Synchron implanta un chip neuronal por primera vez en USA

Synchron, una startup de interfaz cerebro-computadora, implantó su primer dispositivo en un paciente de EE. UU. a principios de este mes, superando a Neuralink de Elon Musk.

 

El procedimiento de Synchron ayudará a un paciente con ELA, en un gran paso adelante en una industria naciente, con la compañía con sede en Brooklyn

El 6 de julio, un médico del centro médico Mount Sinai West en Nueva York insertó un implante de 1,5 pulgadas de largo hecho de cables y electrodos en un vaso sanguíneo en el cerebro de un paciente con ELA o esclerosis lateral amiotrófica. La esperanza es que el paciente, que ha perdido la capacidad de moverse y hablar, pueda navegar por la web y comunicarse por correo electrónico y mensajes de texto simplemente pensando: el dispositivo traducirá sus pensamientos en comandos enviados a un ordenador.

Synchron, la startup detrás de la tecnología, ya ha implantado sus dispositivos en cuatro pacientes en Australia, que no han experimentado efectos secundarios y han podido realizar tareas como enviar mensajes de WhatsApp y realizar compras online.

El procedimiento reciente fue el primero que la compañía realizó en los EE. UU. lo que la colocó por delante de sus competidores, incluida Neuralink Corp de Elon Musk. “Esta cirugía fue especial debido a sus implicaciones y enorme potencial”, dice el Dr. Shahram Majidi, el cirujano neurointervencionista que la realizó.

Fundada en 2016, Synchron ha llamado la atención del campo de la interfaz cerebro-computadora (BCI) porque su dispositivo, conocido como stentrode, se puede insertar en el cerebro sin cortar el cráneo de una persona ni dañar su tejido.

El procedimiento de implante es mucho menos invasivo que la tecnología de punta actual, conocida como matriz de Utah, que requiere que los médicos corten el cuero cabelludo y perforen el cráneo para colocar agujas rígidas en el cerebro.

La matriz de Utah ha permitido a los pacientes con discapacidades graves hacer cosas notables como comandar brazos robóticos para que les traigan un vaso de agua. Pero generalmente usan los dispositivos solo bajo supervisión en un hospital, y el cerebro tiende a formar tejido cicatricial a su alrededor, degradando las señales recopiladas por la electrónica con el tiempo.

Neuralink ha estado trabajando para desarrollar un implante mucho más pequeño y potente que pueda colocarse en el cerebro a través de un procedimiento quirúrgico simplificado con la ayuda de un robot. Aún así, también requeriría la extracción de una parte del cráneo de un paciente, y la compañía aún no ha recibido la aprobación para los ensayos en humanos.

La tecnología permanece en sus primeras etapas de desarrollo, y la prueba pretende centrarse más en cómo reacciona el cuerpo humano al implante y qué tan claras son las señales cerebrales que en las funciones que una persona puede realizar con el dispositivo.

Escondido en la corteza motora, el stentrode usa 16 electrodos para monitorear la actividad cerebral y registrar la activación de las neuronas cuando una persona piensa. La intensidad de la señal mejora con el tiempo, a medida que el dispositivo se fusiona más profundamente en el vaso sanguíneo y se acerca a las neuronas. El software se utiliza para analizar los patrones de los datos del cerebro y relacionarlos con el objetivo que una persona está tratando de lograr.

La capacidad de cálculo limitada del stentrode significa que el dispositivo no puede traducir oraciones completas. Más bien, un paciente con el implante elige letras una por una en una pantalla, y la tecnología convierte esos pensamientos de "sí o no" en comandos.

Aún así, los médicos e investigadores creen que la tecnología de Synchron podría conducir a grandes avances en la forma en que las personas llevan a cabo su vida cotidiana. “Uno de los secretos no revelados de las tecnologías de implantes cerebrales probadas en las últimas dos décadas es que nunca, ni una sola vez, se han traducido realmente en un uso doméstico independiente”, dice Putrino. A diferencia de las personas con matrices de Utah, los pacientes australianos de Synchron están usando los dispositivos en sus propios hogares.

El Dr. Tom Oxley, cofundador y director ejecutivo de Synchron, espera implantar hasta 16 estentrodos el próximo año, ya que su empresa busca ir más allá del estudio de los NIH y avanzar en los ensayos para su revisión por parte de la FDA.

Aunque muchos de los primeros implantes se destinarán a pacientes con ELA, se cree que la tecnología también debería beneficiar a las personas que han tenido accidentes cerebrovasculares y lesiones en la médula espinal, o que tienen esclerosis múltiple, entre otras afecciones.

En los próximos meses y años, Synchron tiene como objetivo reducir el tamaño de sus dispositivos y aumentar su potencia informática. Si tiene éxito, la compañía podría colocar numerosos estentrodos en cada paciente en diferentes partes del cerebro, permitiéndoles realizar más funciones.

Oxley espera que su tecnología ayude a generar una avalancha de nuevos datos y conocimientos sobre cómo funciona el cerebro y podría conducir a avances en una serie de trastornos, incluidos los problemas de salud mental. “Siento que estamos al comienzo de un renacimiento en torno a la decodificación del cerebro”, dice.

Referencia:

SYNCHRON. 2022,  Unlocking the natural highways of the brain. (Press Release)

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo