con un núcleo duro y destinada sobre todo a aplicaciones de nicho, como podría ser el caso del espacio profundo, donde podría alimentar instrumentos instalados a bordo de satélites y naves espaciales.

Y una versión para el consumidor, destinada a la alimentación de teléfonos inteligentes y vehículos eléctricos. 

No habría riesgos de fugas radiactivas

Es cierto que, en un primer momento, el hecho de disponer de una batería fabricada con desechos nucleares en el interior del teléfono móvil que tenemos guardado en el bolsillo puede llegar a asustar un poco.

Pero, como ha indicado su fabricante, puesto que el grafito estaría envuelto en múltiples recubrimientos de diamante sintético, no habría riesgo de fugas de radiación en los dispositivos donde se habría instalado. Es más, la marca ha afirmado que los niveles de radiación emitidos por la batería serían originalmente menores a los emitidos por el cuerpo humano.

En lo que al funcionamiento de la batería se refiere, la carga recolectada por sus diferentes celdas es recogida, almacenada y distribuida de manera instantánea por un supercondensador

Y, además de lo mencionado hasta el momento, parece que una de sus principales ventajas es que estas celdas pueden ser construidas para adaptarlas a cualquier forma, o incluso a formas estándar, incluyendo AA, AAA, 2170, 18650 o cualquier otro tipo de tamaño personalizado.

Curiosamente, antes de la llegada del coronavirus, la compañía estaba a punto de lanzar un prototipo comercial. No obstante, esperan lanzar una versión comercial de menor potencia en menos de dos años. Mientras que, dicho sea de paso, la versión de alta potencia habría sido programada para dentro de cinco años.

Continúa leyendo