Muy Interesante

Un jarrón que estaba en una cocina británica resulta ser un tesoro de la dinastía Qing

Acaba de subastarse por 1,8 millones de dólares un jarrón chino del siglo XVIII decorado con oro y plata, que estuvo durante varios años adornando una cocina del Reino Unido. El objeto perteneció al emperador Qianlong, el sexto de la dinastía Qing, la última dinastía imperial del país.

La empresa Dreweatts acaba de subastar un espectacular jarrón chino del siglo XVIII que estaba en una cocina de Reino Unido, por nada más y nada menos que 1,8 millones de dólares. Este tesoro decorado con oro y plata perteneció al emperador Qianlong, el sexto de la dinastía Qing, que gobernó China de 1735 a 1795.
El jarrón mide más de medio metro de alto y en su base tiene la marca distintiva de seis caracteres del periodo Qianlong. El jarrón tiene una forma llamada tianqiuping, que significa "jarrón de globo celestial", ya que en la iconografía china el cielo es una esfera. Está pintado del conocido como "azul de sacrificio", llamado así porque este color decora partes del Templo del Cielo en Pekín. En él, el emperador sacrificaba animales con la esperanza de que aseguraran una buena cosecha.
Los adornos del jarrón están hechos con una mezcla de plata y oro, y representan nubes, grullas, abanicos, flautas y murciélagos, símbolos de las creencias taoístas del emperador, que se asocian a una vida buena y larga, explica Mark Newstead, consultor especializado en cerámica y obras de arte asiáticas de Dreweatts, en un vídeo de YouTube.
Newstead

Jarrón chinoNewstead

La combinación de plata y oro utilizada en este jarrón es "técnicamente muy difícil de lograr y eso es lo que lo hace tan especial e inusual", dijo Newstead. Se cree que Tang Ying (1682-1756), supervisor de una fábrica de porcelana imperial en la ciudad oriental de Jingdezhen, fue quien creó la técnica empleada en el jarrón.
Según Newstead, es probable que este jarrón adornara alguna estancia del Palacio Prohibido, donde residía el emperador chino, u otro de sus palacios.

Orígenes inciertos

La mayor parte de la historia del jarrón es desconocida. Perteneció a un cirujano que se cree lo adquirió a principios de los años 80. Tras su muerte, el objeto pasó a manos de su hijo, quien lo colocó en su cocina. Ni uno ni otro fueron conscientes del verdadero valor del jarrón. La empresa de subastas lo vio por primera vez a finales de la década de 1990. Solo cuando un especialista en antigüedades lo descubrió, se reveló su verdadero valor y su historia.
Tal y como recoge la publicación Live Science, los orígenes poco claros del jarrón unidos a la historia de las tropas extranjeras que saquearon palacios chinos en el siglo XIX plantean ciertos dilemas éticos. "Podría haber sido un regalo del emperador a uno de sus funcionarios, y la familia de ese funcionario podría haberlo vendido en el mercado abierto en el siglo XX, cuando cayeron en tiempos económicos difíciles. Y a partir de ahí se habría vendido muchas más veces. O bien, podría ser el producto del saqueo militar de 1860 o 1901, lo que haría que su subasta fuera mucho más dudosa desde el punto de vista moral", dijo a Live Science Justin Jacobs, profesor de historia de la Universidad Americana. Jacobs es un estudioso del expolio del arte chino en el siglo XIX y principios del XX. Por tanto, no se sabe cómo el jarrón salió de China.
Referencia: Dreweatts. A Magnificent Chinese Imperial blue-glazed silver and gilt 'Bat and Crane' base. 2022. https://www.dreweatts.com/news-videos/a-magnificent-chinese-imperial-blue-glazed-silver-and-gilt-bat-and-crane-vase-18-may-2022/

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking