Shenzhou 13 vuelve a la Tierra tras 6 meses en el espacio

Tres astronautas a bordo de la nave Shenzhou-13 completaron su misión de seis meses en la estación espacial china Tiangong y aterrizaron el pasado sábado con éxito.

 

Tres astronautas a bordo de la nave Shenzhou-13 completaron su misión de seis meses en la estación espacial china Tiangong y aterrizaron el pasado sábado con éxito en Dongfeng, en la Región Autónoma de Mongolia Interior, en el norte de China, después de nueve horas de vuelo.

La cápsula de la Shenzhou 13 aterrizó a las 01:56 UTC del 16 de abril de 2022 en la zona de Dongfeng (coordenadas 41º 39′ norte, 100º 09′ este) de la Región Autónoma de Mongolia Interior (China), a tan solo 78 kilómetros del centro de lanzamiento de Jiuquan, desde donde despegó la nave el pasado octubre. A bordo viajaban Zhai Zhigang, Wang Yaping y Ye Guangfu.

Se trata del segundo equipo enviado al espacio para la construcción de la estación china, que se espera esté acabada a finales de este año, y estaba integrado por los astronautas Zhai Zhigang, Wang Yaping y Ye Guangfu, informó la agencia oficial Xinhua.

Con 182 días en órbita, los tres tripulantes han superado con creces el anterior récord de China, 91 días, establecido por la anterior tripulación de la Shenzhou 12. En particular, Wang Yaping se convierte en la astronauta china que más tiempo ha pasado en el espacio, 197 días.

El récord puede no ser especialmente llamativo, teniendo en cuenta que más de un centenar de astronautas de otros países han estado más tiempo en el espacio, pero recordemos que lo han hecho a bordo de estaciones espaciales soviéticas o de la Estación Espacial Internacional (ISS). Y, en todo caso, esos astronautas han empleado vehículos estadounidenses o rusos para ir y volver del espacio.

Shenzhou 13 vuelve a la Tierra
Shenzhou 13 vuelve a la Tierra

El Centro de Control Aeroespacial de Pekín informó que el aterrizaje había sido perfecto y los tres astronautas llegaron en muy buen estado Los astronautas han completado múltiples tareas en los últimos meses, incluyendo dos actividades extravehiculares, dos clases de ciencia en vivo y varios experimentos científico-tecnológicos y proyectos de aplicación. Seis meses será la duración de las misiones rutinarias a la CSS, como en el caso de la ISS, de ahí la importancia de esta misión a la hora de demostrar los procedimientos y técnicas para vivir en el espacio durante este periodo de tiempo.

Antes del aterrizaje, la Shenzhou 13 se había separado del puerto nadir del módulo Tianhe de la estación a las 16:44 UTC del 15 de abril. El vehículo se paró dos veces, a 19 y a 200 metros de distancia, antes de alejarse para siempre. La nave permaneció unas nueve horas en órbita antes de regresar.

A diferencia de la Soyuz, en la que se separa el módulo orbital (BO) y el de propulsión (PAO) de la cápsula (SA) al mismo tiempo después del encendido de frenado orbital, en la Shenzhou se separa primero el módulo orbital, para ello la nave se coloca en posición perpendicular a la dirección de avance y luego efectúa el encendido de frenado. Solo entonces se separa el módulo de propulsión de la cápsula, una técnica que permite ahorrar combustible.

El descenso y secuencia de apertura del paracaídas principal de la Shenzhou son parecidos a los de la Soyuz, con la diferencia de que los propulsores que usa la cápsula para orientar su centro de gravedad emplean hidrazina en vez de peróxido de hidrógeno como en la Soyuz. Del mismo modo, el aterrizaje se ve amortiguado por cuatro pequeños cohetes de combustible sólido que levantan una enorme polvareda, mientras que la Soyuz dispone de un par extra de estos propulsores para aterrizajes de emergencia.

Comparado con el brusco aterrizaje de la Shenzhou 12, el de la Shenzhou 13 resultó ser bastante más suave, aunque la cápsula también osciló considerablemente por culpa del viento. En cualquier caso, el vehículo quedó en posición vertical y los astronautas tardaron en ser evacuados un poco más de lo normal debido a la mayor dificultad a la hora de sacar a la tripulación. En cuanto la cápsula tocó el suelo, el equipo de rescate, formado por cinco helicópteros y 18 vehículos de superficie, se acercó para asegurar la cápsula y evacuar a los taikonautas.

Posteriormente, la tripulación voló en un Boeing 737 a Pekín, donde, al igual que ya ocurrió con la tripulación de la Shenzhou 12, fueron transportados al bajar por la escalerilla del avión mientras iban sentados en sillas. Desde allí, se trasladaron al centro de astronautas (ACC) de la capital.

Los astronautas chinos también utilizaron por primera vez el equipo manual de teleoperación, con el que operaron la nave de carga y la estación espacial para encuentro y acoplamiento. El módulo central de la estación espacial de China opera actualmente de forma estable.

 

Elaboración Propia

 

 

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo