Isabel II: los momentos más importantes en la vida de la reina de Inglaterra

Desde la Segunda Guerra Mundial a la pandemia del COVID-19, la monarca ha presenciado desde una posición destacada momentos clave de la humanidad en los últimos cien años.

La reina Isabel II de Inglaterra falleció la tarde del jueves 8 de septiembre de 2022. A sus 96 años, murió en paz en el castillo de Balmoral (Escocia), según el comunicado oficial de la familia real. Isabel subió al trono inglés en 1952, por lo que ha gobernado durante 70 años y 214 días: el reinado más largo de la historia de Gran Bretaña. En 2015 superó a su tatarabuela, la reina Victoria (63 años y 226 días) y pasará a la historia como el segundo reinado más longevo entre los grandes reinos europeos, solo superada por Luis XIV de Francia (72 años y 110 días).

Isabel II
Foto: Getty Images

Nació una década después del final de la Primera Guerra Mundial y, tras casi un siglo de vida, desde su posición privilegiada ha contemplado y participado en los hitos más importantes de la historia contemporáneo de nuestro planeta: la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría, la desintegración de la Unión Soviética, el Brexit o la pandemia provocada por el COVID-19. 

Su reinado se inició con un nuevo orden mundial en el que el imperio británico entró en declive y Estados Unidos se alzó como primera potencia mundial. Ha sobrevivido al paso de siete papas y quince primeros ministros, desde James Ramsay MacDonald a la recién nombrada Liz Truss, pasando por el contacto con personajes políticos tan destacados como Winston Churchill o Margaret Thatcher, la primera mujer en ostentar el cargo. En Muy Interesante queremos repasar algunos de los momentos más importantes que ha vivido Isabel II. 

Una reina por carambola

Isabel Alejandra María Windsor nació en 1926 en Londres. Era la primera hija de los duques de York, por lo que ocupaba la tercera línea sucesoria al trono de Reino Unido, pero las circunstancias de la vida la llevaron hasta la corona inglesa. 

Cuando Isabel contaba con diez años, murió el rey Jorge V. Eduardo VIII, su tío, heredó el trono británico pero el nuevo monarca no fue bien recibido en el país. Fue acusado de coquetear con el nazismo y se emparentó con Wallis Simpson, una celebridad estadounidense que, además de no pertenecer a la aristocracia, se había divorciado hasta en dos ocasiones, por lo que su boda con Eduardo ocasionaba un rechazo total por parte de la Iglesia anglicana. Eduardo VIII puso tierra de por medio y abdicó ese mismo año. 

Reina Isabel II
Foto: Getty Images

El trono recayó entonces en el hermano de Eduardo, Alberto, que reinó con el nombre de Jorge VI, por lo que Isabel, su primogénita, pasó a ser heredera de la corono inglesa. A partir de 1949, Jorge VI se vio afectado por un cáncer de pulmón. La mañana del 6 de febrero de 1952, mientras Isabel estaba en un viaje oficial en Kenia, el rey murió y la corono pasó a su hija, Isabel II de Inglaterra. 

Una princesa en la Segunda Guerra Mundial

Jorge VI apenas había accedido al trono británico cuando tuvo que hacer frente al mayor conflicto bélico de la historia. La Segunda Guerra Mundial curtió a marcha forzada a la casa real. El rey Jorge y su tartamudeo siempre fueron malos compañeros de los discursos y apariciones públicas, pero demostró entereza resistiendo la mayoría del conflicto sin huir de un Londres acechado por las bombas. Sus hijas, en cambio, pasaron gran parte del tiempo en el castillo de Windsor. 

Isabel tenía 14 años en 1940, cuando dio su primer discurso público. La primera aparición de la que acabaría siendo la reina más mediática del mundo. Retransmitió un mensaje a los niños y niñas de todos los dominios británicos a través del programa radiofónico “Children’s Hour” de la BBC:

“Nosotros, los niños y niñas en casa, estamos llenos de alegría y coraje […] Estamos tratando de hacer todo lo posible para ayudar a valientes soldados, marineros y aviadores. Y también estamos tratando de soportar nuestra parte del peligro y la tristeza de la guerra. Sabemos, cada uno de nosotros, que al final todo estará bien”.

Isabel II Primer Discurso
Foto: Getty Images

No fue ni la única ni la más reconocida intervención de Isabel en la guerra. Con 19 años terminó por convencer a su padre para que la dejara alistarse. En febrero de 1945, pasó los últimos meses de la guerra en el Servicio Territorial Auxiliar de Mujeres. Registrada con el número 230873, desempeñó su puesto militar en tareas de conducción de ambulancia, mecánica y operadora de radio. Esta intervención en el ejército le dio una gran popularidad como princesa comprometida con su reino.

La coronación más mediática

Tras la muerte del rey Jorge VI, se guardó un año de luto. El 2 de junio de 1953, Isabel II fue coronada en la abadía de Westminster bajo la atenta mirada de más de 20 millones de personas que pudieron seguir por la televisión el acto, la primera coronación televisada de la historia.

Su boda con Felipe de Edimburgo en 1947 ya había sido, como no podía ser de otra manera, un evento que despertó un interés masivo. Isabel II se considera la reina más famosa y uno de los personajes más mediáticos de la historia reciente. Su afán por acercar la corona a sus súbditos la convirtieron en un símbolo de renovación. La reina, sin abandonar la solemnidad propia de la realeza británica, ha sabido adaptar su figura a los nuevos tiempos con un alcance constante al que sumó incluso el uso de las redes sociales. Pero claro, la magnitud mediática es la misma para los actos positivos, como para los negativos. 

El annus horribilis

“1992 no es un año al que miraré hacia atrás con mucho placer”.

Así habló la reina de una época que ella misma tachó de annus horribilis. Una serie de escándalos salpicaron a la casa real, minando la popularidad la reina hasta los niveles más bajos de su largo reinado. Pero logró resistir a los malos tiempos y renovarse una vez más para salir reforzada. 

El año horrible contó con varios hechos significativos. La prensa especulaba con la fortuna de la realeza, los príncipes de Gales, Carlos y Diana se separaron, así como los duques de York, Andrés y Sara Ferguson. Todas las críticas que sacudieron a la familia real llegaron a su punto álgido en 1997, cuando el público asistió indignado al silencio que guardaba la reina tras la muerte de Lady Di, exesposa de su hijo, el príncipe Carlos. La popularidad de Diana de Gales hizo que la reina tuviera que romper su silencio y lamentar la muerte de la que había sido su nuera. 

Por si fuera poco, en 1992 también tuvo lugar un incendio en el Palacio de Windsor. Gran parte del país hizo públicas sus dudas acerca de quién pagaría la reconstrucción de una residencia real. Fue entonces cuando Isabel II y su hijo se comprometieron a pagar impuestos. Un hito extraordinario para la historia de la realeza británica que logró cambiar la imagen de la institución, en gran estima hasta la actualidad. 

El Brexit y el coronavirus

Isabel II, Brexit y el coronavirus
Foto: Getty Images

La última de sus grandes comparecencias como reina ha tenido como protagonista a dos de los eventos más importantes de los últimos años. Por un lado, Isabel II asistió el 31 de enero de 2020 a la salida del Reino Unido de la Unión Europea. En el proceso conocido como “Brexit”, la reina nunca se mostró partidaria de ninguna postura concreta, una conducta neutral que ha llevado a rajatabla durante toda su vida, una de las características que despiertan más orgullo entre los ingleses. 

A este importantísimo cambio de rumbo político de Reino Unido le siguió la pandemia causada por el COVID-19. La reina y su marido se cuidaron de los peligrosos contactos en el castillo de Windsor. Desde esta residencia se dirigió a la nación para invocar el espíritu de la Segunda Guerra Mundial y vencer al enemigo, como ya hiciera en su primer acto público a los 14 años. 

Felipe de Edimburgo falleció el 9 de abril de 2021. Desde entonces las apariciones públicas de la reina han ido reduciéndose hasta su último acto, en el que recibió a la nueva primera ministra, Liz Truss. 

Isabel II pasa a la historia con el reinado más largo del Reino Unido y como la reina mejor valorada por sus súbditos. 

Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo