Muy Interesante

East Side Gallery: el arte como bola de demolición

Los restos del Muro de Berlín que quedan en pie se convirtieron en una galería del arte al aire libre cuyo mensaje reivindicativo sigue sonando.

El 9 de noviembre de 1989 el mundo dejó de girar para los alemanes. Sus ruegos y quejas habían sido escuchados tras años de desprecio y, conteniendo la respiración, los berlineses decidieron acercarse a la frontera entre el este y el oeste de la ciudad para ver si la noticia era cierta. El Muro de Berlín estaba cayendo y la reconciliación de las dos Alemanias se aproximaba más que nunca en el último medio siglo. Esa noche se preparó el lienzo sobre el que se pintaría un nuevo mundo.
El Muro de Berlín fue desmantelado pero ni la sociedad ni el gobierno que surgió de la reunificación del país quisieron hacerlo desaparecer del todo. Más allá de los fragmentos de muro que se pueden encontrar en las tiendas de regalo, la ciudad de Berlín cuenta con un recordatorio del lugar que ocupaba el Muro y unos puntos concretos en los que la estructura de hormigón se conservó por el valor histórico y social que posee. El más destacado, y así lo demuestran el constante flujo de visitantes que lo recorren, es el East Side Gallery: algo más de 1 kilómetro del muro oriental que 118 artistas internacionales de 21 países convirtieron en una obra de arte única. Cada uno a su manera, reflejaron los acontecimientos que Alemania y el mundo acababan de vivir e intentaron dejar un mensaje para que las futuras generaciones no repitieran los errores del pasado a través de sus 106 murales.
Desde el histórico beso entre Honecker y Brézhnev, pasando por la reclamación de un mundo justo y en paz o un recordatorio a las víctimas que murieron intentando cruzar el Muro, el East Side Gallery se ha convertido en el punto de fusión perfecto entre el arte y la historia, tanto por lo representativo de sus motivos como por el soporte sobre el que están dibujados. Su atractivo turístico y el espíritu de cordialidad y esperanza que reina en la orilla del río Spree hacen de esta galería al aire libre una visita obligada para quienes conocen por primera vez Berlín y para los que ya la han recorrido antes.
Han pasado décadas desde la caída del Muro, pero el mensaje que aquellos que lo derribaron y volvieron a erigirlo como un símbolo internacional sigue resonando con la esperanza de que nos llegue y anime a luchar por un mundo mejor.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking