Muy Interesante

Los personajes más despiadados de la historia

Recorremos el pasado para conocer a los líderes más crueles, más sanguinarios, más locos...

Monarcas o líderes sanguinarios ya fuese por su crueldad o locura natas, han sido el punto central de la fascinación y de la controversia desde que la humanidad posee gobernantes. La combinación lo divino, el poder absoluto y la falta de contacto con la realidad cotidiana hacen que la idea de un rey o una reina de este calibre sea tan fascinante como aterrador. Aunque no está claro si los personajes mencionados a continuación sufrieron enfermedades mentales como se definen en los estándares actuales, sus vidas estuvieron marcadas por una reputación que los convierte en los líderes más despiadados de la Historia.
Hombres y mujeres que emplearon tácticas inhumanas para lograr el cumplimiento de sus agendas políticas y militares.
Entre los personajes que descubriremos encontraremos a: Calígula, emperador de Roma (A.D. 12-41) y a su inseparable caballo Incitatus, al tirano Falaris (S.VI a.C.), a Nerón, último emperador de la dinastía Julio-Claudia, a Atila, el Rey de los Hunos, a Yang Guang o Gengis Kan, el príncipe y conquistador mongol que logró fundar el primer Imperio Mongol, a Ludwig o Luis II de Baviera y Otto de Baviera -ninguno de los dos muy cabal-, a Iván IV el Terrible o María I de Inglaterra (apodada 'Bloody Mary'), y algunos más cercanos en nuestro tiempo como Iósif Stalin -que transformó a la URSS en una superpotencia mundial a la vez que se convertía en uno de los mayores tiranos de la historia, Francisco Franco, Adolf Hitler -con otro de los lugares destacados en esta lista-, Benito Mussolini o Augusto Pinochet.
En la ficción, los reyes y las reinas que sucumben a la locura siempre resultan llamativos. En la realidad, ya hemos comprobado que no tanto. No es tranquilizador pensar que una gran parte del mundo está controlada por alguien irracional e inestable. Y, por desgracia, la historia está repleta de ejemplos de líderes que trajeron la miseria a su pueblo con su crueldad, sus malas habilidades de gobierno, su falta de sentido de la realidad o sus acciones desconcertantes.
He aquí una muestra de esa locura que cambió el curso de muchos acontecimientos mundiales.

Los más crueles entre los crueles

Falaris

En el S. VI a.C fue famoso Falaris, tirano de Agrigento (Sicilia), un líder que disfrutaba "asando" a sus enemigos dentro de un toro de bronce lleno de fuego, conocido como el Toro de Falaris. Falaris era conocido por su gran crueldad y con este artilugio, las pobres víctimas eran encerradas cocinadas vivas a la vez que sus gritos representaban el bramido del toro. Cosas de la vida: Falaris fue quemado vivo en su toro en el año 554 d.C.

Calígula

El emperador romano Calígula tiene sin duda un papel destacado entre los personajes más despiadados de la historia (Y eso que no llegó a cumplir 28 años). Vivió entre el 12 y el 41 de nuestra era) y los historiadores de su época ya lo describían como un hombre profundamente desequilibrado. Calígula afirmaba que era el mismo Júpiter, por lo que blandía un rayo como el que ostenta una espada. Mandaba flagelar o incluso matar a cualquiera que interrumpiese la actuación de su amante favorito, el actor Mnester. Enviaba a personas del público a ser comidas por los leones en la arena del Circo. Entre sus muchas locuras, el emperador nombró cónsul de Roma a su caballo Incitatus.

Nerón

El emperador romano Nerón, gobernó entre el 54 y el 9 de junio de 68 d.C Su imagen tocando la lira mientras Roma arde, es una escena prototípica de la tiranía. Este emperador que tras un sueño decidió perseguir y acabar con todos los cristianos, ordenó cientos de ejecuciones, incluidas las de su propia madre y hermanastro. Nerón fue obligado a suicidarse el 9 de junio del año 68 tras un golpe de estado. Tenía 30 años.

Atila

El rey de los Hunos fue uno de esos hombres que emplearon tácticas despiadadas para lograr el cumplimiento de sus metas políticas y militares. Era un temible caudillo, increíblemente caprichoso, que llegó a dominar desde Europa Central hasta el Mar Negro, y desde el río Danubio hasta el mar Báltico. Su fiereza en sus gestas le valieron el apodo de 'El Azote de Dios'. Las historias cuentan que allá por donde pasaba su caballo, ya no crecía la hierba. A mediados del siglo V se convirtió en el último rey del imperio huno, un guerrero sanguinario, que consiguió contagiar su propia crueldad a las tropas. Masacraban y saqueaban tumbas por doquier. Hasta le Imperio Romano le temía.

Yang Guang

Yang Guang fue un emperador chino de la dinastía Sui, el segundo y último emperador de esta dinastía. Gobernó del 604 al 618 y tras conseguir el trono asesinando a su padre, arrancó una serie de campañas militares con poco tino, en las que los soldados, que eran campesinos reclutados a la fuerza, murieron por miles. Entre sus faraónicas ideas se encontraron la obra del Gran Canal Sui de 2.000 kms de longitud, o la reconstrucción de la Gran Muralla China donde fallecieron también varios millones de personas. Es considerado uno de los peores emperadores que ha tenido China. Fue asesinado por miembros de su propio séquito.

Gengis Kan

Gengis Kan fue el fundador del primer Imperio Mongol. Fue un carismático y sanguinario líder capaz de exterminar poblaciones enteras, como hizo con los 700.000 habitantes de Merv, en Persia. Un conquistador que se abrió paso siendo tanto un genial estratega como un líder desalmado. Masacró ciudades enteras, atribuyéndosele más de 2 millones de muertes al ejército del líder mongol.

Ibrahim I

Ibrahim I fue sultán del Imperio otomano desde 1640 a 1648. Conocido como "Ibrahim el Loco", llevó a su imperio a la ruina. Encerraba a los posibles herederos al trono que pudieran hacerle sombra y ante el rumor de que algunas de sus mujeres podrían estar yaciendo con otro hombre, ordenó ahogar a todo su harén: 280 mujeres en total.

Juan I de Inglaterra

Juan I de Inglaterra (1166-1216), más conocido como Juan 'sin Tierra', también tuvo el apodo de 'el Poseído'. Fue uno de los más cobardes y acomplejados regentes de la historia. Tras la muerte del gran Ricardo Corazón de León, este sucesor solo es recordado por el maltrato que ofrecía a sus súbditos -que pagaban con la vida la deplorable e inútil personalidad del rey- así como por sus venganzas personales e intrigas palaciegas.

Vlad Tepes

Vlad Tepes o Vlad 'el Empalador', es el personaje histórico en el que se basa la leyenda del conde Drácula. Su crueldad, como príncipe de Valaquia (Rumanía) llegó a ser tan infame que con el tiempo acabaría convirtiéndose en símbolo inmortal del género de terror. Aunque el empalamiento era su diversión favorita, de ahí su sobrenombre, también empleó otros métodos de tortura como el estrangulamiento, el vaciado de los ojos, la amputación de miembros, narices y orejas, la castración o la extracción de ojos con ganchos. Vlad El Empalador murió en diciembre de 1476.

Enrique VIII

Enrique VIII (1491-1547), fue jefe y fundador de la iglesia anglicana inglesa, pero fundamentalmente pasó a la Historia por ser déspota, brutal y desalmado: llegó a decapitar a dos de sus seis esposas, entre otros.

Iván el Terrible

Iván IV, apodado Iván el Terrible (1530-1584) fue un zar ruso que perdió a sus padres siendo muy pequeño y sufrió torturas por parte del gobierno ruso. Estas torturas lo convirtieron en una persona temible. Dio de comer a sus perros al jefe de gobierno, masacró a su pueblo, eliminó a las principales familias de terratenientes, golpeó a su hija embarazada, mató a su hijo en un ataque de ira... sus violentas acciones son muchas. Estaba desquiciado y era extraordinariamente autoritario, gobernando la Rusia del s. XVI con mano de hierro, asesinando a amigos y enemigos sin importar el motivo. Murió a consecuencia de tratar su sífilis a base de mercurio.

María I de Inglaterra

Apodada 'Bloody Mary', María I de Inglaterra fue la única descendiente de Enrique VIII. Tras instaurar el catolicismo, pues quería restaurar en su país la obediencia a Roma, quemó a cientos de protestantes en la hoguera: fueron cuatro años de persecución y quema en la hoguera de los líderes del protestantismo inglés.

Ranavalona I

Sin duda podríamos decir que Ranavalona I fue la reina más loca de la historia. Reina de Madagascar de la dinastía Merina, consiguió el trono en 1828 tras asesinar a todos los descendientes de su marido, con objeto de convertirse en la única heredera. Expulsó a los extranjeros, mandó a los ejércitos contra los cristianos, y ejecutó a todo aquel que lo fuera o profesara su fe en público, creando técnicas de tortura nunca antes vistas, ya que, al parecer, gustaba de realizar los más macabros experimentos.

Leopoldo II de Bélgica

Este rey "fundó" el Estado Libre del Congo como su colonia privada, en la que implantó un sistema de trabajos forzados a los congoleños, obligándolos a trabajar como esclavos y extraer para él marfil y caucho, con lo que logró hacer una gran fortuna de este 'recinto particular' de tiranía. Gracias a sus despiadadas medidas, millones de personas murieron de hambre y la población se redujo en un 50% debido a que separó a hombres y mujeres en el 'Estado Libre del Congo'.

Luis II de Baviera

El apodado 'el rey loco' (y no nos referimos a Aerys II Targaryen), fue un famoso regente homosexual que murió en circunstancias extrañas. Su excéntrica vida y su personalidad melancólica lo condujeron a ser incapacitado para gobernar. Era un antibelicista con temperamento inestable, que protagonizó incluso una monumental pelea con su hermano menor, al que a punto estuvo de estrangular.

Otto de Baviera

Otto de Baviera (1848-1916) fue el hermano menor y sucesor del -como hemos visto- no muy cabal Luis II. Otto tampoco tenía muy buena salud mental, por lo que fue recluido en una habitación acolchada para que no se golpeara la cabeza contra la pared, ya que era una de sus obsesiones repetidas. Más tarde creyó que él mismo era un perro, por lo que ladraba y comía en un recipiente para tal menester en el suelo. Luis y Otto fueron los dos últimos monarcas bávaros.

Iósif Stalin

Iósif Stalin fue el gobernante de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y del Partido Comunista de la Unión Soviética desde mediados de 1920 hasta su muerte en 1953. Del socialismo pasó a convertirse en uno de los dictadores más irracionales del siglo XX. Cierto es que llevó a la URSS a convertirse en una gran potencia mundial pero a costa de transformarse en uno de los mayores tiranos de la historia: aparte de exiliar y matar posteriormente a Trotski, expulsó y exterminó a pueblos enteros si encontraba cualquier nimia oposición a sus órdenes. Instauró un régimen policial en ausencia de libertades para los ciudadanos.

Adolf Hitler

Este psicópata de manual y megalómano enfermizo transformó el mundo en el que vivimos, llevándose consigo más de 21 millones de víctimas, en Europa y el mundo entero. Gobernante de Alemania desde 1939 a 1945, entre sus despreciables acciones se incluye el genocidio de millones millones de judíos en el Holocausto.

Idi Amin Dada

El general Amin de Uganda gobernó de forma despiadada durante ocho años, durante los que fueron masacrados unos 300.000 civiles. Gran admirador de Hitler, llevó a la decadencia económica a su país, pues invertía todo lo posible en el ejército, haciendo desaparecer a todos los leales al anterior presidente. Se dice que practicaba el canibalismo con algunos de los disidentes a su régimen o los servía como aperitivo a sus cocodrilos.

Benito Mussolini

Mussolini fundó el Partido Fascista de Italia, creando con los veteranos de guerra las llamadas "camisas negras", unas unidades militares de extrema violencia que mataron a cientos de civiles italianos (murieron 400.000 soldados por ello). 'El Duce' sobrevivió a varios intentos de asesinato y es recordado por formar en 1936 una alianza con el líder nazi Adolf Hitler, introduciendo las mismas políticas antisemitas en Italia y por bombardear Barcelona y otras zonas republicanas durante la guerra civil española. Murió asesinado a tiros por los anti-fascistas y colgado boca abajo en una plaza de Milán.

Bokassa

Bokassa fue uno de los mayores tiranos que ha pasado por África. Tras hacer carrera militar en la Francia Libre durante la Segunda Guerra Mundial, volvió a su país, haciéndose con el poder coronándose rey del país en una ceremonia llena de pompa y boato. Fue conocido como el 'ogro de los diamantes' y su reinado se basó en crueles torturas que incluyeron el canibalismo por su parte. Bokassa I murió víctima de un ataque cardiaco el 3 de noviembre de 1996.

Mao Zedong

Este líder comunista es responsable de la fundación de la República Popular China. Los seguidores de Mao afirman que gracias a su liderazgo China creció y se modernizó, convirtiéndose en una gran potencia. La realidad es que sus iniciativas provocaron la muerte de hasta 40 millones de personas a causa de los trabajos forzados, el hambre y las ejecuciones por oposición al régimen.

Pol Pot

Pol Pot es el genocida de Camboya. El ex Primer ministro de Camboya y su movimiento comunista tenían como fin crear una utopía agraria mediante la reubicación obligatoria de cualquier miembro de la sociedad: unas personas iban a parar al campo a trabajar como agricultores (incluidos médicos, maestros... sobre todo la clase más intelectual) y otras fueron destinadas a 'centros especiales' donde eran torturados y asesinados. Hasta 2 millones de camboyanos murieron a causa de las torturas, el hambre o el exceso de trabajo en apenas 4 años de dictadura.

Francisco Franco

El general Francisco Franco derrocó a la Segunda República en España (que fue elegida democráticamente aunque de forma un tanto ilegítima) durante la década de 1930 gracias a sus alianzas fascistas con Alemania e Italia. Bajo la dictadura impuesta por Franco, muchas figuras de la cultura y la política huyeron del país; los que permanecieron en su tierra fueron ajusticiados. Ejerció como Jefe de Estado desde 1936 hasta su muerte en 1975 y durante este período represivo y lleno de torturas, penas de prisión insoportables y sentencias de pena de muerte contra opositores políticos y delincuentes, se contabilizaron más de 150.000 víctimas.

Augusto Pinochet

Pinochet encabezó la dictadura militar de Chile entre 1973 y 1990, periodo conocido Régimen Militar. Es recordado como un dictador despiadado cuyo régimen militar mató a más de 3.000 opositores políticos, también torturó a muchos e hizo que otros miles tuvieran que exiliarse. Pinochet murió en 2006, dejando, según cifras oficiales, 40.018 víctimas de abusos contra los derechos humanos durante el régimen y 3.065 asesinadas o desaparecidas. 

Gilles de Rais

Gilles de Rais, mariscal francés, tenía como hobby torturar niños en su castillo. El llamado, 'asesino de niños', atraía a su castillo a los más jóvenes ofreciéndoles trabajo. Con esta oferta irrechazable, los encerraba, practicándoles toda suerte de torturas, abusos sexuales, maltratos… hasta que acaban muriendo.Luchó en los años finales de la guerra de los Cien Años junto a Juana de Arco y falleció el 26 de octubre de 1440.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking