Una gran reserva de magma podría provocar más erupciones en La Palma

Una amplia investigación internacional ha detectado una gran reserva de magma bajo la isla de La Palma, responsable de alimentar la erupción del año pasado.

Una amplia investigación internacional ha detectado una gran reserva de magma bajo la isla de La Palma, responsable de alimentar la erupción del año pasado. Posiblemente hay más bolsas de magma en otras islas del archipiélago canario, precursoras tal vez de otras erupciones.

La sismología volcánica continúa siendo una de las herramientas más importantes para el monitoreo de volcanes. Uno de sus desarrollos más significativos, la tomografía sísmica, proporciona una ventana inigualable a las estructuras del subsuelo y sus vínculos con los procesos magmáticos. Sin embargo, la obtención de imágenes tomográficas durante las erupciones es una tarea muy compleja.

A las 15:13 horas (horario insular) del domingo 19 de septiembre de 2021, tuvo lugar en la Cumbre Vieja la octava erupción volcánica desde que se tienen registros históricos en la isla de La Palma, en Canarias. 

Miles de pequeños terremotos, terminaron provocando la erupción volcánica en la zona sur de la isla.  Se trata de un enjambre sísmico, un fenómeno que tiene lugar cuando una gran cantidad de terremotos comparten espacio y tiempo y que no es inusual en las islas que cuentan con actividad volcánica.

La lava emergió a 1200 ºC creando coladas, que arrasaron 1.218 hectáreas de terreno, llegaron hasta el mar, creando espectaculares deltas lávicos, de 48 hectáreas de superficie, además de arrasar 21 hectáreas de fondos submarinos.

Las coladas llegaron a tener una media de 12 metros de altura, aunque en algunos puntos se acumularon hasta 70 y los ríos de lava borraron de los mapas un pueblo entero como Todoque, que contaba con 1.310 habitantes.

Después de 85 días y 8 horas de emisión de ceniza y gases, coladas y ríos de lava, el volcán de varias bocas de la isla de La Palma cesó su actividad lávica. Esta erupción ha sido la que más ha durado en los últimos cinco siglos en la isla. El cono ha alcanzado una altitud de 1.120 metros en la isla del archipiélago canario.

“Ha sido una erupción estromboliana, pura y dura, aunque con cierta ‘personalidad’, en forma de fases más explosivas y coladas hawaianas” así describe el evento Nemesio Pérez,  coordinador científico del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan).

Ahora, el volcán vuelve a ser noticia, ya que recientemente, Involcan ha informado que se ha detectado una gran reserva de magma bajo La Palma responsable de alimentar la erupción del pasado año.

Los resultados se obtuvieron en una colaboración científica con investigadores de la Universidad de Granada y del Instituto Trofimuk de Geología del Petróleo y Geofísica de la Real Academia de Ciencias de Rusia, que se han publicado en la revista Scientific Reports.

Este trabajo representa el culmen de una relación multiinstitucional e internacional centrada en conocer la dinámica de esta erupción.

Para ello fue necesario coordinar un trabajo de campo desplegando y manteniendo estaciones sísmicas, así como la ingente dedicación de tiempo que conlleva el análisis de datos sísmicos para interpretar el camino seguido por el magma desde las profundidades hasta la superficie, añade Involcan.

Este trabajo se inició de manera paralela al proceso eruptivo, obteniéndose las primeras imágenes 3D del interior de la Tierra bajo La Palma a las dos semanas de haberse iniciado el proceso eruptivo, el 19 de septiembre de 2021.

Antes de publicarlas, las imágenes se presentaron y analizaron en el comité del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), con la finalidad de realizar un pronóstico sobre el proceso eruptivo en curso y de esa forma ayudar o contribuir a la gestión de la emergencia volcánica.

Como resultados principales de este trabajo se encuentra el hecho de que, por primera vez, se haya determinado la existencia de una gran reserva de magma bajo La Palma, que alimentó el proceso eruptivo de Cumbre Vieja de 2021, y que potencialmente podrá alimentar procesos similares en un futuro.

Además, se ha podido constatar el camino seguido por el magma hasta la superficie, contribuyendo a entender la razón de la alta sismicidad que añadió un mayor nivel de riesgo sobre la población.

Se trata de un hito sin precedentes porque se ha podido hacer un efectivo seguimiento de todo el proceso eruptivo, pero en el interior de la Tierra, destaca Involcan.

Finalmente, estos resultados sirven de modelo para posibles erupciones en otras islas del archipiélago canario, sobre todo las que pudieran ocurrir en Tenerife, porque representa un cambio en el paradigma o modelo preestablecido sobre la estructura interior de las islas Canarias.

Según Involcan, se constata la posible existencia de grandes reservas de magma bajo las islas, lo que significa que los posibles escenarios eruptivos puedan tener lugar más rápidamente y de forma más explosiva de lo que hasta ahora se ha postulado con modelos clásicos.

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo