Supermontañas que triplican el tamaño del Himalaya

Los geólogos las llaman 'Super montañas' y al decir esto se refieren a las dos cadenas montañosas colosales que se elevaban tan alto como el Himalaya.

Esta investigación señala que la formación y destrucción de estas dos cordilleras gigantescas también pueden haber alimentado dos de los momentos de mayor auge evolutivo en la historia de nuestro planeta. Es mucha roca para erosionar y, según los investigadores, es por eso que estas enormes montañas son tan importantes, ya que a medida que se producía su erosión  se desencadenó una descarga de enormes cantidades de nutrientes como hierro y fósforo al mar a través del ciclo del agua. Estos nutrientes podrían haber acelerado significativamente los ciclos biológicos en el océano, además de haber liberado oxígeno a la atmósfera, haciendo que la Tierra sea aún más hospitalaria para la vida compleja.

Los geólogos las llaman "Super montañas" y al decir esto se refieren a las dos cadenas montañosas colosales que se elevaban tan alto como el Himalaya y se extendían miles de kilómetros más lejos dividiendo los antiguos supercontinentes en dos.

Esta investigación realizada por Ziyi Zhu, estudiante de posdoctorado en la Universidad Nacional de Australia (ANU) en Canberra y autora principal del estudio, señala que la formación y destrucción de estas dos cordilleras gigantescas también pueden haber alimentado dos de los momentos de mayor auge evolutivo en la historia de nuestro planeta.

Los dos momentos a los que hace referencia Zhu serían  la primera aparición de células complejas hace aproximadamente 2 mil millones de años, y la explosión cámbrica de vida marina hace 541 millones de años.

"No hay nada como estas dos super montañas hoy. No es solo su altura: si puedes imaginar los Himalayas de 2,400 km de largo repetidos tres o cuatro veces, tienes una idea de la escala". señala Zhu en un comunicado, además indica que es probable que a medida que estas enormes cadenas montañosas se erosionaron, arrojaron grandes cantidades de nutrientes al mar, acelerando la producción de energía y sobrecargando la evolución.

Los cristales de circón, se forman bajo alta presión en las profundidades de las pesadas cadenas montañosas, y pueden sobrevivir en las rocas mucho después de que desaparezcan sus montañas originales. A partir del estudio de estos minerales,  los científicos pueden reconstruir la historia de las montañas de la Tierra. La composición elemental precisa de cada grano de circón puede revelar las condiciones en la corteza cuándo y dónde se formaron esos cristales.

Zhu y su equipo examinaron circonitas con bajas cantidades de lutecio, un elemento de tierras raras que solo se forma en la base de las altas montañas. Los datos revelaron dos "picos" de formación extensa de super montañas en la historia de la Tierra: uno que duró entre 2 mil millones y 1,8 mil millones de años, y el segundo que duró entre 650 y 500 millones de años.

En otras investigaciones realizadas anteriormente, los científicos habían insinuado la existencia de ese segundo rango épico, conocido como la Supermontaña Transgondwanan, porque cruzaba el vasto supercontinente de Gondwana, un continente gigante único que contenía las masas terrestres de África moderna, América del Sur, Australia, la Antártida, India y Península Arábiga. La otra super montaña fue llamada Nuna Supermountain, en honor a un supercontinente anterior y que no se había detectado hasta hace poco. La distribución de los cristales de circón mostró que estas dos super montañas antiguas eran enormes, probablemente de más de 8000 kilómetros de largo, o aproximadamente el doble de la distancia entre Florida y California.

Es mucha roca para erosionar y, según los investigadores, es por eso que estas enormes montañas son tan importantes, ya que a medida que se producía su erosión  se desencadenó una descarga de enormes cantidades de nutrientes como hierro y fósforo al mar a través del ciclo del agua. Estos nutrientes podrían haber acelerado significativamente los ciclos biológicos en el océano, impulsando la evolución hacia una mayor complejidad. Además de este derrame de nutrientes, las montañas erosionadas también pueden haber liberado oxígeno a la atmósfera, haciendo que la Tierra sea aún más hospitalaria para la vida compleja.

Los científicos aseguran que La Super Montaña Nuna, coincide con la aparición de las primeras células eucariotas de la Tierra, células que contienen un núcleo que finalmente se convirtió en plantas, animales y hongos. por otro lado, "La Supermontaña Transgondwanan” coincide con la aparición de los primeros animales grandes hace 575 millones de años y la explosión del Cámbrico 45 millones de años después, cuando la mayoría de los grupos de animales aparecieron en el registro fósil".

Después de este gran periodo de evolución llegó el que los geólogos conocen como los  “mil millones aburridos” porque la vida en los mares de la Tierra aparentemente dejó de evolucionar ya que se detuvo la formación de montañas desde hace aproximadamente 1.700 millones a 750 millones de años. Algunos científicos plantean la hipótesis de que la falta de formación de nuevas montañas pudo haber impedido que se filtraran nuevos nutrientes a los océanos durante este tiempo, matando de hambre a las criaturas marinas y deteniendo su evolución.

Se hace necesario continuar con las investigaciones para establecer una conexión concreta entre las super montañas y la evolución sobrealimentada en la Tierra, aun así este estudio parece confirmar que los auges biológicos más productivos de nuestro planeta ocurrieron a la sombra de algunas montañas verdaderamente gigantes.

 

Fuente: https://www.space.com/supermountains-drove-evolution-on-earth

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo