EyeQ Ultra, el chip de Intel que planta cara a Tesla por la conducción autónoma

Intel ha presentado un chip todo en uno que podría revolucionar la conducción autónoma.

Se trata de la última versión en sistemas de conducción desarrollada por la empresa y será capaz de gestionar más de 176 billones de operaciones por segundo, posicionándose como un fuerte competidor para Tesla. Se basa en un proceso de 5 nanómetros más eficientes donde la arquitectura que han utilizado para su desarrollo es clave ya que incorpora cuatro aceleradores de tareas específicas vinculados a núcleos de CPU adicionales, núcleos de gráficos y procesadores de imágenes.

Un vehículo autónomo es un tipo de automóvil con sensores, procesadores, software y actuadores necesarios para conducirse por sí mismo. Se ha trabajado mucho en la industria para desarrollar una tecnología capaz de darle autonomía total al vehículo y que además esté al alcance del bolsillo de los usuarios.

Hasta ahora la tecnología de los vehículos autónomos ha estado limitada a programas de prueba y vehículos especializados, pero Mobileye cree que puede desempeñar un papel clave en la fabricación de vehículos sin conductor que realmente se puedan ofrecer al mercado.

La empresa propiedad de Intel ha presentado durante el Consumer Electronics Show (CES) mostrado en Las Vegas un sistema en chip EyeQ Ultra diseñado pensando en los vehículos autónomos para el consumidor. Se trata de la última versión en sistemas de conducción desarrollada por la empresa desde 2004. Aseguran que EyeQ Ultra será capaz de gestionar más de 176 billones de operaciones por segundo (TOPS), posicionándose como un fuerte contendiente para el servicio de conducción autónoma de Tesla.

El SoC puede cubrir todas las necesidades informáticas de la autonomía de Nivel 4 (conducción autónoma total en la mayoría de las condiciones), pero según se informa, es el chip de este tipo "más delgado" del mundo: las marcas de automóviles no necesitarán utilizar piezas más complejas y que consumen mucha energía que podrían aumentar los costos o dañar la duración de la batería.

Pero para entender mejor el alcance de esta nueva tecnología repasemos los distintos niveles de autonomía de los vehículos, los cuales se basan en el estándar SAE J 3016, de "términos relacionados con los sistemas de automatización de conducción para vehículos de motor en carretera" y donde se establecen cinco niveles de conducción autónoma o automatización: de 0 (ninguna automatización) a 5 (vehículo completamente autónomo). Para cada nivel se indica la capacidad mínima que debe tener el vehículo con respecto a la automatización de funciones. Hagamos un breve resumen de los niveles para tener una mejor idea del alcance de esta tecnología.

Nivel 0: No hay automatización de la conducción: las tareas de conducción dinámica son realizadas completamente por el conductor. 

Nivel 1: Asistencia al conductor: el vehículo cuenta con algún sistema de automatización de la conducción, ya sea para el control del movimiento longitudinal, ya sea para el control del movimiento lateral, pero no ambas cosas a la vez. El conductor se sigue ocupando de lo demás.

Nivel 2: Automatización parcial de la conducción: el vehículo cuenta con sistemas de automatización de la conducción tanto para el control del movimiento longitudinal, como para el control del movimiento lateral, ambos a la vez. El conductor sigue siendo conductor y debe estar atento a todo lo que sucede.

Nivel 3: Automatización condicionada de la conducción: el vehículo cuenta con sistemas de automatización de la conducción tanto para el control del movimiento longitudinal, como para el control del movimiento lateral, ambos a la vez. El conductor a veces lo es y a veces no.

Nivel 4: Automatización elevada de la conducción: el vehículo cuenta con sistemas de automatización de la conducción tanto para el control del movimiento longitudinal, como para el control del movimiento lateral, ambos a la vez. Desaparece la figura del conductor. Aqui estarán los vehículos con el EyeQ Ultra.

Nivel 5: Ningún vehículo alcanza hoy en día este nivel si nos ceñimos estrictamente a las definiciones del estándar SAE J3016. Quizás se podría considerar el prototipo de coche autónomo de Google sin conductor.

“Los vehículos autónomos de consumo son el juego final para la industria”, dijo el profesor Amnon Shashua, presidente y CEO de Mobileye durante la presentación. “Al desarrollar toda la solución de conducción autónoma — desde hardware y software hasta modelos de mapeo y servicio— Mobileye tiene una perspectiva única de los requisitos exactos para el sistema de conducción autónoma que nos permite alcanzar la optimización de rendimiento y costo que hará que los vehículos autónomos de consumo sean una realidad".

El EyeQ Ultra se basa en un proceso de 5 nanómetros más eficientes, pero la arquitectura es la clave. El diseño de Mobileye gira en torno a cuatro aceleradores de tareas específicas vinculados a núcleos de CPU adicionales, núcleos de gráficos y procesadores de imágenes.

Mobileye no espera los primeros chips EyeQ Ultra en funcionamiento hasta finales de 2023, y no verá la producción completa hasta 2025. Sin embargo, eso está aproximadamente en sincronía con los planes de vehículos autónomos de numerosos fabricantes de automóviles.

Veamos que ocurre dentro de tan solo 4 años en este sector, quizás empecemos a ver coches autónomos en las calles antes de lo que imaginamos, pues este ya no es tan solo una idea loca en la cabeza de algún ingeniero… es ya una realidad. 

 

Fuente: https://www.sae.org/

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo