Muy Interesante

Las mejores obras de Tiziano

Tiziano, pintor del Renacimiento, falleció el 27 de agosto de 1576. Repasamos las obras más destacadas de uno de los mayores exponentes de la Escuela veneciana.

Tiziano, pintor del Renacimiento, falleció el 27 de agosto de 1576. Repasamos las obras más destacadas de uno de los mayores exponentes de la Escuela veneciana.
Tiziano nació entre 1477-1490 en Cadore, al sur de los Alpes, y se rumoreaba que tenía más de noventa años cuando murió a causa de la peste en 1576. Sin duda es uno de los mejores pintores de la historia del arte.

A los 12 años entró como aprendiz de los estudios de Gentile y Giovanni Bellini, los principales artistas en Venecia, y fue aquí donde conoció a Giorgione, un artista que ejerció una gran influencia en su estilo de pintura, al que luego se unió como asistente. Parte del trabajo entre Giorgione y Tiziano ha sido objeto de controversia, y la atribución de pinturas a un artista u otro sigue siendo un tema polémico.

El estilo de Tiziano cambió a lo largo de su larga vida, pero su interés por el color nunca disminuyó. Su uso de la pintura y de sus particulares pinceladas lo convirtieron en el pintor más destacado de Venecia y su creación de paisajes y retratos le otorgó una gran fama incluso en vida.

Tiziano parece haber dejado muy pocos dibujos, hacía su trabajo sobre el lienzo, alterando y modificando mientras trabajaba con un control total sobre su medio. Su autorretrato temprano de 1510 muestra su gran habilidad y manejo de la pintura, y la manga azul hinchada de la camisa es un buen ejemplo de su genio.

La pintura de Tiziano se encuentra rivalizando al mismo Sol. Es tan brillante, que el cielo dorado hacia el que se levanta la Virgen María es tan luminoso, que en vez de ser dominado por la luz del sol que fluye por encima, parece que el sol esté rindiendo homenaje a Tiziano en su retablo de la Basílica de Santa María dei Frari en Venecia.
Si miramos más de cerca, y resulta que Tiziano ha engañado al ojo humano al imitar el contraste de luz y sombra que amenaza con opacar su pintura. Abajo, en la parte inferior del panel de siete metros de alto, los discípulos, al igual que nosotros, miran a la Virgen ascendente; están a la sombra en un espacio descuidado. Tiziano es un mago, y esta es su prestidigitación más asombrosa.

Nadie ha cuestionado que esta es una de las obras de arte más importantes del mundo; y nadie ha cuestionado la habilidad de Tiziano. Es un pintor en mayúsculas; un pintor que nunca ha pasado de moda, ni en su vida, ni ahora. Su arte es infinitamente fresco y generativo. Incluso cuando llegaron a parodiarlo (la 'Olympia' de Manet es una parodia de la Venus de Urbino de Tiziano), los artistas aprendieron de él, lo estudiaron y se inspiraron en él.

Los tres pintores posrenacentistas más influyentes, VelázquezRubens y Rembrandt, admiraron y aprendieron del artista que formó nuestra idea de lo que en realidad es la pintura y de qué puede ser capaz.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking