Ganímedes revela sus cráteres ocultos

Tras el paso de una misión en el 2021, los científicos todavía están descifrando lo que el encuentro puede enseñarnos sobre el extraño mundo de Ganimedes.

Después de que una misión de la NASA pasara a 1.000 kilómetros de la luna más grande de Júpiter, Ganímedes, en junio de 2021, los científicos todavía están descifrando lo que el encuentro puede enseñarnos sobre el extraño mundo.

 Ganímedes es el satélite natural más grande de Júpiter y del sistema solar, además de ser el único que tiene campo magnético que se cree, es producto de movimientos de convección dentro del núcleo de hierro fundido

Hasta ahora dos misiones han fotografiado previamente a Ganímedes: la misión Voyager 1 en 1979 y la nave espacial Galileo a mediados de la década de 1990. Algunas de esas imágenes, sin embargo, se tomaron en un ángulo menos que ideal, dejando grandes espacios en blanco de los que los científicos no sabían nada; la tecnología también ha mejorado dramáticamente desde que se lanzaron esas misiones.

Así que los científicos estaban encantados cuando el explorador de Júpiter de la NASA, Juno, reveló la superficie cubierta de cráteres de la luna con el mayor detalle jamás visto y vio auroras brillantes que se extendían entre los polos y el ecuador de Ganímedes.

Estas imágenes describieron una plétora de nuevas características en la superficie de Ganímedes, incluidos cráteres de impacto de hasta 100 kilómetros de ancho, dijo Goeffrey Collins, geólogo de Wheaton College en Massachusetts, en la Conferencia de Ciencias Lunar y Planetaria que tuvo lugar el 7 de marzo. a 11 en Texas.

"Nos perdimos algunos cráteres de impacto realmente grandes que simplemente no pudimos ver en los datos de la Voyager", dijo Collins. "Esto debería ser una advertencia para tratar de mapear las cosas a partir de una sola imagen con un ángulo de iluminación, un ángulo de visión. Pasamos por alto este gran cráter de 100 kilómetros que es realmente obvio en los datos de JunoCam. Y otro cráter un poco menos obvio que es unos 110 kilómetros [68 millas] de ancho".

Las imágenes también revelaron varios cráteres más pequeños, de 40 a 50 km de ancho, y múltiples características que los científicos creen que podrían ser el resultado de la actividad volcánica de Ganímedes.

"Hemos encontrado características similares a las de una caldera, similares a las que hemos visto anteriormente en otras partes de Ganímedes", dijo Collins. Las calderas son cráteres volcánicos que, en el caso de Ganímedes, probablemente fueron creados por criovolcanes que arrojan agua congelada y gas desde el interior de la luna.

El número de estas características vistas en las imágenes de Juno sugiere una actividad volcánica mucho más intensa en la luna de lo que los científicos esperaban anteriormente.

"Esto en realidad aumenta en un 30% la cantidad total de características similares a calderas que encontramos en todo Ganímedes", dijo Collins. "Definitivamente nos hace pensar que hemos subestimado esto hasta ahora. Es posible que se encuentren muchos más de estos en Ganímedes a medida que obtengamos nuevos datos".

Ganímedes no solo es la luna más grande de todo el sistema solar, un 26% más grande que el planeta Mercurio, sino que también es la única luna que sabemos que tiene su propio campo magnético. Las variaciones en este campo magnético llevaron a los científicos a concluir que la luna debe tener un enorme océano subterráneo de agua salada, que tiene hasta 60 millas de profundidad y está escondido debajo de una corteza de hielo y roca de 150 km de espesor. El océano convierte a Ganímedes en un candidato principal para la existencia de formas de vida primitivas.

Orbitando a 1,07 millones de km del gigante gaseoso Júpiter, Ganímedes está incrustado en el campo magnético de Júpiter y su enorme gravedad, que atrae a los asteroides y cometas que pasan.

La interacción entre los campos magnéticos de Ganímedes y Júpiter da lugar a brillantes auroras en el primero, las únicas manifestaciones de este tipo jamás observadas en una luna. Las auroras de Ganímedes se descubrieron en imágenes del telescopio espacial Hubble, pero el reciente sobrevuelo de Juno permitió a los científicos obtener más información sobre estos espectáculos relucientes.

"Ahora pudimos ver las ubicaciones exactas de las emisiones", dijo en la conferencia Pippa Molyneaux, investigadora del Southwest Research Institute en San Antonio, Texas. "Pudimos ver la extensión latitudinal de la aurora por primera vez y vemos que hay límites muy definidos en los bordes hacia el polo de ambos óvalos, mientras que cuando te mueves hacia el ecuador, las emisiones caen más gradualmente, por lo que los modelos futuros tendrían que explicar esto".

Ganímedes será el objetivo principal del próximo Explorador europeo de lunas heladas de Júpiter, que se espera que se lance el próximo año.

Referencia:

 

NASA. 2022. NASA flyby of Jupiter's big moon Ganymede reveals auroras and huge unknown craters (Press Release)

 

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo