Muy Interesante

Novelas históricas imprescindibles para todo bibliófilo

De Charles Dickens a Umberto Eco, recopilamos algunas de las mejores novelas históricas de todos los tiempos para disfrutar de una buena lectura estos días.

El ser humano moderno vive dentro de una paradoja en la que los estímulos que le llegan del entorno han superado con creces al tiempo del que dispone para hacerles justicia. Tantas responsabilidades y formas de entretenimiento distintas y que, no vamos a quitarles mérito, se muestran tan atractivas pueden ser abrumadoras en medio de la vorágine que es el día a día de una persona cualquiera. Por eso, incluso en la era digital, son muchos los que siguen acudiendo a ese remanso de paz que son los libros; esos en los que lo único que se escucha es la voz del narrador en la mente del lector. Amigos fieles en las buenas y en las malas.
Los libros, del tipo que sean pero con más motivo los del género narrativo, tienen la capacidad de abstraer al lector y sacarlo de su entorno para introducirlo en uno nuevo. Este puede ser un mundo fantástico o ultratecnológico ideado por el propio autor, el apasionado romance de una joven pareja que lucha contra viento y marea por su amor o una mansión a puerta cerrada en cuyas sombras acecha un asesino despiadado. Las temáticas y estilos que abarca pueden ser muy variados pero existe uno que además de cambiar al lector de lugar lo cambia de época: la novela histórica. Entendamos este género de novela no como aquel que simplemente transcurre en un momento del pasado distinto al actual, sino el que hace de ese momento un personaje más de la historia, adaptándolo pero manteniéndose fiel a la realidad histórica que representa.
La gran virtud de este tipo de novelas es, precisamente, el jugar con la realidad histórica representándola tal y como se sabe que fue a partir de un estudio y documentación rigurosa pero aprovechando los recovecos que quedan en ella y todas esas vidas anónimas de las que no sabemos nada y que son un recurso sin fin para los escritores. Sabemos que George Washington cruzó el Delaware pero no sabemos qué fue el barquero que le vendió al Ejército continental esas naves en las que llevó a cabo su gran hazaña y ahí es precisamente donde un escritor encontrará su historia, que respeta los acontecimientos tal y como aparecen en los libros de historia pero los usa como punto de partida para algo más interesante.
Con un catálogo tan amplio como el que existe en la literatura, la actual y la clásica, puede ser difícil decidirse y optar por unos o por otros títulos, por eso recopilamos en esta galería algunas novelas históricas que todo lector debería conocer y disfrutar en algún momento de su vida.

5 libros sobre la Segunda Guerra Mundial

‘El nombre de la rosa’, de Umberto Eco

Solo de la intrincada mente de Umberto Eco podría nacer una novela negra tan compleja como fascinante. El viaje de Guillermo de Baskerville y su joven aprendiz Adso de Melk se difumina entre disputas académicas en el campo de la teología, filosofía aristotélica y tomista, teoría literaria y mucho misterio en esta historia de asesinatos en una abadía gótica.

‘Los pilares de la Tierra’, de Ken Follet

Ken Follet, en sus novelas, ha hecho un repaso de la historia de Inglaterra pero queremos destacar la primera de ellas, Los pilares de la Tierra. Centrada en el siglo XII, la construcción de una catedral se convierte en el escenario de disputas de poder, persecuciones religiosas y romances  en uno de los momentos más convulsos del medievo inglés.

‘Por quién doblan las campanas’, de Ernest Hemingway

Un plan imposible, recursos limitados y un equipo desestructurado y en el que apenas puede confiar. Con esta peliaguda situación empieza la epopeya de Robert Jordan, un brigadista estadounidense que viaja a España y es enviado al monte para volar un puente y apoyar una ofensiva republicana. Esta novela de Hemingway atrapa tanto por su estilo como por la capacidad del autor para mostrar y ocultar partes de la trama por igual.

‘El clan del oso cavernario’, de Jean Marie Auel

Una apuesta muy interesante debido al momento en que se sitúa: la última fase de la Era Glacial. En esta primera entrega de una saga de seis libros conocemos a Ayla, una niña cromañona que queda sola en el mundo y es rescatada por un grupo de neandertales. Un excelente ejemplo de cómo la Prehistoria puede ser el CUÁNDO perfecto para una novela.

‘Historia de dos ciudades’, de Charles Dickens

En un lado tenemos el Londres del rey Jorge III. En otro, el agitado París de la Revolución Francesa. Historia de dos ciudades es, además de una de las grandes novelas de Charles Dickens, probablemente el trabajo en el que el autor inglés mejor muestra su capacidad para trasladar la realidad histórica al texto. Clásico imprescindible.

‘Episodios Nacionales’, de Benito Pérez Galdós

Benito Pérez Galdós es el mejor cronista que la España del siglo XIX pudo pedir. Aunque todas sus novelas podrían ocupar un lugar destacado en esta galería nos quedamos con los Episodios Nacionales, la serie de novelas en las que el canario narró desde la derrota en Trafalgar de 1805 hasta los primeros años de la Restauración Borbónica.

‘Musashi’, de Eiji Yoshikawa

Esta trilogía de Yoshikawa compone uno de los mayores exponentes de la novela de aventuras en Japón. Lo hace además adaptando la vida del samurái Miyamoto Musashi, un samurái que salió invicto de más de sesenta duelos y transmitió sus conocimientos en el dominio de la espada en el Libro de los Cinco Anillos.

‘Las aventruas del capitán Alatriste’, de Arturo Pérez-Reverte

El capitán don Diego Alatriste es uno de esos personajes que resulta tan atractivo como despreciable. En esta serie de novelas Pérez-Reverte  dibuja un crudo relato de la decadente España de los últimos Austrias (siglo XVII) a través de la mirada de este excombatiente de los tercios de Flandes que malvive como espadachín a sueldo en un Madrid en el que ya no hay sitio para él.

‘La trilogía de Trajano’, de Santiago Posteguillo

El autor Santiago Posteguillo se ha ganado un hueco en el panorama literario en los últimos años gracias a sus novelas históricas centradas en los tiempos de Roma. Reconocido y galardonado, destacamos la trilogía de Trajano (Los asesinos del emperador, Circo Máximo y La Legión Perdida), que se centra en la vida y hazañas del primer emperador de origen hispano.

‘Northumbria, el último reino’, de Bernard Cornwell

A partir de los textos que se conservan de la época de Alfredo I el Grande, considerado el padre de Inglaterra como un solo país, Bernard Cornwell construye una historia de lealtades divididas y traiciones en la que seguimos los pasos de Uthred, un noble sajón que es criado como un vikingo. Este guerrero será rechazado por ambos mundos pero acabará por convertirse en una pieza imprescindible en el devenir histórico.

‘El hereje’, de Miguel Delibes

Premio Nacional de Literatura, esta novela de Delibes nos sitúa al Valladolid del siglo XVI para conocer a Cipriano Salcedo, un hombre que encarnará la lucha por la libertad en un momento en el que la represión religiosa y política impuesta por el rey Carlos I oprimía al pueblo llano.

‘Los Miserables’, de Víctor Hugo

Llevada al cine y al teatro en varias ocasiones, ninguna adaptación ha sido capaz de igualar el grandísimo trabajo que Víctor Hugo hizo en Los Miserables. La redención de Jean Valjean, la triste vida de Fantine, el amor entre Marius y Cosette, la obsesiva persecución del inspector Javert y la lucha revolucionaria de Enjolras y los amigos del ABC componen una de las historias más potentes de la novela del Romanticismo.

‘Nueva York’, de Edward Rutherfurd

Edward Rutherfurd se ha especializado en un tipo de novela histórica muy concreto: contar la evolución de una gran ciudad desde sus inicios hasta prácticamente la actualidad y, al hacerlo, dar a conocer historias anónimas que reflejan las realidades sociales de cada momento. Por sus textos han pasado Dublín, Londres o París pero destacamos Nueva York, ciudad que ha sido testigo de la historia de los Estados Unidos incluso antes de que se erigiera como nación.

‘El último mohicano’ de James Fenimore Cooper

En el año 1757, una brutal guerra entre los colonos franceses y los nativos americanos será el telón de fondo para esta historia que dio comienzo a la tradición de la novela de aventuras del Salvaje Oeste. Cooper intentó, con su texto, dignificar la imagen de los nativos americanos y representar a los territorios de Norteamérica como un paraíso natural que merece ser preservado.

‘Guerra y Paz’, de León Tólstoi

Compleja y no pensada para cualquier lector, en parte por la densidad y extensión de su texto, Guerra y Paz es considerada una de las obras cumbre de Tólstoi y su mayor aportación a la literatura rusa junto a Anna Karenina. En ella se presenta a cuatro familias de la aristocracia durante los años de la invasión napoleónica de Rusia.

‘El gran Gatsby’, de Francis Scott Fitgerald

Esta fue, de hecho, la única novela exitosa que Scott Fitzgerald publicó en vida. El gran Gatsby es un retrato de los felices años 20 y del sueño americano en el que conocemos a Jay Gatsby, un hombre “hecho a sí mismo” que se enriqueció durante los años de la Prohibición y que pasa sus días obsesionado con reencontrarse con el amor de su vida en medio del cínico y celoso mundo de la costa este.

‘Matar a un ruiseñor’, de Harper Lee

En la década de 1930, en el Sur profundo de los Estados Unidos, el abogado Atticus Flinch debe defender a un hombre de color acusado de violación en una sociedad más centrada en los prejuicios raciales que en la búsqueda de justicia al tiempo que educa a sus hijos para que puedan llegar a ser mejores. El relato de Harper Lee consigue ser uno de los más emotivos del siglo XX.

‘A sangre fría’, de Truman Capote

Puede que este sea el título que más se acerca a los hechos reales, y es que Truman Capote llevó a cabo un meticuloso seguimiento y trabajo periodístico para dar forma a esta novela de no-ficción. Plasmado como si fuera una narración, el autor narra el robo y asesinato que sufrió la familia Clutter en Kansas, la huida de los culpables y la investigación que buscaba llevarlos ante la justicia.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking