Muy Interesante

Antigua repostería egipcia

El sabor dulce de los pasteles se conseguía gracias a la miel, uso que se mantiene hoy.

En el Antiguo Egipto, la palabra “repostería” no tenía el significado actual, sino más bien el de “despensa”, el lugar donde se almacenaban las provisiones y en donde asimismo se elaboraban los dulces, las pastas y los embutidos.
Los panaderos y los pasteleros se confundían en aquel entonces, pues los panes se elaboraban con especias y miel, carne, queso o verduras. La mezcla de harina, leche o agua y miel, cocinada al sol sobre una piedra, encantaba a la aristocracia faraónica hace ya 7.000 años.
Poco a poco, se empezó a adicionar a estos pastelillos huevo, semillas y especias como anís, adormidera, hinojo o cilantro, además de mantequilla y nata. Y también se utilizaban ciertos dulces como vehículos administradores de medicinas sanadoras, con instrucciones muy similares a las que se indican en la actualidad sobre dosis, horarios y modos de empleo.
Las recetas de esas dulces sorpresas contenían ingredientes con valores anestésicos obtenidos a partir de ciertas sustancias minerales, como el cobre, el sulfuro, el carbonato de sodio, el arsénico y el bicarbonato.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking