La sonda Parker desvelará más secretos de la atmósfera del Sol

Los científicos podrán predecir si las eyecciones de la masa coronal pueden llegar a golpear a la Tierra o a los astronautas en su camino hacia Marte.

Así como la Tierra tiene su atmósfera, el Sol también tiene la suya, se conoce como corona y en una misión de la NASA del 2014 llamada “Solar Terrestrial Relations Observatory” (STEREO) fueron capaces de determinar que es más grande de lo que se creía. Ahora se conoce que la atmósfera del sol alcanza los 8 millones de kilómetros por encima de su superficie

La misión Stereo ayudó a los científicos a prepararse para la Parker Solar Probe, se trata de una sonda espacial cuya finalidad es entrar a la atmósfera solar para tomar diferentes muestras, como partículas y campos magnéticos, esta sonda despegó en agosto del 2018 y entró a la atmósfera del sol en el mes de abril del 2021.

En un comunicado el administrador asociado de la junta de misión científica de la NASA, Thomas Zurbuchen declaró: “Que la sonda haya tocado el Sol supone un momento culmen para la ciencia solar y una proeza extraordinaria”.

Antes de La Parker Solar Probe la mayoría de las mediciones se habían realizado a una distancia de una unidad astronómica (la que separa la Tierra del Sol, unos 150 millones de kilómetros). La sonda Parker ha logrado registrar nuevos datos sobre la corona, que es la atmósfera exterior del Sol y mil veces más caliente que su superficie

La temperatura media de 2.000.000 de grados Celsius, de la atmósfera solar no afecta a la Parker Solar Probe ya que los materiales con los que se fabricó son resistentes a estas temperaturas tan elevadas, además, lleva un escudo especial y un sistema de refrigeración por agua. En su aproximación alcanzó una velocidad máxima de unos 150 kilómetros por segundo.

Con esta interesante exploración del Sol, los científicos buscan entender por qué se calienta la corona a temperaturas de millones de grados centígrados, y por su puesto, responder la pregunta: ¿cómo se originan las ondas de partículas y campo magnético que constituye el viento solar?

La Sonda Parker permaneció 10 días cerca del Sol y durante este tiempo, los investigadores pudieron observar miles de ondas solitarias, ahora ellos estudian la hipótesis de que sean las responsables de calentar la corona.

Justin Kasper de la Universidad de Michigan (EE UU), autor principal del primer estudio. explica: “Para nuestra sorpresa, cuando nos acercamos al Sol, no solo estas pequeñas ondas fueron más fuertes, sino que también vimos olas gigantes solitarias, como las del océano; y cuando una de ellas pasaba por la sonda, la velocidad del viento podía saltar más de 500.000 km/h en segundos”.

Estas estructuras se conocen como penachos coronales y antes de la llegada de la sonda Parker solo se habían podido ver desde lejos o durante los eclipses de Sol totales, situaciones no muy frecuentes como es sabido, y que dependen no es visible en todos los lugares de nuestro planeta al mismo tiempo. Ahora, gracias a esta misión espacial se han podido ver mucho mejor y de diferentes ángulos  ya que la sonda  voló por encima y por debajo de las  serpentinas que están dentro de la corona.

Esta misión aporta datos de gran importancia para nosotros aquí en la Tierra, los científicos confirman que podrán predecir si las eyecciones de la masa coronal pueden llegar a golpear a la tierra o a los astronautas en su camino hacia Marte.

De la misión espacial con Parker Solar Probe se derivan dos estudios más. El segundo es el del viento solar lento, que se mueve a menos de 500 km/s, los científicos aseguran que este viento se origina en los agujeros de la corona que se encuentran cerca del ecuador del sol.

Como tercer punto de investigación está el análisis de las partículas energéticas, de este tema en particular se encarga un grupo internacional que analiza las observaciones de la luz solar dispersada por los electrones (la llamada corona K) y el polvo (la corona F o luz zodiacal).

Se tiene previsto que la sonda espacial Parker se aproxime al Sol unas tres veces más en un periodo de cinco años, con esto se podría medir la potencia de las ondas solitarias y comprobar si calientan la corona.

Daniel Verscharen del University College de Londres asegura que durante este tiempo, el Sol entrará en una fase más activa de su ciclo de once años, "por lo que podemos esperar resultados aún más emocionantes".

Esta misión de la NASA aún tiene mucho más que aportarnos. Veamos qué otros interesantes secretos guarda para nosotros el Sol.

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo