¿Pueden las tormentas solares causar tsunamis?

El sol tiene mal genio y, a menudo, lo desata en forma de tormentas solares, que arrojan gotas de plasma llenas de partículas cargadas que pueden alterar seriamente los satélites, Internet y el GPS en la Tierra.

 

Con toda la destrucción de la que estas rabietas son potencialmente capaces, ¿podrían realmente desencadenar un tsunami en la Tierra?

La respuesta corta es “no directamente''. Para que se desate un tsunami en la Tierra, tiene que haber un terremoto que retumbe debajo del fondo del océano que desplace el agua y genere una ola colosal y ultrarrápida a través de toda la columna de agua, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. (NOA). Tales terremotos son causados ​​por el mismo tipo de movimiento de placas tectónicas que hace que los volcanes estallan y las ciudades tiemblan.

Pero por aterrador que pueda parecer que la Tierra sea azotada por los vientos plasmáticos de una llamarada solar o la eyección de masa coronal, esas fuerzas no pueden causar directamente que un tsunami real se eleve desde el fondo del océano.

Los científicos coinciden en que las tormentas solares pueden generar ondas de choque de tipo tsunami o "tsunami solares" que causan estragos en el sol y no en la Tierra, como informó la NASA cuando el fenómeno fue captado por su Observatorio de Relaciones Terrestres Solares (STEREO) en 2006.

Esta onda de choque, también conocida como onda de Moreton, era lo suficientemente potente como para comprimir y calentar hidrógeno y otros gases en el sol hasta que toda la estrella ardía con más intensidad. Esto sucedió en solo minutos.

Algunos estallidos solares son tan extremos que pueden dejar su huella en la Tierra, según descubrió un equipo de investigadores en un estudio de 2022, cuando desenterraron evidencia de las consecuencias de uno que golpeó a Groenlandia hace más de 9 000 años. Las partículas que habían sido arrastradas por el viento solar quedaron atrapadas en núcleos de hielo que luego se examinaron en un laboratorio.

Este evento importante en particular no desencadenó un tsunami. Un estudio de 2020 describió un posible vínculo entre las tormentas solares y los terremotos masivos en la Tierra, y se sabe que los terremotos causan tsunamis.

"Encontramos evidencia de una alta correlación entre los grandes terremotos en todo el mundo y la densidad de protones cerca de la magnetosfera, debido al viento solar", escribieron los investigadores, dirigidos por Vito Marchitelli, experto en análisis satelital de la Universidad de Basilicata en Potenzo, Italia. en el estudio. "Este resultado es extremadamente importante para la investigación sismológica y para posibles implicaciones futuras en el pronóstico de terremotos".

Las tormentas solares que afectan a la Tierra son el resultado de erupciones solares o eyecciones de masa coronal, que generalmente ocurren cuando los campos magnéticos del sol se enredan o se rompen. Ambos explotan con cantidades gigantescas de energía y envían intensos vientos solares al espacio.

Cuando las partículas cargadas de los vientos solares llegan a la Tierra e interactúan con la ionosfera  pueden causar fallas en las señales de satélite y GPS, según la NASA. Pero una interacción con la magnetosfera puede hacer más que eso.

Esta es el área en el espacio que rodea al planeta donde los campos magnéticos tienen efectos especialmente fuertes, y está formada por el viento solar que se encuentra con esos campos magnéticos.

Marchitelli y sus colegas propusieron que las partículas del viento solar que golpean la magnetosfera podrían afectar la intensidad de los terremotos. Los investigadores creen que estas partículas están potencialmente asociadas con el movimiento de las placas tectónicas porque su electricidad podría agravar una perturbación existente, como la subducción, en la que una placa tectónica es empujada debajo de otra.

Razonaron que cuantos más protones había en el viento solar que sacudía la magnetosfera, más probable era que exacerbaran los terremotos, algunos de los cuales podrían desencadenar tsunamis.

Sin embargo, el estudio de Marchitelli no examinó la cantidad de tsunamis en períodos de viento solar alto y bajo, por lo que esta idea sigue siendo solo eso: una idea.

Un estudio de 2011 publicado en la revista Scientific Research observó que los terremotos aumentaron durante el máximo solar, el período de tiempo durante el ciclo de 11 años del sol cuando está más activo y es más probable que libere ráfagas de viento solar que distorsionan la forma del campo magnético de la Tierra.

Esto podría ejercer una presión adicional sobre la corteza al empujar el campo magnético de la Tierra contra las placas tectónicas que se encuentran debajo, lo que influye en los terremotos que causan tsunamis.

Por ahora, estos hallazgos siguen siendo controvertidos. En una refutación de 2012, los geofísicos argumentaron que aún no se podía probar una relación entre los terremotos y las tormentas solares. "La influencia de la actividad solar en los terremotos resulta ser un fenómeno esquivo", escribieron en el estudio.

Entonces, las tormentas solares, que son mucho más aterradoras cerca del sol que en la Tierra, no causan directamente tsunamis en la Tierra.

La actividad tectónica regular continúa independientemente de la actividad del viento solar.

Referencia:

SPACE.COM 2022. Can solar storms cause tsunamis? (Press Release)

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo