Primeras imágenes de la misión DART

El objetivo de estas imágenes es calibrar la cámara para su misión final: estrellarse contra un asteroide para comprobar si un impacto cinetico es capaz de alterar su órbita

Hace poco más de un mes fue lanzada al espacio la misión DART, Double Asteroid Redirection Test, cuyo objetivo es el de impactar a gran velocidad con un asteroide para evaluar si el impacto puede ser tan fuerte como para hacer posible la desviación de su trayectoria.

En el Edificio 23 del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Laurel (EE. UU.), la nave espacial DART fue abierta para colocar en su interior un instrumento que los científicos han denominado “Rastreador de estrellas”, además se colocó en el interior de la nave baterías y sensores de diversos tipos. El ordenador central de DART está ubicado en un lugar estratégico de los paneles que al cerrar formarán las paredes de la nave, cables para la comunicación, antenas y giroscopios componen este gran artefacto cuya misión tanto sea exitosa o no, será determinante.

El 2 de enero de 1959, fue un día glorioso para la ciencia espacial y quedará registrado por siempre en la historia, en ese día por primera vez fue enviada la primera nave espacial fuera de la órbita terrestre. Esta fue la sonda soviética LUNA 1, hoy en día se han enviado cerca de 250 sondas, pero, DART es la única que ha sido enviada con un propósito muy diferente al de estudiar el sistema solar, esta nave tiene la misión de interferir en el sistema solar a tal punto de hacer cambios en él.

Esta misión lleva años de preparación y tuvo luz verde al ser lanzada gracias a un cohete Falcon 9 de SpaceX. El director de la NASA, Bill Nelson, reconocía que DART "es algo así como una reproducción de la película Armageddon de Bruce Willis, aunque aquello era totalmente ficticio".

El gran interrogante que se ha hecho la NASA durante mucho tiempo es ¿podremos ser capaces de desviar un asteroide que se dirija a la Tierra? y el momento oportuno para responder a esta pregunta es ahora, ya que, tanto Didymos como el diminuto Dimorphos pasarán bastante cerca de la Tierra, aunque no representan riesgo de impacto para nuestro planeta, pero si es perfecto como medición para este importante experimento así corroborar si es posible desviarlos de su trayectoria. Por todo esto, la hoja de ruta de la DART marca como destino final al asteroide binario Didymos Dimorphos y el propósito es impactar contra él a 24.000 kilómetros por hora.

DART capturó y envió sus primeras imágenes hace unas semanas, un hito bastante importante, mientras la nave espacial mantenía su rumbo de colisión hacia Dimorphos.

Se estima que DART impacte con Dimorphos en septiembre o principios de octubre del 2022 y como ya lo indicamos antes, este impacto se hará a unos 24.000 km/h, y justo antes de impactar se enviarán varias fotos a la Tierra. La agencia espacial italiana, también ha colaborado en esta misión y se encargará de tomar fotos del momento en el que DART y Dimorphos colisionen y esto se hará desde uno de sus satélites.

La NASA prevé que ese impacto provoque en la órbita del asteroide un alargamiento de 10 a 20 minutos, en todo caso, los científicos estiman que con conseguir un mínimo de 73 segundos ya podremos hablar de una misión exitosa.

Si la misión DART concluye con el éxito esperado por la NASA entonces servirá como una prueba clara de que es posible el uso de este sistema para casos de extrema emergencia, incluso aun con un posible uso de bombas atómicas, algo que hasta el momento está prohibido y registrado en un acuerdo de la OTAN, sin embargo en caso de extrema emergencia podrían flexibilizar este tratado.

El ingeniero aeroespacial de la NASA, Brent Barnee explicaba que DART "tiene muchas posibilidades de hacer el trabajo si un asteroide se acerca a la Tierra, pero si el asteroide es muy grande o el tiempo de aviso es corto, ahí es donde transicionarías de un impacto cinético a dispositivos nucleares".

Los científicos emplean muchos recursos en vigilar el espacio con el fin de identificar posibles amenazas a nuestro planeta, el Minor Planet Center realiza el seguimiento de unos 800.000 asteroides en total, de los cuales casi 24.000 tienen órbitas cercanas a la Tierra, esto nos puede dar una idea más clara de la importancia que representa la misión DART. Los astrónomos creen que han encontrado alrededor del 95% de los grandes asteroides próximos a la Tierra, que tendrían la capacidad de destruir la tierra en el caso de impactar con ella. 

Hasta octubre de este año no podremos saber los resultados de la misión, esperemos que el trabajo de DART sea tan eficaz o más de lo que los científicos esperan.

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo