Muy Interesante

Errores históricos en la Pasión de Cristo

Desde errores en la lengua utilizada por Jesús, hasta fallos en la representación de la crucifixión

La Pasión de Cristo, película supertaquillera del año 2004 dirigida por Mel Gibson, se convirtió en una cinta muy controvertida, por la que acusaron al protagonista de Bravehart de antisemitismo, y de haber filmado una película gore que se recreaba en la violencia y la sangre. Además de los Evangelios, Gibson tomó muchas referencias de la tradición católica medieval y de la monja mística del siglo XIX, Anna Katharina Emmerich.
Uno de los elementos más interesantes de la película es que está rodada en hebreo, latín y arameo. Y aquí encontramos los primeros grandes errores. La lengua de la población local de Judea era el arameo, era la lengua con la que se comunicaba Jesús con sus discípulos y esto lo refleja bien la película. El problema viene en algunas escenas en la que los romanos interactúan con los locales en latín, cuando era el griego el idioma con el que Roma dominaba el Mediterráneo, y los reyes locales se habían helenizado antes de la propia llegada de los romanos.
En la Judea del siglo I, las dos lenguas más habladas a gran distancia del resto eran el arameo y el griego. Y el griego no aparece por la película. Es posible, aunque poco probable que Jesús supiera griego, pero es absurdo que controlara el latín. El latín solo lo escucharíamos en las conversaciones entre las tropas romanas. Mientras que el hebreo era un idioma litúrgico, utilizado principalmente en contextos ceremoniales.

Aspecto de Jesús

La película ha repetido la imagen tradicional de Jesús que todos tenemos en mente. Alto, delgado, pelo largo, barba y mirada intensa, muchas veces con ojos claros. Sin embargo, en ninguno de los primeros textos del cristianismo, los evangelios o las cartas de Pablo, encontramos una mención que destaque el aspecto de Jesús. Es más, el propio Pablo en su carta a los Filipenses, apunta: “era como cualquier hombre y también sus gestos (Flp 2, 7)”.
No existen referencias sobre ningún elemento distintivo o que llamara la atención sobre el aspecto de Jesús, por lo que podremos deducir que su aspecto era similar al del resto de sus coetáneos. Lo que nos haría suprimir uno de los rasgos característicos de Jesús: el pelo largo. En la Judea del siglo I, los varones llevaban barba, pero llevaban el pelo corto. Lo que les diferenciaría de los nazireos, judíos que habían una serie de votos entre los que se incluía no cortarse el pelo.

Pilato y Caifás

Junto a Jesús, hay dos claros protagonistas, Poncio Pilato y el sumo sacerdote Caifás. Poncio Pilato fue la máxima autoridad como prefecto de Judea entre el año 26 y el 36 d.C. La película muestra a un Pilato reflexivo y sosegado, que sigue la línea del testimonio de los evangelios que reflejan a un personaje apocado, con la clara intención de cargar la culpa sobre los judíos.
Sin embargo, tenemos testimonios históricos que muestran a Pilato como un personaje cruel e inflexible, que no dudó en provocar y reprimir brutalmente algunos levantamientos de la población local. De hecho, perdió el cargo en el 36 d.C, poco después de la muerte de Jesús, por reprimir una revuelta de samaritanos.
Caifás era el sumo sacerdote, el líder del Sanedrín o Consejo de Jerusalén, la máxima autoridad político-religiosa del judaísmo, y en esta época la única institución puramente judía que quedaba en el territorio. Era el primer representante de su pueblo ante los romanos, y sabemos que mantuvieron buenas relaciones, muestra de ello es que estuvo 18 años en el cargo, del 18 al 36 d.C.

Última cena

Muchas de las tomas como la de Jesús siendo arrojado por un puente están tomadas de las visiones de Anna Katharina Emmerich, por lo que no tienen ningún sustento histórico.
Otra de las escenas más repetidas durante toda la tradición cristiana es la de la última cena que Jesús tuvo con los doce apóstoles. En esta reunión, Jesús y sus discípulos no estaban alrededor de una gran mesa corrida, la famosa disposición de la Última cena de Leonardo que todos tenemos en mente. Esta es una composición para favorecer la representación de todos los apóstoles. Pero aún más importante es que no estarían sentados en sillas, sino que estarían recostados en divanes con una mesa central en la que todos irían tomando los alimentos.

Juicio judío

En los Evangelios hay múltiples versiones y solo se ponen de acuerdo en el hecho de que Jesús fue llevado a casa del sumo sacerdote. La idea clara que podemos obtener de este pasaje es que parte de la cúpula del sanedrín conspiró contra Jesús y lo entregó a Pilato con la confianza de que este le ejecutaría. La reunión nocturna en casa de Caifás no corresponde a una reunión del sanedrín, puesto que no hay ni un solo registro en la literatura judía de una reunión nocturna en casa del sumo sacerdote.
Pero antes de esta reunión, se produjo la traición más famosa de la historia. No conocemos la motivación que llevó a Judas a traicionar a Jesús, e incluso tenemos varias versiones sobre su muerte: ahorcado o tras una caída.
El hecho de que ambas muertes coincidan con textos del Antiguo Testamento, la teatralización de las mismas y que cumplan el vaticinio hecho por el propio Jesús, nos hacen dudar mucho de los detalles de esta traición. La versión del ahorcamiento que recoge la película del evangelio de Mateo es un calco del episodio de Ajitófel, que traicionó a David, se arrepintió y se ahorcó. En resumidas cuentas, es factible que Jesús fuera traicionado por uno de sus seguidores, pero hay que dudar mucho de los detalles que nos han llegado sobre la muerte de Judas.

Condena de Pilato

La condena a Jesús debió consistir en un juicio sumario, en una vista rápida (cognitio extra ordinem), más que en un juicio a toda regla (ordo o quaestio), que hubiera requerido acusación formal y defensa. Muy posiblemente, Pilato quiso evitarse posibles problemas, al percibir a Jesús como un individuo políticamente peligroso que podría provocar algún tipo de levantamiento contra el poder romano. Y el tipo penal de la sedición, penada con la crucifixión, concuerda con este delito.
Ahora bien, tanto la película como el evangelio de Lucas, los otros tres evangelios no lo mencionan, hacen un alto en el proceso y Pilato se desentiende y lo envía a que comparezca ante Herodes Antipas. Este pasaje no tiene ningún sentido desde el punto de vista histórico, como tampoco el famoso privilegio pascual de liberar a un preso. Según esto, Pilato ofrece a los judíos la opción de liberar a Jesús o Barrabás. Ningún texto romano, o judío recoge esta práctica y solo aparece reflejada en los Evangelios por lo que de nuevo tenemos que negar su historicidad.
El escarnio con la famosa túnica, la corona de espina y el titulus crucix, el cartel de “Jesús de Nazaret, rey de los judíos” son creíbles porque tenemos atestiguados otros escarnios de la época con elementos muy similares. Los cuatro evangelios mencionan la placa y solo el de Juan especifica que escrito en tres idiomas hebreo, y en la película vemos que falta el griego.
La crucifixión de Cristo

La crucifixión de CristoLa crucifixión de Cristo

Crucifixión

Después de ser torturado y sentenciado a muerte, Jesús es obligado a llevar la cruz hasta el monte Calvario o Gólgota. La crucifixión era un castigo utilizado por los romanos y otros pueblos de la Antigüedad, nos consta que los persas o el propio Alejandro Magno lo había empleado. Roma lo usaba con esclavos o ciudadanos no romanos, y se había empleado en delitos de Estado, de lesa majestad. Era un castigo ejemplarizante en el que el condenado era expuesto, sufriendo durante horas una muerte angustiosa, y dolorosa.
El escarnio de la crucifixión comenzaba con el reo portando el travesaño, el palo horizontal de la cruz, hasta el lugar en el que estaban instalados los palos verticales, los estípites, que muy posiblemente permanecían en el mismo sitio. Pero en ningún caso, el condenado, que recordemos acababa de ser brutalmente torturado, debía portar la cruz completa, entre otros motivos porque hubiera sido prácticamente imposible. De hecho, la película sí que refleja correctamente con los otros dos condenados la forma correcta de crucifixión, ya que portan solo el patíbulo, y en varios planos vemos cómo algunos soldados romanos están preparando la viga vertical, y este patíbulo ya tiene preparada el hueco para encajar.
Llegamos a las últimas estaciones de la pasión, a Jesús le despojan de sus vestiduras y le clavan en la cruz. Los romanos tenían la costumbre de crucificar a los condenados completamente desnudos, y lo más probable es que Jesús también lo estuviera. El paño de pureza o Perizonium es un añadido del arte cristiano.
Después, Jesús fue clavado en la cruz y la representación tradicional con los clavos atravesando las palmas de las manos es muy cuestionable. El peso del cuerpo hubiera desgarrado las palmas y el cuerpo no se habría mantenido en la cruz. Al menos en la película de Gibson, vemos cuerdas en las tres cruces para asegurar el cuerpo. En el caso de ser clavados, muy posiblemente sería con un clavo en los antebrazos entre el cúbito y el radio.
Como en el caso del traslado de la cruz completa, este error se explica por la lejanía temporal entre estas prácticas y el momento en el que se empiezan a generalizar las imágenes de la crucifixión en el arte cristiano a partir de finales del siglo V.
Por el propio coste de los clavos metálicos debemos pensar en que los crucificados muchas veces serían atados con cuerdas. Como dato curioso hay que mencionar que solo tenemos una evidencia arqueológica de un crucificado con clavos y fueron hallados en Jerusalén. Tenía entre 24 y 28 años y fue enterrado en Jerusalén antes del año 70 d.C, es decir, en este primer siglo en el que vivió Jesús.
Bibliografía: 

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking