Las montañas Mare Imbrium de la Luna al detalle

El pasado domingo 4 de septiembre, una espectacular cadena montañosa en la luna se puso a la vista de los observadores del cielo.

 

Las montañas marcan el borde de Mare Imbrium, también conocida como la gran cuenca de Imbrium, una vasta llanura de lava en la superficie lunar creada por un impacto masivo desde el espacio hace casi 4 mil millones de años.

El nombre fue sugerido por el astrónomo italiano Giovanni Battista Riccioli (1598-1671) quien bautizó esta zona en 1651. Es curioso que este «mar» tenía otros nombres como Mare Austriacum o Lacus Marinus pero desde comienzos del siglo XIX quedó desplazado por el actual y se extendió la denominación por la cual lo conocemos.

Con un aspecto que simula toscamente un círculo, el Mare Imbrium, el Mar de las lluvias, es la cuenca más grande en el lado cercano de la luna con un diámetro de aproximadamente 1 160 kilómetros. Aunque tiene aproximadamente la mitad del tamaño de la Cuenca Aitken del Polo Sur en el lado oculto de la luna, Mare Imbrium sigue siendo uno de los cráteres más grandes del sistema solar. Este inmenso cráter fue provocado por el impacto de un objeto de unos 250 kilómetros hace cuatro mil millones de años y cuya lava se asentó, tras emerger, formando esta gran llanura que hoy  podemos ver.

El arco de montañas más al norte son los Alpes Lunares, o Montes Alpes, que consta de cientos de picos que se extienden 280 kilómetros. El más alto de estos, el Monte Blanc, se eleva a 3,6 kilómetros sobre la superficie lunar.

Una ruptura atraviesa los Alpes Lunares llamada Valle Alpino, o Vallis Alpes, que se formó cuando la corteza de la luna cayó entre fallas paralelas. El 4 de septiembre, esta área estuvo visible con binoculares o un telescopio.

Debajo de los Alpes lunares y al sureste de la luna se encuentran las montañas del Cáucaso, Montes Caucasus, una cadena montañosa que se hunde debajo de una llanura inundada de lava que conecta Mare Imbrium con Mare Serenitatis, también conocida como el "Mar de la Serenidad", ubicada al sureste.

Las montañas de los Apeninos, Montes Apenninus, bordean el borde sureste del Mare Imbrium. Esta escarpada cadena montañosa, que recibió su nombre de los Apeninos en Italia, se eleva desde el cercano y prominente cráter lunar Eratóstenes y se arquea de este a noroeste para encontrarse con el Mare Imbrium en el Promontorium Fresnel, que a su vez se encuentra entre el Mare Imbrium y el Mare Serenitatis.

Rodeando el lado sur del cráter Copérnico se encuentra la cadena montañosa Montes Carpatus. Frente a este lado del Mare Imbrium, y al noroeste del cráter, hay una llanura de lava basáltica llamada Sinus Iridum, o la Bahía de los Arcoíris.

Se cree que es la segunda cuenca lunar más joven, los científicos lunares creen que el Mare Imbrium se formó hace 3 850 millones de años cuando un protoplaneta chocó con la luna. Este impacto corresponde a un período en la historia de la luna llamado Bombardeo Pesado Tardío (LHB), también conocido como el cataclismo lunar.

El LHB ocurrió hace entre 4 100 y 3 800 millones de años durante un período en el sistema solar en el que el sistema de la Tierra, incluida la luna, y los otros planetas interiores experimentaron un gran aumento en los impactos de rocas espaciales.

Aunque no hay una explicación firme para este aumento de bombardeo, algunos científicos planetarios creen que puede haber sido causado cuando los planetas gigantes del sistema solar alteraron sus órbitas como resultado de interacciones con material suelto como gas, polvo o incluso pequeñas rocas espaciales.

Esto puede haber perturbado el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter y los cometas del cinturón de Kuiper en el borde exterior del sistema solar, dándoles órbitas excéntricas que los pusieron en contacto con los planetas interiores (Marte, la Tierra, Venus y Mercurio) y la luna.

Tras el impacto que creó la cuenca del Mare Imbrium, otros impactos de rocas espaciales dejaron cráteres más pequeños y jóvenes en su interior. Luego, durante los siguientes cientos de millones de años, los eventos volcánicos inundaron el área con lava, dejando cráteres llenos de lava llamados parches mare.

Como resultado, la región de Mare Imbrium, sus montañas, crestas, canales, llanuras y cráteres marcan una visión fascinante del pasado geológico de la luna. Uno que los observadores del cielo han tenido la emocionante oportunidad de ver por sí mismos el domingo pasado. Es muy posible que el Mare Imbrium nos continúe sorprendiendo.

Referencia:

Space.com. 2022. See the moon's Mare Imbrium mountains on Sunday. (Press Release)

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo