Los mapas terrestres están mal

El sistema que inventó Gerardus Mercator para hacer mapas se convirtió en el más popular de todos y su planisferio llegó hasta las escuelas de nuestro tiempo con toda naturalidad, como si fuera perfecto.

El Mercator no es, ni mucho menos, un mal mapa: estas distorsiones permiten mantener los rumbos marinos en líneas rectas, que era uno de sus objetivos. Y, por ejemplo, Google Maps, Bing y OpenStreetMap usan una variante del Mercator para sus planos a gran escala, ya que sus "rectángulos simétricos se adecúan perfectamente a los mosaicos de píxeles que conforman un mapa digital", explica Simon Garfield. Se han dibujado varios otros mapas planos a lo largo de los siglos, pero todos tienen el mismo problema: es imposible representar la Tierra en 3D en un mapa en 2D sin compromiso. La proyección de Winkel Tripel, diseñada en 1921, es el mapa plano preferido de la National Geographic Society, pero incluso esto tiene problemas de distorsión, particularmente con respecto al Océano Pacífico, que parece más grande en este mapa de lo que es en realidad. En 2021, los astrofísicos produjeron lo que se cree que es el mapa plano más preciso de la Tierra, según informa Live Science.

En 1569, hace exactamente 450 años, el mapamundi parecía el sumun del progreso técnico y lo fue por mucho tiempo. El sistema que inventó Gerardus Mercator para hacer mapas se convirtió en el más popular de todos y su planisferio llegó hasta las escuelas de nuestro tiempo con toda naturalidad, como si fuera perfecto.

Pero ¿por qué se dice que el mapa de Mercator es inexacto? En su momento el geógrafo se topó con el problema que tenían todos: el globo terrestre es una esfera, y convertir esa bola en un plano es bastante difícil.

"Cada mapa del mundo está distorsionado en algún aspecto", dijo a Live Science en un correo electrónico Matthew Edney, profesor de geografía e historia de la cartografía en la Universidad del Sur de Maine.

Mercator “trató el globo como un cilindro y mantuvo los ángulos cuidadosamente en su superficie”, explica el geógrafo Brotton. Los meridianos no convergen como deberían y por eso la Antártida parece tan grande y Groenlandia tan extensa como Sudamérica, a pesar de tener sólo una octava parte de su superficie. Además, Europa parece el doble de amplia que América del sur, cuando realmente es la mitad.

Pero aunque parezca extraño, el Mercator no es, ni mucho menos, un mal mapa: estas distorsiones permiten mantener los rumbos marinos en líneas rectas, que era uno de sus objetivos. Y, por ejemplo, Google Maps, Bing y OpenStreetMap usan una variante del Mercator para sus planos a gran escala, ya que sus "rectángulos simétricos se adecúan perfectamente a los mosaicos de píxeles que conforman un mapa digital", explica Simon Garfield.

"Me gustaría que todos los editores de mapas usarán proyecciones de áreas iguales", dijo Edney. "Pero en última instancia es una cuestión de lo que vende".

Entonces, dado que la proyección de Mercator es defectuosa en lo que respecta a su capacidad para representar el tamaño, ¿hay otros mapas del mundo que deberíamos usar en su lugar? "Una alternativa a la proyección de Mercator que se popularizó en las décadas de 1970 y 1980 es la proyección de Gall-Peters, que es de áreas iguales, pero bastante fea", dijo Edney. "Mi abuelo académico, Arthur Robinson, dijo que hacía que los continentes parecieran ropa interior larga colgada en un tendedero para secar".

Esta proyección tiene sus propios problemas de precisión. Aunque todas las áreas tienen el tamaño correcto entre sí, la mayoría de las masas de tierra están distorsionadas para que así sea. Las masas de tierra aparecen estiradas, horizontalmente en los polos y verticalmente en el ecuador, lo que significa que, aunque los países tienen aproximadamente el tamaño correcto, de ninguna manera tienen la forma correcta. Esta distorsión es, al igual que con la proyección de Mercator, más prominente en los polos. Por su parte, Tom Patterson, Bojan Šavrič y Bernhard Jenny, crearon una nueva proyección llamada Equal Earth. Y aunque el nuevo mapamundi se parece a la proyección Robinson, muestra con más precisión que la mencionada.

Pero hay algo más: el mapa no necesariamente está en la orientación correcta. Vamos, no existe una orientación entre el Norte y el Sur pues el planeta está flotando en la inmensidad del espacio y ahí no hay manera de definir arriba y abajo. Es una convención que tiene sus propias consecuencias, por ejemplo, que socialmente pensamos en jerarquía de quien está arriba o abajo. Dicho de otra manera, podríamos poner el mapa de cabeza y no estaría mal.

Se han dibujado varios otros mapas planos a lo largo de los siglos, pero todos tienen el mismo problema: es imposible representar la Tierra en 3D en un mapa en 2D sin compromiso. La proyección de Winkel Tripel, diseñada en 1921, es el mapa plano preferido de la National Geographic Society, pero incluso esto tiene problemas de distorsión, particularmente con respecto al Océano Pacífico, que parece más grande en este mapa de lo que es en realidad.

En 2011, el Museo Nacional Japonés de Ciencia e Innovación Emergentes (Miraikan) eligió el Authagraph como su herramienta cartográfica oficial y hace tres años, la proyección de Narukawa ganó el máximo premio del Instituto de Promoción de Diseño de Japón.

En 2021, los astrofísicos produjeron lo que se cree que es el mapa plano más preciso de la Tierra, según informa Live Science. Consiste en dos "mapas de panqueques" que se pueden ver uno al lado del otro o uno al lado del otro. Esta forma de presentar la Tierra es fundamentalmente diferente a casi todos los demás mapas planos, y queda por ver si se adoptará ampliamente para su uso en libros de texto y en las paredes de las aulas.

 

Fuente: https://www.livescience.com/why-flat-world-maps-wrong

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo