Muy Interesante

Las pandemias y epidemias más mortales de la historia

Hacemos un repaso por las pandemias y epidemias más letales y extendidas de toda la historia, desde la viruela hasta la mal llamada gripe española.

Por mucho que nos guste pensar en la eternidad, el viaje de cada ser humano tiene un principio y un final que ni los más célebres hombres pueden evitar: al filósofo Arquímedes le apuñaló un soldado en un ataque de ira descontrolada, al poderoso Ricardo Corazón de León se le infectó una herida de saeta disparada por un niño y el arquitecto Antoni Gaudí fue atropellado por un tranvía. Y mientras estas historias forman parte de las crónicas del pasado, las muertes de personas anónimas se pierden como simples cifras de guerras, catástrofes y, especialmente, enfermedades.
No es casualidad, pues, que en la actualidad la razón más común de muerte sean los accidentes cardiovasculares, seguido del cáncer y los problemas respiratorios. Bacterias y virus han provocado la muerte de millones de personas desde hace siglos y las distintas sociedades han tenido que hacerle frente como buenamente han podido. Cuando el porcentaje de afectados era más alto de lo esperado pero se concentraba en una ciudad, país o región se hablaba de epidemia; mientras que si superaba las fronteras y se extendía rápidamente por el resto del mundo pasábamos a hablar de pandemias. Puede que una de las más conocidas sea la llamada peste negra, que acabó con más de un tercio de la población europea en el siglo XIV y marcó un profundo hito en la sociedad y pensamiento de la época. Curiosamente, el término ‘peste’ (del latín pestis) se utilizaba para denominar cualquier enfermedad epidémica de fácil contagio.
El desconocimiento científico y la influencia de las religiones hicieron que, durante siglos, este tipo de enfermedades generalizadas que resultaban tan destructivas fuesen tratadas como un castigo divino y hubiese escasos o ningún remedio para hacerles frente. Con el paso del tiempo, el conocimiento que se tenía del cuerpo humano y de los agentes que provocaban estas enfermedades fue creciendo hasta el punto de que algunas de ellas fueron vencidas y otras consiguieron frenarse. Aun con todo, y a pesar de los enormes avances que se han logrado, seguimos siendo vulnerables.
En esta galería recopilamos las pandemias y epidemias más mortales que han asolado al ser humano a lo largo de la historia.

Grandes pandemias de la historia

Diferencias entre pandemia y epidemia

Cuando hablamos de pandemia nos referimos a un brote que afecta a un área geográfica muy amplia y dispar, abarcando la totalidad o gran parte del planeta. Se caracterizan por el rápido contagio y su fácil difusión en áreas muy amplias.Por su parte, una epidemia se concentra en una zona mucho más concreta (ciudad, región o país) afectando a un porcentaje de la población mayor del esperado. Aunque la línea que separa una de la otra es clara, también es muy fácil de sobrepasar por lo que una epidemia mal controlada puede derivar en pandemia en un espacio de tiempo relativamente corto.

Peste de Atenas

Conocida bajo este nombre debido a que causó estragos en esta ciudad-estado de la Antigua Grecia, esta epidemia llegó a la península de Ática en el año 428 a.C. y se registró en el texto La Guerra del Peloponeso, de Tucídides. El autor sitúa la procedencia de esta peste en Etiopía y las muertes que provocó varían entre los 50 000 y los 300 000, entre las que se encontraba el político Pericles. Estudios posteriores apuntan a que la peste de Atenas podría haber sido un brote de fiebre tifoidea.

Plaga de Justiniano

Esta peste se extendió en el Imperio bizantino alrededor del año 541 y acabó con casi la mitad de la población de Constantinopla. Se cree que se trataba de un brote de la bacteria Yersinia pestis, la misma que varios siglos después sería responsable de la peste negra, y que surgió en Etiopía y fue extendiéndose hasta llegar al sur de Europa. Justiniano, que gobernaba por entonces en el Imperio bizantino, se vio afectado por la plaga y se dice que estuvo muy cerca de la muerte.

Viruela

Siendo una de las enfermedades más antiguas de las que se tiene constancia, se calcula que la viruela ha acabado con la vida de más de 300 millones de personas en toda su historia. Virus infeccioso que se transmite por intercambio de fluidos corporales o contacto directo, es conocido por desfigurar a los afectados debido a las pústulas que provoca en la piel. Históricamente, la viruela destaca por haber diezmado enormemente a los pueblos indígenas de América al ser introducida por los españoles en el continente y porque, en 1796, Edward Jenner desarrolló la que es considerada la primera vacuna de la historia precisamente para combatir la viruela.

Sarampión

Se cree que el sarampión cuenta con más de 3 000 años de existencia y en ese tiempo, sus fiebres y malestar han provocado la muerte de más de 200 millones de personas. Junto a las paperas y la rubeola, el sarampión forma parte de la llamada vacuna triple vírica y, desde la generalización de su uso, las muertes causadas por esta enfermedad se han convertido en algo casi anecdótico.

Peste negra

Posiblemente se trate de una de las pandemias más archiconocidas de toda la historia. La peste bubónica o peste negra, nombre que se le dio debido a las manchas que dejaba en la piel de los afectados, tuvo su primer y más violento brote en el año 1346, cuando entró en Europa y África a través de la ruta de la seda y acabó con la vida de unas 75 millones de personas. Los brotes de Yersinia pestis se repitieron en numerosas ocasiones a lo largo de la historia, destacándose la llamada Tercera pandemia (se extendió por Asia en el siglo XIX y provocó unas 12 millones de muertes).

Escorbuto

Conocida como peste de las naos por los marineros españoles, el escorbuto es una enfermedad causada por un déficit de vitamina C que, se estima, ha causado unas 2 millones de muertes a lo largo de la historia. Su aparición era especialmente común en los viajes transoceánicos y afectaba a los miembros de la tripulación que no comían fruta fresca en un periodo prolongado. Vasco de Gama relató, en un viaje de 1498, que 54 de sus hombres habían sufrido esta misteriosa enfermedad y el mismísimo Fernando de Magallanes, que encabezó la expedición que dio la primera vuelta al mundo, la padeció.

Fiebre amarilla

Esta enfermedad fue la más común entre los conquistadores españoles en el Nuevo Mundo. Uno de los brotes más fuertes tuvo lugar en la isla de La Española (actual Santo Domingo) en 1494, que aguantó dos años y se extendió con bastante velocidad tanto entre los conquistadores como entre la población nativa. Su aparición solía ser cíclica (los casos proliferaban en los meses de verano) y era común que los sujetos que lograban sobrevivir no volvieran a verse afectados.

Tifus

El tifus es una enfermedad que se transmite principalmente a través de insectos y otros artrópodos  y provoca fiebres altas y exantemas (erupciones en la piel de gran tamaño que aparecen como consecuencia de numerosas enfermedades). Históricamente se ha extendido en medios rurales y ha provocado la muerte de unas 4 millones de personas.

Cólera

Producido por la bacterioa Vibrio cholerae, el cólera es una enfermedad que se extendió por todo el mundo en el siglo XIX (se suelen diferenciar tres pandemias de cólera distinta en estos cien años) que provoca fiebres altas, dolor adbominal y una rápida deshidratación del cuerpo provocada por una fuerte diarrea. En sus tres apariciones durante el siglo XIX y varios episodios epidémicos del siglo XX han muerto unas 3 millones de personas. El escritor colombiano Gabriel García Márquez situó su mítica novela El amor en los tiempos del cólera en una de las pandemias de finales del XIX.

Gripe española

Esta pandemia destaca por haber sido una de las más letales de la historia y, especialmente, por el breve periodo de tiempo en el que actuó (provocó entre 50 y 100 millones de muertes en dos años). Su aparición y difusión están muy relacionadas con el contexto de la Primera Guerra Mundial, donde las condiciones tanto en el frente como en las ciudades no eran las óptimas para contener esta mortal enfermedad. Se la conoce cono gripe española debido a que fue España la primera que informó sobre ella y, al ser un país neutral, las naciones beligerantes pudieron usarla como chivo expiatorio de cara a su propia población.

Gripe asiática y gripe de Hong Kong

En 1957, una combinación de gripe humana con gripe aviar apareció en la costa del sureste asiático y se extendió rápidamente por todo el territorio, llegando incluso a Australia y provocando alrededor de un millón de muertes. En 1968 apareció una nueva mutación de la gripe A H3N2 que siguió un patrón de expansión muy similar a la del 57.

VIH

Nos encontramos ante una de las pandemias más conocidas y estudiadas del siglo XX y lo que llevamos de XXI. Con más de 25 millones de muertes, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida provoca un fallo en el sistema inmunológico del organismo, haciendo que cualquier enfermedad o infección pueda resultar mortal. Popularizado en los 80, no existe una cura total pero sí que se han desarrollado numerosos tratamientos que han reducido su mortalidad en un 33% desde 2010. Puede que una de las víctimas más famosas del VIH sea el mítico cantante de Queen, Freddie Mercury.

COVID-19

A finales de diciembre de 2019 el coronavirus de Wuhan hizo saltar todas las alarmas debido al incremento de casos que se estaba viviendo en China y a las altas probabilidades de extenderse a otros países. Actualmente se conocen 17 459 casos en todo el mundo (repartidos en 27 países) y la OMS ha declarado la Emergencia internacional ante la imposibilidad de frenar su expansión.Con todo, el número de muertes hasta el momento está en 362, menos del 5% del total, y hay 489 casos de personas que se han recuperado.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking