Astrónomos mapean elemento cósmico misterioso

Un reciente estudio ha proporcionado una pista importante sobre el origen del elemento iterbio en la Vía Láctea.

Se cree que el iterbio fue arrojado al espacio por explosiones de supernovas, vientos estelares y nebulosas planetarias. todas estas grandes fuentes de energía y polvo cósmico, lograron que se el mineral se acumulase en grandes nubes espaciales a partir de las cuales se formaron nuevas estrellas. A estas conclusiones han llegado los expertos tras examinar los espectros de alta calidad de unas 30 estrellas en nuestra Vía Láctea, Para poder realizar estas observaciones, se utilizó luz infrarroja, con esta herramienta, ahora podrá ser posible estudiar grandes áreas de la Vía Láctea que se encuentran detrás del polvo impenetrable,

Una investigación pionera dirigida por la Universidad de Lund brinda nuevas oportunidades para estudiar la evolución de nuestra galaxia. Este reciente estudio ha proporcionado una pista importante sobre el origen del elemento iterbio en la Vía Láctea, ya que han podido determinar que este particular elemento se origina en gran medida a partir de explosiones de supernovas.

El iterbio fue descubierto por el químico suizo Jean de Marignac en 1878. Marignac encontró un nuevo compuesto en La Tierra entonces conocido como erbia y lo llamó iterbia, por Ytterby, la ciudad sueca donde encontró el nuevo componente del erbio. Sospechó que iterbia era un componente de un nuevo elemento al que llamó iterbio. El elemento se descubrió por primera vez en el mineral negro gadolinita, que se identificó también por primera vez en la mina Ytterby. Este elemento fué la primera tierra rara descubierta.

Tiene como nomenclatura Yb y el número atómico es 70, es un elemento metálico del grupo de las tierras raras. Es un metal suave plateado que se corroe lentamente en el aire y se asemeja más a la serie del calcio, el estroncio y el bario que a la serie de las tierras raras. Se encuentra en los minerales gadolinita, monacita y xenotima. El elemento es a veces asociado con el itrio u otros elementos relacionados y se usa en ciertos aceros. El iterbio natural es una mezcla de siete isótopos estables.

El iterbio es un elemento blando, maleable y bastante dúctil que exhibe un brillante lustre plateado. Siendo una tierra rara, el elemento es fácilmente atacado y disuelto por ácidos minerales, reacciona lentamente con agua, y se oxida en el aire siendo uno de los elementos químicos raros que puede ser encontrado en equipos tales como televisiones en color, lámparas fluorescentes y cristales. Cabe destacar que todos los compuestos químicos raros tienen propiedades comparables.

Este mineral, raramente se encuentra en nuestra naturaleza, ya que se da en cantidades muy pequeñas. Normalmente se puede encontrar solamente en dos tipos distintos de minerales. Su uso sigue aumentando, debido al hecho de que es útil para producir catalizadores y para pulir cristales.

Sin embargo, fuera de nuestro planeta este mineral se vuelve aún más interesante, ya que, puede tener dos orígenes cósmicos diferentes. Los científicos señalan que es muy posible que una parte del iterbio provenga de estrellas pesadas con vidas cortas, y que la otra provenga de estrellas más regulares, como el sol, y que crean iterbio en las etapas finales de sus vidas relativamente largas. En las investigaciones calculan que estas dos fuentes podrían aportar aproximadamente el 50% de iterbio cada una.

"Al estudiar estrellas formadas en diferentes momentos en la Vía Láctea, hemos podido investigar cómo de rápido aumentó el contenido de iterbio en la galaxia. Lo que hemos logrado es agregar estrellas relativamente jóvenes al estudio", dice en un comunicado Martín Montelius, investigador astrónomo en la Universidad de Lund en el momento de la investigación, y ahora en la Universidad de Groningen.

Al parecer, el iterbio se origina en gran medida a partir de explosiones de supernovas. Se cree que el iterbio fue arrojado al espacio por explosiones de supernovas, vientos estelares y nebulosas planetarias. Todas estas grandes fuentes de energía y polvo cósmico lograron que se acumulase en grandes nubes espaciales a partir de las cuales se formaron nuevas estrellas. A estas conclusiones han llegado los expertos tras examinar los espectros de alta calidad de unas 30 estrellas en nuestra Vía Láctea, con estas observaciones pudieron brindar un importante apoyo experimental a la teoría del origen cósmico del iterbio.

"El instrumento que usamos es un espectrómetro súper sensible que puede detectar luz infrarroja en alta resolución. Se usó con dos telescopios en el sur de los Estados Unidos, uno en Arizona y otro en Texas", así lo expresa Martín Montelius.

Para poder realizar estas observaciones del iterbio, se utilizó luz infrarroja, con esta herramienta, ahora podrá ser posible estudiar grandes áreas de la Vía Láctea que se encuentran detrás del polvo impenetrable ya que La luz infrarroja, es capaz de atravesar el polvo de la misma manera que la luz roja de una puesta de sol puede atravesar la atmósfera terrestre.

"Nuestro estudio abre la posibilidad de mapear partes extensas de la Vía Láctea que no han sido exploradas previamente. Esto significa que podremos comparar la historia evolutiva en diferentes partes de la galaxia", concluye Rebecca Forsberg, estudiante de doctorado en astronomía en la Universidad de Lund.

El estudio ha sido aceptado para su publicación en Astronomy & Astrophysics.

 

Referencia:

Cornell University 2022. Chemical Evolution of Ytterbium in the Galactic Disk (Press Release)

 

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo