¿Se puede impulsar un vehículo de 4 ruedas con el motor de un Jet?

Una Volkswagen Tipo II de 1958 ha sido equipada con un motor turborreactor Rolls-Royce Viper 535, y formó parte del espectáculo en el GP de Austria de la F1.

 

Un gran atractivo de las carreras es el espectáculo visual mezclado con el sonido y la velocidad. Sin embargo, los promotores de carreras en ocasiones organizan actos especiales para entretener a los fanáticos en las tribunas durante las pausas entre los eventos, desde exhibiciones de acrobacias hasta carreras de demostración clásicas. En el Gran Premio de Austria de la F1 celebrado recientemente se incluyó una furgoneta Volkswagen de propulsión a chorro.

Cualquier autocaravana que se describa como "un poco como montar encima de un fuego artificial" y "una de las cosas más increíbles que puedes experimentar" es algo sobre lo que simplemente tenemos que saber más. Con estas frases se define Oklahoma Willy, esta autocaravana que pasará a la historia.

Oklahoma Willy, es un Volkswagen Tipo II de 1958, ampliamente modificado por Perrywinkle Customs en el Reino Unido. Este Tipo II en particular era la variante pickup de la mítica furgoneta VW Bus. La camioneta Tipo II se construyó para el mercado estadounidense y la Tipo II que finalmente se convirtió en Oklahoma Willy fue, por supuesto, exportada a Oklahoma.

Oklahoma Willy fue construido por Perry Watkins de Buckinghamshire. Al explicar cómo se pensó en la camioneta, Perry dijo: "Nos sentamos en el pub, [...], se nos ocurre una idea estúpida y me encierro en el garaje durante cinco años para construirlo". Así nació Oklahoma Willy.

Oklahoma Willy está impulsado por un motor de cuatro cilindros, además de un motor turborreactor Rolls-Royce Viper 535 de 1986. El motor turborreactor pesa alrededor de 350 kilos y produce 3 450 libras de empuje. El motor Viper originalmente estaba instalado en un BAC 167 Strikemaster de la Fuerza Aérea de Omán, un avión de ataque ligero. El turborreactor fue dado de baja en 2009 y finalmente pasó a manos privadas en Reino Unido.

Una furgoneta Volkswagen de propulsión a chorro
Perrywinkle Customs / oklahomawilly.co.uk

El paso a paso de esta transformación ha sido el siguiente. Perry comenzó el proyecto comprando un motor a reacción con la forma de un Rolls Royce Viper 535 que se había fabricado en Bedford en 1978.

Necesitaba desmontarse y reconstruirse, antes de que todo fuera cromado en aluminio pulido; solo esto tomó dos años para llevarse a cabo. Durante los siguientes seis meses, se agregó el dispositivo de postcombustión.

Después de esto, llegó el momento de comprar una autocaravana, entonces Perry compró una furgoneta con zona de carga, que hasta entonces había pasado la mayor parte de su vida en una granja de Oklahoma, un VW de pantalla dividida de 1958.

Acoplar el motor a reacción al VW tomó otros tres años, por lo que en total, todo el proyecto tardó alrededor de seis años en completarse.

Con un peso de 6 600 libras, tiene un motor a reacción con 5 000 caballos de fuerza, lo que significa que podría viajar a 300 mph. Sin embargo, puede valer la pena no alcanzar esa velocidad, con Perry advirtiendo que "probablemente se caería". Como resultado, lo más rápido que ha ido Perry es 157 millas por hora.

La cabina en sí es lo que esperarías de un VW de 1958: tiene todas las características normales que esperarías ver, incluida una palanca de cambios, embrague, velocímetro y, por supuesto, un volante.

Sin embargo, la adición del jet significa que hay algunos controles adicionales. Esto incluye indicadores de monitoreo, botones de arranque, los controles principales y un pedal de hombre muerto: soltarlo mientras se conduce cerrará todo, en caso de que algo salga mal.

Sorprendentemente, no hay vibraciones y tampoco es tan ruidoso para conducir, ya que el ruido está detrás de ti. Si bien Perry lo encuentra emocionante, confiesa que "antes de una carrera, puedes ponerte un poco nervioso, ya que es una gran cantidad de poder lo que liberas de una sola vez". Al conducir así, Perry solo se enfoca en el punto del horizonte y se asegura de mantenerse recto.

Oklahoma Willy generalmente hace apariciones en Santa Pod Raceway, una pista de carreras permanente construida en el sitio de una base en desuso de la Royal Air Force en Inglaterra. Pero como se dijo anteriormente, el Volkswagen propulsado por un jet corrió algunas vueltas en el Red Bull Ring durante el fin de semana de Fórmula 1.

Perry Watkins se describe a sí mismo como alguien a quien no le gusta hacer lo que otros han hecho antes. La instalación de un motor a reacción en un vehículo adaptado para este propósito no es nada nuevo, pero la combinación con un VW Bulli sí lo es. El creador señala que la experiencia de conducción es muy 'complicada'.

Elaboración Propia

 

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo