La NASA quiere crear una base lunar impresa en 3D

El proyecto LINA de la NASA y AI SpaceFactory ya ha mostrado las primeras versiones de las bases lunares para el futuro de la humanidad en el satélite.

La conquista de la Luna cada vez está más cerca. El proyecto LINA de la NASA y AI SpaceFactory ya ha mostrado las primeras versiones de las bases lunares para el futuro de la humanidad en el satélite.

LINA (Lunar Infrastructure Asset) es un puesto avanzado lunar impreso en 3D que surge de una colaboración de varios años entre  AI SpaceFactory  y  la NASA  para desarrollar tecnologías para la construcción de la superficie lunar dentro del marco de tiempo de la Misión Artemis: el regreso de la humanidad a la Luna. 

Dentro de la próxima década, la Misión Artemis enviará astronautas al Polo Sur Lunar, una región descrita como "El Pico de la Luz Eterna", donde el sol es omnipresente y reside en un ángulo de incidencia bajo. Es probable que este sitio esté cerca del borde de un cráter que produce una iluminación de larga duración para la recolección de energía solar y en la proximidad de regiones de cráteres en sombra permanente, que son de interés para las operaciones de recolección de agua.

LINA es un enfoque humilde pero estratégico que es evocador y adaptable al terreno nativo de la Luna. A diferencia de MARSHA, el hábitat de la superficie de Marte de AI SpaceFactory, que fue diseñado como un objeto independiente, LINA es extensible de una sola estructura a un grupo de unidades que se convierten en un puesto avanzado lunar más grande y sistémico. Su orientación proporciona auto-sombreado, aprovechando las características topográficas del paisaje lunar para protegerlo de la radiación solar y cósmica letal.

Junto con la NASA, LINA será construido por robots autónomos en el polo sur de la Luna cerca del cráter Shackleton. "Se completará un diseño arquitectónico y estructural a escala completa basado en las condiciones lunares y en las necesidades de la misión Artemis. Se imprimirá en 3D una estructura a escala en entornos lunares simulados." indicó un vocero de la NASA en un comunicado de prensa. 

Los arcos románicos impresos en 3D del puesto de avanzada, que pueden soportar altas cargas de compresión con un material mínimo, estarían rematados con 2,7 metros de regolito lunar. Esto proporciona la máxima protección posible contra la radiación, los micrometeoritos, la actividad sísmica lunar (terremotos lunares) y los cambios térmicos extremos. Además, la fuerza del compuesto de polímero de AI SpaceFactory dará paso a una estructura sostenible y duradera que podría soportar la habitabilidad a largo plazo y los viajes a más planetas.

Para construir LINA, AI SpaceFactory está avanzando en el desarrollo de un sistema de impresión 3D con clasificación espacial diseñado para operar en el vacío con temperaturas que oscilan entre -170 °C y 70 °C. El primer prototipo de este tipo, construido en conjunto con la NASA, está siendo probado en el Centro Espacial Kennedy en una cámara ambiental lunar diseñada para imitar las condiciones exactas en el polo sur lunar. El material de impresión 3D, formulado por AI SpaceFactory a partir del simulador lunar BP-1, fue sintetizado por el Laboratorio de Operaciones de Regolito y Mecánica Granular de la NASA y posteriormente validado en pruebas de extrusión estática realizadas en vacío.

A medida que ampliamos el horizonte de lo que es posible en el futuro, LINA es un hito arquitectónico y tecnológico que sienta un precedente para realizar exploraciones más distantes que nuestra luna. Diseñado con una esperanza de vida de al menos 50 años, LINA tiene el tamaño para albergar un rover tripulado presurizado como el vehículo de exploración espacial, dispositivos de telecomunicaciones y módulos habitacionales”, comparte el equipo. 

El diseño estructural incorpora tres unidades separadas que comparten un patio comunal e integra un árbol fotovoltaico para capturar y cosechar energía solar directamente. El área de cada unidad es de 75 metros cuadrados, mientras que el área de montaje central es de 90 metros cuadrados y la carcasa impresa en 3D se extiende a lo largo de 8 metros por 9,4 metros con una altura libre de 5 metros. 

LINA se fabricará con una mezcla de alto rendimiento de regolito lunar nativo y aglutinante de polímero de origen terrestre. Para minimizar la masa de polímero importada de la Tierra, AI SpaceFactory estudió numerosas configuraciones, desde caparazones gruesos a delgados, adoptando una sección transversal parabólica para mantener las cargas comprimidas.

En última instancia, la empresa descubrió que un caparazón delgado con una nervadura de refuerzo diagonal tenía la relación más eficiente entre el peso y la capacidad de carga. Un círculo de 5 metros de diámetro inscribe esta geometría específica para que coincida con un gran carenado de cohete, que se encuentra con el suelo en un ángulo de 70 grados para maximizar el espacio interno.

AI SpaceFactory, por su parte, es una compañía de arquitectura y de tecnología de la construcción. Fue, a su vez, la ganadora del 3D Printed Habitat Challenge, el concurso llevado a cabo por la NASA hace un par de años atrás.

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo