Los coches del futuro hablarán con el espacio

La ESA está trabajando con los fabricantes de automóviles europeos para garantizar que los vehículos conectados aprovechen todo el potencial del espacio.

 

Autónomo, conectado, sostenible y más eficiente, pero también más cómodos, espaciosos y transformables, estas son tan solo algunas de las características de partida y generales que se toman en cuenta en el  diseño del coche del futuro. Lejos de ser una quimera, el coche inteligente está más cerca.

Los autos conectados de hoy son dispositivos dinámicos y actualizables y, debido a que pueden actualizarse, están bien equipados para convertirse en los autos del mañana.

La ESA está trabajando con los fabricantes de automóviles europeos para garantizar que los vehículos conectados aprovechen todo el potencial del espacio.

Las pruebas de los primeros vehículos autónomos ya están en marcha, incluido un autobús lanzadera autónomo respaldado por la ESA que transporta pasajeros por el campus de Harwell en el Reino Unido.

Mantener los automóviles conectados en todo lugar y en todo momento es esencial para el buen funcionamiento de los vehículos modernos. Sin embargo, en áreas remotas, los vehículos no pueden confiar en los enlaces de comunicación 5G de próxima generación basados ​​en tierra que son necesarios para manejar los grandes volúmenes de datos procesados ​​por los automóviles conectados. En cambio, los satélites de telecomunicaciones aseguran que los automóviles permanezcan conectados.

Elodie Viau, Directora de Telecomunicaciones y Aplicaciones Integradas de la ESA, dirigió un evento sobre el Automóvil del Futuro organizado por el Financial Times que se llevó a cabo a principios de este mes.

Ella dijo: “Los grandes volúmenes de datos y la conectividad segura son indispensables para hacer posibles las tecnologías y los modelos comerciales en el automóvil conectado del futuro. Casi ninguno de los productos y servicios que se están desarrollando actualmente, como la conducción autónoma, las aplicaciones de seguridad, la navegación, el despliegue de infraestructuras, la gestión de flotas, la eficiencia del combustible, etc., sería posible sin recopilar, transformar y transmitir grandes volúmenes de datos, gracias a sistemas confiables. y conectividad ubicua en todo el mundo. Los datos satelitales y la conectividad son elementos tecnológicos clave en esta combinación tecnológica más amplia que incluye conectividad terrestre y otras fuentes de datos”.

“Europa posee activos, competencias e infraestructuras de clase mundial tanto en la industria espacial como en la automotriz. Se necesita más inversión y desarrollo público y privado para ampliar estas tecnologías. En última instancia, el objetivo es que los fabricantes de automóviles europeos sigan siendo competitivos e industrialmente soberanos en su elección de conectividad”. explicó Viau

Por otro lado, Josef Aschbacher, Director General de la ESA, dijo: “El espacio es, sin duda, una parte indispensable de la conectividad futura. Así como el uso de la navegación por satélite al conducir es fundamental hoy en día, las comunicaciones por satélite serán parte de las soluciones de conectividad globales y ubicuas del mañana”

“En ESA, buscamos desarrollar soluciones que permitan futuras aplicaciones y soluciones comerciales. Creemos que al apoyar al sector automotriz europeo para maximizar sus impactos sociales, económicos y ambientales positivos, servimos a la sociedad en general”. añadió Aschbacher

Según datos aportados por los expertos, el 95% de los coches nuevos que se matriculen en 2030 serán eléctricos (55%) o híbridos (40%). Sin embargo, todavía una mayoría del stock de vehículos, en torno al 80%, seguirá siendo de combustión”. La digitalización y el transporte compartido cambiarán drásticamente el mercado.

Está previsto que se realice un simposio separado organizado por la Asociación Automotriz 5G, que representa a muchos fabricantes de automóviles que buscan desarrollar protocolos estandarizados para las comunicaciones 5G.

Los avances ya se ven. Los coches eléctricos o propulsados por hidrógeno, ya circulan por las calles reemplazando a los de combustión fósil como gasolina o diésel, y cada vez es más frecuente ver más puntos de recarga en las vías públicas o lugares de afluencia como restaurantes, centros comerciales o parques.

En plena transición ecológica, 2030 es también la fecha para que el coche conectado sea una realidad. Una conectividad que se desarrollará en tres ámbitos: entre los vehículos, con las redes e infraestructuras de transporte y entre los ocupantes de los coches y el mundo exterior.

Esta conectividad nos permitirá hacer cosas hasta ahora impensables dentro de nuestro auto, como: trabajar, navegar por internet y tener acceso a todo tipo de servicios multimedia durante los trayectos.

En Europa y en Estados Unidos en torno al 70% de los coches estarán conectados en 2030 y en China será el 100% los que disfrutarán de una conectividad total.

Dentro del  sector tecnológico cada año se presentan muchas novedades que permiten a los conductores contar con una experiencia al volante mucho más amigable y también segura.

Referencia:

ESA. 2022. How space is connecting cars. (Press Release)

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo