Muy Interesante

¿Por qué el 1 de mayo es el Día Internacional de los Trabajadores?

El 1 de mayo es la fiesta del movimiento obrero mundial pero, ¿cuál es el origen de este día tan señalado?

En muchos países del mundo, el 1 de mayo se celebra el Día Internacional de los Trabajadores. En esta fecha señalada, las manifestaciones y movilizaciones se suceden por toda la geografía y se aprovecha para reivindicar unas condiciones laborales más justas.
Pero poca gente conoce cuáles fueron los sucesos que llevaron a proclamar esta festividad en el calendario. Para conocer el origen del Día Internacional de los Trabajadores tenemos que hablar de los Mártires de Chicago y de una serie de sucesos que tuvieron lugar en Estados Unidos en 1886.
En esta época, las condiciones de los trabajadores en las fábricas eran muy precarias: jornadas laborales muy extensas, explotación infantil, ausencia de días de descanso y vacaciones y falta de protección social en caso de desempleo. Sin embargo, una idea empezaba a cobrar fuerza en los movimientos sindicales: “8 horas de trabajo, 8 de descanso y 8 de ocio y vida familiar”. El 1 de mayo de 1886 se convocó una huelga general para reivindicar esta jornada laboral de 8 horas, y se paralizó la producción en cientos de fábricas en todo el territorio estadounidense.

La revuelta de Haymarket

En Chicago, cuna del movimiento anarquista de EEUU y donde las condiciones de los trabajadores eran especialmente precarias, las movilizaciones tomaron un carácter violento que llegó a su punto álgido durante la conocida como revuelta de Haymarket. El 4 de mayo unos 20.000 obreros se concentraron en este parque para continuar con las movilizaciones por la jornada de 8 horas, y un desconocido (aún no se ha esclarecido quién fue el responsable) lanzó un artefacto explosivo contra la policía, que a su vez abrió fuego entre la multitud.  El incidente se saldó con numerosos muertos y heridos, tanto obreros como agentes policiales.
Como resultado fueron arrestados varios obreros, muchos de ellos procedentes de los movimientos anarquistas y sindicalistas. Tras un juicio de dudosa rigurosidad, tres de ellos (Oscar N. Neebe, Micheal Schwab y Samuel Fielden) fueron condenados a prisión y cinco a la horca (Louis Lingg, George Engels, Albert T. Parsons, Adolf Fucher y August Spies). Fueron ejecutados el El 11 de noviembre de 1887 y son los que posteriormente serían recordados como los Mártires de Chicago.
A finales de 1886, miles de obreros vieron cumplido su sueño de la jornada laboral de 8 horas, que fue concedida por varias patronales americanas. Fue sin duda un hito en el movimiento obrero mundial, y en recuerdo de ello se celebra el 1º de mayo como Día del Trabajo en numerosos puntos del planeta. En la plaza de Haymarket, una placa conmemorativa recuerda estos trágicos sucesos y a los Mártires de Chicago.
Curiosamente, esta festividad no se reconoce en EEUU y otros países de origen anglosajón, que celebran el Labor Day el primer lunes de septiembre debido a un desfile que tuvo lugar en Nueva York el 5 de septiembre de 1882. En España, el 1 de mayo se celebra desde 1889, aunque fue suspendido durante los 40 años que duró la dictadura militar de Franco.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking