Muy Interesante

¿Qué dios egipcio eres?

¿Con qué dios de la mitología de Egipto te identificas? Descubre con cuál de ellos tienes más puntos en común.

Egipto tiene algo que te atrapa. Sus paisajes, su cultura, su historia, y monumentos y las historias que las dunas del desierto susurran en los oídos del viajero. Los museos del mundo entero están llenos de piezas y restos arqueológicos provenientes de Egipto y no es para menos, ya que pocos serán los que nieguen el interés y la fascinación que esta civilización genera allá por donde pasa.
En el aspecto cultural y religioso, los egipcios eran politeistas y presentaban un panteón de lo más variado en el que existían unos dioses principales comunes y numerosas deidades menores cuya adoración e importancia cambiaba según en la zona en la que nos encontráramos. Sus dioses presentaban un rasgo distintivo respecto a otras religiones importantes de la Antigüedad como la griega, y es que eran animales antropomórficos, híbridos entre humano y bestia que en general poseían cuerpo de persona y la cabeza del animal que los representaba. Estos dioses estaban directamente relacionados con las características de los animales a los que se parecían y con algunos fenómenos naturales con los que los egipcios les vinculaban y rezaban para pedir ayuda. Así, por ejemplo. Horus era el dios de los cielos porque tenía cabeza de halcón; Anubis tenía cabeza de chacal y era el guardián de la necrópolis; Osiris era el dios de la vegetación y tenía la piel verde y Bastet era la protectora del hogar porque tenía cabeza de gato.
La religión egipcia fue practicada en un amplio territorio a lo largo del Nilo durante más de 3000 años, desde el llamado periodo predinástico, hasta la prohibición de todas sus prácticas por Justiniano I en el año 535. Pero lo que tal vez jamás se imaginó Justiniano fue que, tantos siglos después, seguiríamos hablando de esos mismos dioses que intentó borrar de la historia.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking