Primera observación de un asteroide cuádruple

Los científicos aseguran haber hallado una tercera luna, lo que podría convertir a Elektra en un caso único: el primer asteroide cuádruple conocido del sistema solar.

Un grupo de astrónomos del Instituto Nacional de Investigación Astronómica de Tailandia encontró pruebas de una luna que parecía oculta en el interior de las órbitas de las otras dos. Para lograr este descubrimiento, utilizaron su técnica de procesamiento recientemente desarrollada que combina una canalización de reducción de datos y un algoritmo de reconstrucción de función de dispersión de puntos dedicado. Explican que se pudo hallar esta luna mediante un nuevo algoritmo para extraer su luz más débil en las imágenes tomadas. Estas técnicas de reducción de datos usadas por el algoritmo permitieron acceder a una imagen más amplia de Elektra y sus alrededores. La última luna descubierta es un poco más pequeña que las anteriores y orbita a Elektra una vez cada 16 horas.

El asteroide Elektra fue descubierto en 1873, por el astrónomo Christian Peters en el Observatorio Litchfield , Nueva York, cuando orbitaba el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter y lleva el nombre de Electra, un vengador de la mitología griega.

Desde el descubrimiento en 1993 por la nave espacial Galileo de un satélite del asteroide Ida, se han descubierto cientos de sistemas binarios entre asteroides cercanos a la Tierra y del cinturón principal, troyanos y objetos del cinturón de Kuiper.

Si bien son mucho menos frecuentes, los sistemas triples tampoco son excepcionales, con más de una docena de sistemas conocidos en el cinturón principal. Estos sistemas múltiples son de interés específico con respecto a permitir la determinación de la masa de un sistema y restringir los posibles mecanismos de formación (fisión rotacional y dinámica posterior, grandes colisiones, etc.). Los sistemas de óptica adaptativa (AO) de alta resolución han jugado un papel clave en estos descubrimientos.

A fines de la década de 1990, una red de astrónomos de todo el mundo recopiló datos de curvas de luz que finalmente se utilizaron para derivar los estados de giro y los modelos de forma de 10 nuevos asteroides, incluido Elektra. En esos datos pudieron determinar que la curva de luz de Elektra forma una doble sinusoide mientras que el modelo de forma se alarga y el eje de rotación derivado es perpendicular al plano de la eclíptica.

Hasta ese momento, las observaciones ópticas habían encontrado dos satélites de este asteroide. Una vez que se conocen las órbitas, la masa de Elektra se puede encontrar de manera confiable.

El valor de 6,6 × 10 18 kg indica una densidad de 1,3 ± 0,3 g / cm 3 .

Las observaciones ópticas también han determinado que la forma de Elektra es bastante irregular, además de dar indicaciones de diferencias de albedo de 5-15% en su superficie.

También se ha podido observar que pasa frente a una docena de estrellas desde 2007, sobre todo el 21 de abril de 2018, cuando más de 30 astrónomos, en su mayoría ciudadanos, repartidos por cinco países europeos, registraron la caída repentina a la luz de una estrella de undécima magnitud. La trama del plano del cielo de los acordes revela un cuerpo con forma de maní, posiblemente el resultado de una fusión de dos cuerpos al principio de la historia del Sistema Solar.

En 2003, utilizando el telescopio Keck I, los astrónomos descubrieron la existencia de una luna que orbitaba en torno a este objeto. El diámetro del satélite es de 4 km y orbita a una distancia de aproximadamente 1170 km. En 2014, se descubrió una luna interior más pequeña, de unos 2 km de diámetro y que orbitaba Elektra, utilizando el instrumento SPHERE del telescopio Melipal.

Ahora, los científicos aseguran haber hallado una tercera luna, lo que podría convertir a Elektra en un caso único: el primer asteroide cuádruple conocido del sistema solar.

Un grupo de astrónomos del Instituto Nacional de Investigación Astronómica de Tailandia utilizó las imágenes del Very Large Telescope (VLT) de Chile para observar más de cerca a Elektra y encontraron pruebas de una luna que parecía oculta en el interior de las órbitas de las otras dos.

Para lograr este descubrimiento, los astrónomos utilizaron su técnica de procesamiento recientemente desarrollada que combina una canalización de reducción de datos para SPHERE/IFS y un algoritmo de reconstrucción de función de dispersión de puntos dedicado. Al hacerlo, identificaron la presencia de un tercer satélite de Elektra en imágenes de tres épocas diferentes en diciembre de 2014.

Berdeu explica que pudo hallar esta luna mediante un nuevo algoritmo para extraer su luz más débil en las imágenes tomadas por el VLT. Estas técnicas de reducción de datos usadas por el algoritmo permitieron acceder a una imagen más amplia de Elektra y sus alrededores.

Es el primer asteroide con tres lunas. Estamos bastante seguros. Es muy emocionante”, asegura Anthony Berdeu, encargado del estudio.

La última luna descubierta tendría un diámetro de un kilómetro y medio, siendo un poco más pequeña que las anteriores, de 1.2 y 3.7 kilómetros de diámetro. La luna orbita a Elektra una vez cada 16 horas, es la más interna del sistema, navega en una órbita elíptica y probablemente inclinada con un semi eje mayor de 344 km


Si bien se necesitan más datos para refinar su órbita y restringir el modo de formación, esta nueva detección convierte a Elektra en el segundo sistema más rico entre los cuerpos pequeños del Sistema Solar, solo superado por Plutón y sus cinco lunas.

 

Referencia: 

A. Berdeu et al. First observation of a quadruple asteroid. Detection of a third moon around (130) Elektra with SPHERE/IFS.
Astronomy and Astrphysics 2022.
https://doi.org/10.1051/0004-6361/202142623

 

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo