¿Por qué es imposible fotocopiar billetes?

La Constelación de Eurion no es de un conjunto de estrellas que puedas ver volteando al cielo, se trata de una medida de seguridad que tienen los billetes de casi todo el mundo y se encuentra oculta en su diseño, la cual sirve para que las fotocopiadoras de última generación no permita imprimir una copia.

 

¿Alguna vez has probado a imprimir dinero con tu impresora?

Esto es técnicamente imposible porque todas las impresoras son capaces de reconocer cuando se está escaneando un billete. Pero hay mucho más detrás de esta «prohibición». Se trata de un sistema de seguridad poco conocido pero que usa un algoritmo para reconocer los billetes, gracias a pequeñas marcas presentes en muchos billetes. Se llama constelación de EURión, que no es más que una serie de cinco marcas, círculos, posicionadas a una distancia concreta que indica que la imagen corresponde a una moneda de curso legal, por lo tanto tanto las impresoras deben parar inmediatamente de imprimir y las aplicaciones de edición de imágenes no deben modificarlas.

Aunque este es un sistema que tiene como nombre el código EUR de euro, se ha descubierto que se usa en más monedas del mundo, como en algunos billetes de dólar estadounidense, en el antiguo billete de 20 marcos alemanes o en algunos billetes de 20 libras esterlinas. Pero también en francos o dólares canadienses.

Aplicaciones como Photoshop al intentar abrir una fotografía o una imagen que corresponda a un billete automáticamente muestra un mensaje de error avisando que al tratarse de una moneda, no puede modificarse.

«El sistema de disuasión de falsificaciones consiste en tecnologías anti falsificación que evitan que las computadoras personales y las herramientas de imágenes digitales capturen o reproduzcan la imagen de un billete protegido.», expresa el BCE en su sitio web.

Este patrón fue descubierto por el profesor de la Universidad de Cambridge Markus Kuhn en 2002. El profesor estaba experimentando con los recién introducidos billetes de Euro que entraron en circulación el 1 de enero de ese mismo año. Usando un billete de 10 euros y una fotocopiadora Xerox, descubrió que había un patrón de círculos amarillos, naranjas y rojos que provocaba que la fotocopiadora se parase.

En los años 80 y 90 Xerox ya introdujo fotocopiadoras que tenían protección anticopia de billetes. Es ilegal en todos los países imprimir tu propio dinero y las fotocopiadoras que empezaron a hacerse más baratas y más rápidas, eran un peligro para la reproducción de moneda legal. A no ser que un billete lleve sobreimpresionado la palabra «specimen» de forma muy visible, no se puede imprimir.

El BCE sigue de cerca los avances en las tecnologías de impresión y reproducción, así como el número de falsificaciones incautadas. Las falsificaciones son analizadas por los bancos centrales de la zona del euro y el Centro de Análisis de Falsificaciones del BCE, que coordina la información técnica y estadística sobre las falsificaciones. La información almacenada en la base de datos del centro se comparte con las fuerzas policiales nacionales y otros organismos involucrados en la lucha contra la falsificación.

Las tecnologías contra la falsificación, respaldadas por el Grupo de Disuasión de Falsificación del Banco Central (CBCDG) de 10 de las principales autoridades emisoras de billetes del mundo, disuaden la falsificación digital y, al prevenir la producción de billetes falsificados, reducen las pérdidas para las personas y las empresas que podrían recibirlos.

El sistema de disuasión de falsificación consta de tecnologías antifalsificación que evitan que las computadoras personales y las herramientas de imágenes digitales capturen o reproduzcan la imagen de un billete protegido. Evita la reproducción no autorizada de billetes. Sin embargo, para fines legítimos, el BCE dispone de imágenes de alta resolución de los billetes.

Para mantener y mejorar la integridad del euro como moneda mundial, el BCE también gestiona, coordina y financia actividades de investigación y desarrollo de billetes.

Los falsificadores utilizan cada vez más hardware y software de imágenes digitales. En respuesta, el Central Bank Counterfeit Deterrence Group, un grupo internacional de más de 30 bancos centrales que se creó a pedido de los gobernadores de los bancos centrales del G10, ha desarrollado un sistema de disuasión de falsificaciones (CDS) que evita la captura o reproducción de imágenes. de billetes protegidos. El sistema ha sido adoptado voluntariamente por los productores de hardware y software.

Las normas contribuyen a la integridad de los billetes en euros. Garantizan que el público pueda distinguir los billetes auténticos de las reproducciones.

Siempre que las reproducciones en publicidad o ilustraciones no puedan confundirse con billetes auténticos, pueden utilizarse sin autorización previa del BCE.

Elaboración propia

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo