Misteriosa explosión en un centro espacial en China

El puerto espacial de Jiuquan está ubicado en el desierto de Gobi y alberga importantes lanzamientos orbitales.

 

Fue fundado en 1958 y es el primer puerto espacial nacional que se construye en China. Es uno de los cuatro centros de lanzamiento que tiene China y es conocido por los lanzamientos tripulados de Shenzhou del país.

En los últimos años, ha sufrido una serie de cambios para expandir sus operaciones, como en el resto de centros espaciales del país. Efectivamente, además de las dos rampas de lanzamiento dedicadas a cohetes Larga Marcha del gigante estatal CASC, denominadas SLS-1 y SLS-2, que se hallan junto al gran edificio de ensamblaje vertical que solemos asociar con este centro espacial, recientemente se han construido nuevas rampas fuera del recinto tradicional del centro espacial de Jiuquan.

Hace unos años se construyeron las rampas 95A y 95B, situadas a unos cinco kilómetros del complejo principal SLS-1/2, para lanzamientos de pequeños cohetes comerciales de combustible sólido que pueden ser transportados mediante TEL (Transporter Erector Launcher), como son los Kuaizhou 1 (KZ-1), Hyperbola 1 (SQX-1), Ceres 1, OS-M1 o Jielong 1.

Recientemente se han publicado unas imágenes satelitales comerciales que muestran como una explosión dañó severamente las instalaciones de misiles en este centro de lanzamiento de satélites en octubre de 2021.

La evidencia de explosión fue descubierta por entusiastas del espacio, el conocido como Harry stranger las publicó en su cuenta de twitter el pasado 10 de junio.

El accidente ocurrió en instalaciones construidas a unos 16 kilómetros al suroeste de los dos principales complejos de lanzamiento en Jiuquan.

El par de plataformas de lanzamiento son utilizadas por la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CASC) para lanzar cohetes Gran Marcha hiperactivos en vuelos espaciales, misiones civiles, militares y científicas y estas plataformas no fueron afectadas por la explosión. Las imágenes de alta resolución muestran las instalaciones, que probablemente se usaron para probar motores de cohetes sólidos, intactas en octubre de 2021. Los efectos de la explosión son visibles en una foto de noviembre de 2021.

La Misión tripulada china Shenzhou-13 despegó de Jiuquan a las 16:23 UTC del 15 de octubre (12:23 p. m. ET), lo que indica que la explosión tuvo poco o ningún impacto en CASC, el principal contratista espacial del país, y sus principales actividades.

¿Qué ha pasado? No se sabe nada, aunque todo indica que un cohete explotó en la nueva rampa de Jiuquan el año pasado, sin embargo, no hay indicios de que la explosión haya sido reportada por los medios chinos.

Aún no está claro el propósito del uso de las instalaciones y qué fue lo que causó la explosión. Si se echa un vistazo a los lanzamientos en Jiuquan, es probable que las estructuras estén relacionadas con la prueba y el ensamblaje de cohetes sólidos operados por entidades ajenas al CASC. La construcción de las instalaciones de prueba comenzó en septiembre de 2018.

O quizá se trató de una explosión sufrida durante alguna prueba de motores de combustible sólido, ya que no está claro que el nuevo edificio de integración sirva también como rampa (a pesar de que esta opción es la más probable).

Sea cual sea la causa, el caso es que parte del hangar móvil sufrió importantes daños. En definitiva, un nuevo revés para CASIC y sus Kuaizhou. Está claro que al rival de CASC los proyectos espaciales se le están resistiendo más de lo esperado.

La capacidad que tienen las empresas  estatales y privadas chinas de construir centros de lanzamiento en tiempo récord no se deja ver solamente en Jiuquan. En Taiyuan CASC construyó hace poco una rampa específica para el nuevo Larga Marcha CZ-6A, dotada además con un sistema de reducción de las ondas de choque mediante agua (algo que es común en Estados Unidos y otras potencias espaciales, pero no en China).

Del mismo modo, en Taiyuan se están construyendo nuevas instalaciones y en el flamante centro de Wenchang, el más moderno, se ha anunciado la inminente construcción de varias rampas dedicadas a lanzadores privados y alguna más para los lanzadores pesados de la familia CZ-5/7/8.

Paradójicamente, el centro de Wenchang, a pesar de ser el más reciente y el mejor situado para lanzamientos a LEO por hallarse en la isla de Hainán, no goza de mucho terreno libre disponible para ampliaciones futuras. Este hecho, sumado a la enorme demanda de lanzamientos del mercado interno chino, hace suponer que al resto de centros espaciales todavía le queda mucho camino todavía.

Elaboración propia

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo